Es noticia
Menú
Los datos que explican a Nadal en Roland Garros (y por qué sería extraño que perdiese)
  1. Deportes
  2. Tenis
se jugarán también el número 2 del mundo

Los datos que explican a Nadal en Roland Garros (y por qué sería extraño que perdiese)

Para conseguir su décimo título en París necesita ganar a Wawrinka, a quien ha ganado en 15 de sus 18 cruces. Aspira a ganar el torneo sin ceder un set, como ya ha hecho en dos ocasiones

Foto: Rafa Nadal, en el partido contra Thiem. (Reuters)
Rafa Nadal, en el partido contra Thiem. (Reuters)

Estos son los datos que explican, o al menos intentan explicar, la superioridad de Rafael Nadal en Roland Garros. En general, también en particular este 2017. Porque lo que se está viendo, una apisonadora por las pistas principales del complejo tenístico, no es más que una representación a escala de lo de siempre, la mayor superioridad que existe en el tenis, una de las mayores en el deporte en general

Ha estado 10 horas en las pistas, lo cual es muy notable si se tiene en cuenta que ha disputado seis partidos. No llega a las dos horas de media. Es cierto, la lesión de Pablo Carreño le hizo aún más sencillo el camino, pero igualmente su tiempo de juego está siendo muy escaso. Solo con comparar es suficiente, Wawrinka lleva 15 horas, un 50% jugando al tenis en París. Y eso que su torneo es muy notable. Tanto que, hasta las semifinales, él tampoco había perdido un solo set.

Nadal ha perdido en esta competición 29 juegos. Solo 29 juegos en 18 sets. En la semifinal contra Murray, Wawrinka cedió 24. Si se contrasta con la historia, solo en una ocasión un jugador llegó a la final con mejores resultados. Fue Bjorn Borg, con 27, en 1978, año en el que, por supuesto, ganó el torneo con facilidad. Al sueco se le consideraba el mejor terrícola de la historia. Luego llegó Nadal y dejó obsoletos los libros de récord. El siguiente mejor torneo de Nadal en este sentido, 2012, le llevó a la final con 35 juegos perdidos, seis más que los de este año.

En la era open ningún jugador o jugadora ha ganado diez títulos en un Grand Slam. Ese será el reto el domingo. El resto, en cualquier grande, no están ni cerca. Borg tiene seis en París. Emerson otros tantos en Australia. Federer y Sampras siete en Wimbledon, como Bill Tiden en el US Open. Nadie tiene ocho, nueve o diez, que es lo que está en la mano de Rafael Nadal esta semana. O, lo que es lo mismo, nunca nadie antes dominó tanto un torneo como Nadal este 'grand slam'. Porque fuera del 'grand slam' tampoco busquen: los récords los tienen con ocho títulios Guillermo Vilas en Buenos Aires y Federer en Halle.

Y el diez tiene algo de número áurico, pero no desconocido. Esta temporada, en la gloriosa gira que ha tenido por la tierra batida, también lo ha conseguido en Barcelona y Montecarlo.

Dato en contra, Wawrinka ha jugado tres finales de grand slam y siempre ganó. Una de ellas, en Australia 2015, aprovechándose de unas molestias en la espalda de Nadal. Una carrera perfecta en este sentido. Claro que lo que sí es seguro es que en este partido se romperá uno de esos historiales sin imperfecciones, porque el jugador español ha ganado siempre que llegó a la final en París. Nueve victorias, ninguna derrota.

Solo dos partidos en el quinto set

Nadal nunca ha necesitado jugar los cinco sets en una final de Roland Garros. En sus victorias anteriores nunca lo necesitó. Claro, que esto tampoco es tan extraño. Ha jugado ochenta partidos en las pistas parisinas y solo en dos ocasiones necesitó irse a la quinta manga. La más sorprendente de ellas es contra Isner, en primera ronda de 2011. La otra, quizá más lógica, en las semifinales de 2013 contra Novak Djokovic, cuando necesitó de un 9-7 en ese set para plantarse en el último partido. En ambos casos fue campeón.

Dos veces son también las que Nadal ha pasado por el torneo sin perder un solo set. 2008 y 2010 son, probablemente, las dos ediciones más sencillas para la leyenda española. En ambas consiguió llevarse el trofeo a casa sin haber sufrido ni medio revés, tal y como también puede ocurrir en este 2017 en el que, por supuesto, no ha perdido aún un solo parcial.

Algunas diferencias numéricas entre Wawrinka y Nadal. Han jugado en 18 ocasiones, el suizo solo ha conseguido ganar en tres de ellas. Eso supone un 83% a favor del español. Tiene mucho que ver en este dominio que el rival del español en la final tiene el revés a una mano, un golpe que la leyenda de los nueve (por el momento) Roland Garros ha destrozado siempre. Wawrinka es uno de los grandes jugadores de su tiempo, tiene tres grandes (tantos como Murray, por ejemplo), pero no juega en la misma liga que Nadal. Y quizá la mayor prueba de ellos es lo económico, Nadal ha ganado más de 83 millones de dólares en premios; Wawrinka no llega a los 30. Claro que no es más que una extensión de su dominio en títulos (72-16).

El próximo lunes habrá nuevo número 2 del mundo. Será quien gane la final. Si es Nadal, conseguirá su mejor posición en la lista mundial desde octubre de 2014. Pero este dato, en realidad, tiene más mérito si es el suizo quien logra tan alta distinción. Porque Nadal, Federer, Djokovic y Murray se han repartido sin parar los dos primeros puestos de la ATP desde ¡2005! El último jugador fuera de estos cuatros en meterse como número dos del mundo fue Lleyton Hewitt​, hoy retirado.

No son solo números, son tendencias. Rafael Nadal es el mejor jugador de la historia en la tierra batida, el mejor jugador de la historia en Roland Garros y está haciendo su mejor torneo de siempre en las pistas parisinas. Tiene una final por delante, si la pierde todo lo acontecido no servirá de nada. La lógica, sin embargo, invita a pensar en que el domingo, a media tarde, Wawrinka le estará felicitando por su victoria. Ganar a Nadal en París es uno de los retos más complicados del deporte mundial, si no el que más.

Estos son los datos que explican, o al menos intentan explicar, la superioridad de Rafael Nadal en Roland Garros. En general, también en particular este 2017. Porque lo que se está viendo, una apisonadora por las pistas principales del complejo tenístico, no es más que una representación a escala de lo de siempre, la mayor superioridad que existe en el tenis, una de las mayores en el deporte en general

Tenis - Roland Garros Rafa Nadal
El redactor recomienda