Bendito último turno: Nadal se olvida del calor y los problemas para arrollar a Sela
  1. Deportes
  2. Tenis
VICTORIA PARA EL ESPAÑOL POR 6-1, 6-0 Y 7-5

Bendito último turno: Nadal se olvida del calor y los problemas para arrollar a Sela

Nadal se clasificó a los octavos del Open de Australia por la puerta grande, después de pasar por encima a un Dudi Sela que sólo reaccionó en el tercer set (6-1, 6-0 y 7-5)

Foto: Rafa Nadal sacó su mejor versión ante Dudi Sela para meterse en los octavos de final del Open de Australia.
Rafa Nadal sacó su mejor versión ante Dudi Sela para meterse en los octavos de final del Open de Australia.

Rafa Nadal se clasificó a los octavos de final del Open de Australia por la puerta grande, después de pasar por encima a un Dudi Sela que fue arollado en lso dos primeros sets y sólo reaccionó en el tercero, cuando ya era demasiado tarde (6-1, 6-0 y 7-5). Parece mentira que el jugador balear tuviera tan graves problemas sobre la pista el pasado miércoles, cuando sufrió lo indecible ante Tim Smyczek para pasar de ronda. En aquel partido, Nadal tuvo calambres, náuseas y una brutal deshidratación que olvidó por completo un par de días después para sacar su mejor versión en la Rod Laver.

"Rafa ha comido bien. Ha descando, entrenado bien y, por supuesto, le ayuda que le hayan puesto a jugar el último turno del viernes, sin tener que aguantar el calor y el sol". Así hablaba Ángel Ruiz Cotorro, médico de la Federación Española de Tenis desplazado a Melbourne horas antes de la disputa del partido ante Sela. Y, lo cierto, es que no le faltaba un ápice de razón. Sin sol, sin el tremendo calor australiano y con las temperaturas algo más bajas gracias a jugar en el último turno, Nadal pudo sacar su mejor versión para pasar por encima del israelí dando un golpe de autoridad.

La gran duda sobre Nadal después del duro partido de segunda ronda era ver cómo se encontraba físicamente. Pero despejó cualquier atisbo de incertidumbre a las primeras de cambio. El tenista español saltó a la pista con las ideas muy claras: muy agresivo, pegando muy fuerte, buscando las esquinas y, por supuesto, olvidando los errores no forzados, uno de sus grandes puntos débiles ante Smyczek. Se veía al español muy enchufado, viendo que la bola le corría y pegando siempre desde muy arriba, lo que le permitía mandar ante un Sela que no encontraba la manera de desactivarle.

*Álbum: Vea las mejores imágenes del partido entre Nadal y Sela

Así, el primer set fue coser y cantar para Nadal. En poco más de media hora, Nadal se llevaba el primer parcial endosando un severo 6 a 1 al su rival. No sólo hizo efectivos tres 'breaks', sino que consiguió 11 golpes ganadores por los 3 de su rival y mejoró notablemente con su servicio, al hacerse con el 90 por ciento de los puntos que puso en juego. De hecho, el español se llevó los primeros cuatro juegos del partido con total solvencia, y Sela no conseguiría su primer juego hasta su tercer saque, cuando ya era demasiado tarde para reaccionar. Nadal siguió como una apisonadora para llevarse el set (6-1).

Pero si parecía que en el primer set había empezado el español como una moto, el segundo confirmó que lo mejor estaba por llegar. Con ocho juegos seguidos -los dos para cerrar la manga inicial más los seis de la segunda-, Nadal puso la directa hacia los octavos de final. Con un 'rosco', Nadal se hacía con un nuevo parcial en el que Sela poco más podía hacer. Pese a que intentaba sacar buenos golpes, Nadal era muy superior, siendo capaz de contrarrestrar cualquier intento de reacción del israelí. Como un verdadero huracán, el español arrollaba a su rival en el segundo set (6-0).

El español sumaría su noveno juego consecutivo, al llevarse el primero del tercer parcial hasta que, por fin, Sela se iba a llevar su primer saque después de mucho tiempo. Tan importante era la paliza que estaba recibiendo que todo el público de la Rod Laver y el propio jugador celebraron el juego como si acabara de ganar el choque. A partir de este momento, dos situaciones se dieron lugar: el israelí empezó a soltarse, mostrando un juego que no había sacado hasta el momento y Nadal bajó el pistón. El israelí reaccionó y complicó a Nadal, pero el español mantuvo la calma para cerrar el partido (7-5).

Ahora, el español se medirá en los octavos de final del Open de Australia al sudafricano Kevin Anderson, que derrotó a Richard Gasquet por 6-4, 7-6 y 7-6. Después del gran sufrimiento de segunda ronda, el español vivió un partido mucho más tranquilo que le permite encarar el momento definitivo del torneo con grandes sensaciones. El bendito último turno permitió a Nadal no sufrir el castigo del calor ante Sela, lo que le permitió sacar su mejor tenis y mandar un aviso a sus rivales: Nadal está dispuesto a ir a por todas en el Open de Australia. Su mejor versión está de vuelta.

Rafa Nadal Dudi Sela Tenis - Open de Australia
El redactor recomienda