el tenista balear se 'desnuda' en una entrevista

Rafa Nadal: "La felicidad de estar en España no se paga con dinero"

Nadal confirmó, en un acto del Banco Sabadell, su regreso a las pistas con el 2015 y dio a conocer su lado más personal, algo que ya hace en un anuncio

Foto: Rafa Nadal navegando en Ibiza (Archivo)
Rafa Nadal navegando en Ibiza (Archivo)

Rafa Nadal acudió a un acto del Banco Sabadell para confirmar su regreso a las pistas con el 2015 y dar a conocer su lado más personal, algo que ya hace en un anuncio de la entidad bancaria, una campaña "muy cercana" y "distinta" a lo que había hecho. El tenista balear habló sobre su vida más allá del tenis y dejó algunas confesiones, como la que se refiere a sus finanzas.

"Si viviera fuera tendría más dinero, pero no sería feliz. La felicidad de estar en España no se paga con dinero. Yo no llevo las finanzas, me dedico a jugar al tenis y nada más. Sigo las cosas, pero no me preocupo mucho. Mi prioridad es seguir jugando al tenis el máximo tiempo posible", contó. ¿Y después? "Me gustaría trabajar, seguir vinculado al deporte. Tengo otras cosas por ahí junto a mi padre y me gustaría seguir con ello. Empezamos la Academia, un centro deportivo donde queremos combinar educación de colegio internacional y tenis", explicó Nadal, que no estableció una fecha para su retirada. "Yo todavía tengo motivaciones", dijo.

"Ahora lo que me hace feliz es salir a una pista y tener la sensación de que puedo competir contra cualquier contrincante. Ser número uno no me hace más feliz, prefiero serlo, pero no me da la felicidad. Ahora lo que quiero es alargar mi carrera lo máximo posible y seguir con opciones", añadió.

Tras perderse la Copa de Maestros por la operación de apendicitis, el tenista balear confirmó que volverá a entrenar el 1 de diciembre y que reaparecerá Abu Dábi. Ese torneo y el de Doha son los dos que disputará antes del Open de Australia que comenzará el próximo 19 de enero. "Ha sido un año complicado. Desde Australia con los dolores de espalda. Este verano que tuve la muñeca y luego la apendicitis, pero dentro de este año tan complicado he conseguido jugar la final de un Grand Slam y he conseguido ganar algo", comentó sobre la temporada que termina.

La importancia de su tío

En este sentido de años complicados y problemas, Nadal quiso volver la vista atrás y remontarse a casi una década: "Cuando tenía 19 años fue el momento más difícil y complicado de mi carrera. Todos los demás momentos, 2012, 2013 y 2014 fueron complicados, pero en 2005 fue el año que empece a destacar, conseguí terminar número 2 del mundo y justo ese año, tras las final de Madrid y de un día para otro, me levanté cojo y no sabía si podía volver a competir para ser profesional. Cuando pierdes una final te sientes triste, pero en 2005 fue mi peor momento. El más emocionante pudo ser en 2007 cuando gané Wimbledon, pero no se si el más importante", reconocía el tenista.

Pese a las adversidades, la dureza mental del que fuera número 1 del mundo queda patente en cada palabra igual que en cada set sobre la pista: "Siempre pensé que volvería a jugar. En mi cabeza siempre estaba que encontraría una solución aunque lo médicos dijeran que era complicado. Me planteé buscar la solución para volver a jugar", explicó.

Gran parte de la responsabilidad de esta manera de ser de Nadal la tiene la formación que le dio su tío desde que era un niño. "De pequeño tuve la gran suerte de tener a alguien como tío a mi lado", afirmó. Rafa y Toni siguen unidos pese a los años y las dificultades: "Soy un caso un poco especial. Nunca he echado a nadie de mi equipo y no se me pasa por la cabeza echar a mi tío. Siempre he tenido la sensación de que los demás quieren ayudarme. En cualquier caso de la vida, las personas que destacamos por algo, nos acostumbramos al elogio constante y creo que es peligroso porque cuando no escuchas cosas positivas no te gusta escucharlo. En mi caso, siempre les he dado libertad para que me digan lo que piensan".

Unos rituales nada positivos

Su ausencia, junto con la  de otros jugadores, en la eliminatoria de la Copa Davis contra Brasil que supuso el descenso de España y levantó la polémica, amplificada días después con el nombramiento de Gala León como nueva capaitana del equipo. Esa decisión no recibió el apoyo de los jugadores. "Los líos que hay no afectan a la participación, simplemente la hace más complicada para la armonía entre los jugadores. Los problemas físicos no me permiten hacer las cosas que quiero o no quiero. Espero poder jugarla otra vez", dijo. El equipo español se jugará su vuelta al Grupo Mundial el próximo mes de julio contra Rusia o Dinamarca.

Nadal habló de todo y calificó de "desagradecido" a Andre Agassi por revelar en su elogiada autobiografía que odiaba el tenis y confesó que sus tan característicos rituales no son nada positivos. "Si pudiera dejar los rituales lo haría. Creo que el tenis es un deporte que mentalmente es complicado. Cada partido es importante, cada partido significa una cosa y es una tensión que dura todo el año. Al final buscas algo que te ayude a darte la sensación de que estas centrado en lo que estas haciendo. Es mucho mejor no tener que hacer todo eso. Ojalá fuera una táctica cuando tardo al sacar, pero no tengo la intención de molestar a nadie. Tanto Djokovic como yo éramos de los que más tardábamos en sacar y ahora menos porque se nos presiona más".

Tras una temporada complicada y una carrera repleta de éxitos, el mejor tenista español de todos los tiempos tiene claro que quiere seguir estando en lo más alto y no se ha aburrido ni cansado de victorias: "Cansa mucho más perder que ganar. Lo que te cansa es la tensión diaria, todo lo que tienes que hacer para ganar. Lo que hace bonita la victoria es todo lo que se ha hecho antes para conseguirla, a nivel interior también es así", concluía.

Tenis
Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
19 comentarios
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios