SEGUNDA VICTORIA AGÓNICA: 6-7 (4), 6-2 y 6-1

Nadal tuvo que vencer a dos rivales para estar en cuartos: Youzhny y sus nervios

Un día después, se volvió a repetir el guion: Rafa Nadal sufrió más de lo esperado y necesitó casi tres horas para poder derrotar a su rival (6-7, 6-2 y 6-1)

Foto: Rafa Nadal devuelve la pelota a Mikail Youzhny (Reuters).
Rafa Nadal devuelve la pelota a Mikail Youzhny (Reuters).

Un día después, se volvió a repetir el guion. Rafa Nadal necesitó casi tres horas para derrotar a Mikhail Youzhny en los octavos del Masters 1.000 de Roma. El número uno de la ATP dio un paso más hacia la final del campeonato que se disputa en el Foro Itálico al ganar por 6-7 (4), 6-2 y 6-1 al tenista ruso. La agónica victoria le abre las puertas de cuartos, donde se enfrentará a Andy Murray. “Lo positivo es que estoy encontrando otra vez la pasión, la motivación, la fuerza interior para luchar los partidos complicados”, aseguró tras el choque.

Lo cierto es que Rafa Nadal notó en sus piernas el partido frente a Gilles Simon. Comenzó sin frescura y muy lento. El paso del tiempo benefició al mallorquín que, poco a poco, cogió ritmo haciendo más abismal las diferencias que existían entre Youzhny y él. Todo hacía parecer que tenía el primer set controlado hasta que apareció la ansiedad. Los nervios le jugaron una mala pasada e incapaz de controlarlo, dio vía libre a su rival. Rafa se desesperaba ante la imposibilidad de frenar al ruso. El primer set, que duró una hora y trece minutos, fue muy ajustado y acabó resolviéndose por el desempate (7-4) a favor del tenista ruso.

Con todo en contra y la cabeza baja, Rafa Nadal pareció encontrar la solución a sus problemas. Y ésta no era otra que jugar al tenis. La segunda manga, que no superó la hora de duración, acabó del lado del mallorquín que dominó esa etapa del encuentro ganando a su contrincante (6-2) después de remontar el 0-2 adverso inicial y apuntarse seis juegos consecutivos. Youzhny fue incapaz de frenar la reacción de Nadal que se situó 5-0 y dejó encarrilado el triunfo final en el choque disputado en el Foro Itálico.

El número uno del mundo aprovechó la comparecencia posterior al partido para elevar sus quejas contra la organización. El de Manacor se mostró molesto por haberle asignado el último partido del día en la primera jornada y de nuevo este jueves contra Andy Murray: “El director del torneo me dijo que solo jugaría de noche el primer día y el tercero me ha vuelto a poner de noche, pero esto es lo que es. Al final hay que aceptarlo, no son las condiciones ideales para mí, pero voy a intentar hacerlo bien”.

Además consideró que las actuales condiciones meteorológicas en la capital italiana, unidas a la diferencia de altitud entre Madrid, en alto, y Roma, situada al nivel del mar, dificultan el juego y no ayudan a encontrar buenas sensaciones: “He jugado un día de noche y con bastante viento y al siguiente de día con un huracán. Es complicado encontrar buenas sensaciones jugando con estas condiciones. Y si a esto le unimos un cambio drástico de condiciones entre Madrid, donde la bola es mucho más viva, y lo que sucede aquí, hace que las cosas sean complicadas”.

Finalmente, Nadal aseguró que él solo piensa en sí mismo y en hacer las cosas bien: “Voy a intentar jugar con la intensidad que requiere el partido y creo que físicamente voy a estar preparado. Me falta tener un poco más de fortaleza en los tiros, pero vamos a pelear por ello y a ver si puede ser un buen día. Es un partido complicado pero también me puede dar un cambio si consigo jugar a un buen nivel”.

Tenis
Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
4 comentarios
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios