RECHAZÓ UN AVIÓN PRIVADO PARA VENIR A LA DAVIS

Campeón ejemplar: Nadal, sin descanso, viaja a Madrid para salvar a España

Como paradigma de todo lo bueno que se puede transmitir desde la élite deportiva encontramos a un joven balear de 27 años, el tenista Rafael Nadal

Foto: Sin tiempo para clebraciones, Nadal estará esta semana en la Caja Mágica.
Sin tiempo para clebraciones, Nadal estará esta semana en la Caja Mágica.

Los valores intangibles que emanan del deporte hacia la sociedad parecen imposible de recoger en dosieres de candidaturas olímpicas o en sesudos análisis sobre los caros fichajes de Neymar o Bale. Como paradigma de todo lo bueno que se puede transmitir desde la élite deportiva encontramos a un balear de 27 años, Rafael Nadal, que en las próximas semanas podría recuperar el número uno del mundo, una situación que elt enista español empieza a ver realmente cerca.

"Estoy muy contento por todo lo que ha ocurrido este mes. Esta última semana ha sido especial. Estoy muy agradecido a todos por el apoyo que me han dado desde que he podido volver a competir en el circuito. Se ha conseguido algo que ni en mis sueños podía estar. Está siendo un año muy emocionante, quizás el más emocionante de mi carrera. Ser número uno está al alcance. Creo que voy a serlo en las próximas semanas. Otra cosa es terminar en esa posición a final de temporada. Éste es el objetivo final que realmente me motiva e ilusiona", señaló Nadal.

Este chico se ha habituado a ponerse el traje de superhéroe para desempeñar su trabajo, que no es otro que jugar al tenis. Raqueta en mano, ha acostumbrado a sus compatriotas a disfrutar de sus triunfos increíbles, superando adversidades tan cotidianas como son los problemas de salud o los objetivos a priori infranqueables. Este martes España se fue desperezando con una noticia recién salida del horno que contaba la última hazaña de Nadal, un tenista que nunca baja los brazos y que tiene en su mente el arma principal para ganar (y muchas veces) a jugadores mejor dotados que él desde el punto de vista técnico.

Y como el flamante campeón del US Open 2013 no olvida, como sí les pasa a muchos otros, que es de carne y hueso, sus actos se tiñen siempre de coherencia y humanidad. La Real Federación Española de Tenis le propuso viajar a Madrid en avión privado nada más terminar su final en Nueva York, ofrecimiento rechazado de plano por el tenista debido a que entendía que, en la situación actual del país, ese no era un comportamiento apropiado. Su tío y entrenador, Toni Nadal, despejó posibles interpretaciones demagógicas, admitiendo que si se tratara de una final de la Davis quizá una medida como esa sí sería necesaria y comprensible, pero que en esta ocasión era un gasto desmedido.

Dar ejemplo, vamos. Lo que tantos protagonistas de la esfera pública se olvidan que es tan necesario. Así, Nadal llegará el miércoles por la mañana a Madrid en vuelo regular, donde a partir del viernes el equipo español de Copa Davis jugará la eliminatoria de permanencia ante Ucrania para seguir perteneciendo al Grupo Mundial. Ante esa delicada situación deportiva, Rafa aceptó venir al rescate y atender la llamada del capitán Alex Corretja, decisión que cobra mayor relevancia en un jugador que no hace mucho ha superado una nueva fase de convalecencia por una lesión casi crónica y que tiene en el descanso el mejor bálsamo.

Camino del número uno

Por sus problemas de rodilla, el exnúmero uno (pronto lo recuperará si no pasa nada raro) comenzó a desaparecer como el Guadiana del calendario ATP a partir de 2009. Esto también afectó a su participación en la Copa Davis, torneo que el resto de la ‘Armada’ ya ha conseguido ganar incluso sin su mejor tenista. Nadie le habría reprochado nada si esta semana hubiera preferido ser un espectador más de la eliminatoria de España, mientras descansaba de su gran racha veraniega en pista dura (con su gran triunfo en Flushing Meadows como colofón) preparándose para el próximo Master 1000 de Shanghai que da comienzo ya en octubre y donde se espera que asalte el número uno de Novak Djokovic.

Pero consciente de su peso tenístico y simbólico en la España actual, Nadal ha preferido asumir como natural este esfuerzo particular y estar al lado de Robredo, Verdasco y su gran amigo Marc López para jugar en la Caja Mágica durante el fin de semana una eliminatoria más de la Davis en casa.

De poco importa que se juegue en tierra batida, superficie que hace tres meses que no pisa, que apenas pueda recuperarse del jet lag, que el cansancio se le acumule en unas piernas que aprecian tanto el reposo o que sólo se vaya a entrenar desde 48 horas antes en la pista donde jugará. Estamos ante un campeón ejemplar, que actúa con la responsabilidad que deben asumir los que se saben importantes, diferentes. Nadal es sacrificio ante cualquier adversidad, lucha, ansias constantes de mejora y victoria. Todo ello amarrado con un inmenso sentido común. Lo dicho, un ejemplo incalculable en los tiempos que corren.

Tenis
Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
23 comentarios
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios