La ELA no quiere que hablen de ella

La ELA no quiere que hablen de ella

En todo este tiempo que no he publicado mi columna, han ocurrido muchas cosas. Aunque no es mi intención contarlas todas hoy aquí, voy a hacer un resumen de lo ocurrido

Le llamaban Sae, murió en la calle

Le llamaban Sae, murió en la calle

Tras comprobar que teníamos la misma edad, leí su nombre completo, Francisco Javier Martín Sáez, pero no salí de dudas. Si era mi Sáez, ¿cómo podía no salirme de carrerilla?