EL MUNDIALISTA OSKAR ASTARLOA SIGUE JUGANDO

"Cuando llegó a la Selección de rugby cortaba los árboles sin hacha": la leyenda de Astarloa

Óskar Astarloa recibió hace unos días un homenaje a su trayectoria durante tres décadas en las que el rugby ha sido el epicentro de su vida. ¿Por qué tanto tiempo? No es un rugbier más...

Foto: El homenaje a Oskar Astarloa de hace unos días. (JCR Fotos)
El homenaje a Oskar Astarloa de hace unos días. (JCR Fotos)

En el minuto 30 del partido entre Hernani CRE y Sanitas Alcobendas Rugby de hace unos días, saltaba al campo el último superviviente (como jugador) del rugby mundialista español: han pasado ya veinte años de aquella participación en Gales 99 y Oskar Astarloa sigue competiendo al máximo nivel.

En el banquillo de enfrente y dirigiendo al equipo madrileño como entrenador, se encontraba José Ignacio ‘Tiki’ Inchausti, compañero de Selección de Oskar tanto en la modalidad de 7 como XV. La sonrisa cómplice entre ambos compañeros y contrincantes en ese momento recordó a más de uno grandes pasajes de la historia del rugby patrio.

De sus 44 años, treinta de ellos han estado dedicados al rugby, jugando para muchos equipos vascos, desde su primer club en Elorrio, pasando por Getxo, Bera Bera, Gernika (donde actuó de entrenador/jugador) hasta llegar a su última aventura con Hernani. Aunque Oskar también pudo saborear las mieles del rugby de élite francés en el TOP 14 y PROD2 con Aviron Bayonnais (durante cinco años) y capitaneando durante tres años al Saint Jean de Luz Olympique en Federale 1.

Los años de Selección

Todos estos grandes méritos como jugador valieron a Astarloa para ser una pieza fundamental de las selecciones de Rugby 7 y XV. Alfonso Feijoo, actual presidente de la Federación Española y entrenador del XV del León en el Mundial del 99 reconocía que el equipo español llegó con jugadores amateurs a jugar contra selecciones profesionales: “Tenemos desde leñadores, Oskar Astarloa, hasta Guardias Civiles, Carlos Souto”, decía el seleccionador nacional.

Astarloa con los colores de España. (M.A. Torres)
Astarloa con los colores de España. (M.A. Torres)

Precisamente Souto fue el compañero de habitación de Oskar durante el Mundial y los meses anteriores de preparación: “Era un gran compañero que siempre daba la cara, un líder muy humilde y con una gran inteligencia”, dice el exinternacional de Oviedo y El Salvador a El Confidencial. Carlos Souto recuerda una concentración previa en pleno invierno en Tarazona: “Fue muy dura. Daba igual de dónde fuéramos cada uno, teníamos claro que tras un mes juntos, íbamos a ir al Mundial”.

Uno de los grandes momentos que recuerda Astarloa en su carrera llegó justo después de esa concentración. Fue el partido de clasificación ante Portugal en Elche: “Jugamos con uno menos casi todo el partido, éramos mejores y lo demostramos sobre el campo. Después de ganar a Portugal, llegamos al Mundial y fue alucinante. Nunca ninguno de nosotros habíamos sido escoltados a un estadio”. El camino hasta Murrayfield entre todo los aficionados en aquel Mundial del 99 es un recuerdo imborrable para el jugador vasco.

Homenaje en Pepe Rojo

Esta temporada, el actual jugador de Hernani, recibió un homenaje muy especial en su partido ante el VRAC Quesos Entrepinares en Pepe Rojo. Los que fueran sus compañeros en Gales 99, Fernando de la Calle y Miguel Frechilla entregaron a Astarloa una camiseta y una bufanda como reconocimiento a toda su carrera.

“Es una persona que encarna totalmente los valores de este deporte: siempre con una sonrisa, pero durísimo sobre el campo. Era un avanzado para su época, un tipo que ya tenía los conceptos del rugby moderno hace décadas” nos cuenta Frechilla. “Cuando llegó a la Selección, cortaba los árboles sin hacha”, concluye bromeando el jugador quesero.

Tras este homenaje pudimos hablar con otras de las piezas claves de aquella Selección que nos llevó hasta el Mundial. Fernando Diez explica con estas palabras lo que siente hoy en día cada vez que ve salir a jugar a Oskar a un campo de rugby: “Ver que sigue jugando nos hace sentir jóvenes. Es incombustible”. Diez también recuerda una de las pocas ocasiones que vio a su compañero practicar otro deporte: “Fue en su boda, cambiaron el oval por los bolos vascos de piedra. Todo un espectáculo”.

Oskar Astarloa para rato

“Tengo la intención de jugar una temporada más antes de retirarme”. Con estas palabras para este diario, el actual jugador de Hernani CRE confirma su pensamiento de seguir jugando el año que viene en la máxima categoría del rugby español. Pese haber sido padre en los últimos años, tener su trabajo, este amante del rugby saca tiempo para entrenar y jugar cada semana. Además, ahora es el entrenador de la Selección española sub 18 de rugby, proyecto en el también vuelca su pasión.

El ejemplo de Oskar sirve para que muchos jóvenes ‘rugbiers’ tengan un referente en la figura de este jugador que cada minuto de juego engrandece más su propia leyenda.

Rugby

El redactor recomienda

Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
3 comentarios
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios