Lo bueno y lo malo de tener demasiado vistos a tus rivales
  1. Deportes
  2. Pádel
world padel tour

Lo bueno y lo malo de tener demasiado vistos a tus rivales

Lo corto de los cuadros de las pruebas del World Padel Tour hace que en apenas un par de semanas puedas tomarte la revancha ante la pareja que te eliminó en el torneo anterior

Foto: De izquierda a derecha: Marta Marrero, Alejandra Salazar, Cata Tenorio y Victoria Iglesias (Foto: WPT)
De izquierda a derecha: Marta Marrero, Alejandra Salazar, Cata Tenorio y Victoria Iglesias (Foto: WPT)

Una de las sorpresas de la categoría femenina en el primer torneo de la temporada en el World Padel Tour fue la derrota de Alejandra Salazar y Marta Marrero ante Cata Tenorio y Victoria Iglesias en semifinales. Las primeras, segundas del ránking y segundas cabezas de serie, sólo por detrás de las hermanas Sánchez Alayeto, perdieron por 4-6, 6-2 y 3-6. Tan inesperado fue el resultado, que las ganadoras perdieron el vuelo de vuelta a casa que tenían el sábado por la tarde.

Pero lo bueno del WPT es que los cuadros finales no son muy amplios y el número de parejas que lo juegan no es muy alto, por lo que las oportunidades de revancha no tardan en llegar. Eso es lo que le ha sucedido a Salazar y Marrero, que menos de dos semanas después se han resarcido venciendo a Tenorio e Iglesias en los cuartos de final del San Fernando Open. Y además lo han hecho con rotundidad: 6-2 y 6-2. "Al haber jugado contra ellas salimos mucho más preparadas, sabiendo sus puntos fuertes y los no tan fuertes", relata Marrero, que admite que en Barcelona les sorprendió el nivel de Victoria Iglesias (hasta ella acabó sorprendida), a la que no tenía "muy vista".

La grancanaria Marrero, extenista profesional -llegó a unos cuartos de final de Roland Garros-, admite que enfrentarte una y otra vez a los mismos rivales tiene "su parte buena y su parte mala". "Somos muy pocas, sobre todo el circuito femenino, y cada semana te vas encontrando a las mismas. Todas van mejorando. Cosas en las que a lo mejor fallan, con trabajo pues resulta que las mejores y ya no se les puede jugar ahí. Casi está mejor de ese golpe que de otro", explica.

El World Padel Tour es endogámico: la que el año pasado era tu compañera, ahora puede ser tu rival. Las parejas van cambiando, y no solo en la categoría masculina, que se lleva casi todos los focos. Hasta hace sólo unos meses, Marrero era compañera de Cata Tenorio. En casos como ese, dice, el tema psicológico influye. "No es lo mismo ver a Cata de compañera que verla enfrente. Te tienes que adaptar a esa situación".

Marrero y Salazar jugarán en semifinales contra Carolina Navarro y Cecilia Reiter. Si vencen, jugarán la final contra la pareja ganadora del partido entre las hermanas Sánchez Alayeto contra Elisabeth Amatriain y Patricia Llaguno. "Nuestro objetivo es ganar los máximos torneos posibles y acabar como pareja número uno, pero tampoco nos obsesiona", dice. De momento, aunque todos los partidos "están siendo disputados", las favoritas siguen siendo las gemelas Sánchez Alayeto.

Polémico triunfo de Juan y Juani

"Lo mismo en el próximo torneo nos pegan una paliza". Esas palabras las dijo Miguel Lamperti después de ganar en Barcelona, junto a su compañero Adrián 'Tito' Allemandi a Juan Martín Díaz y Juani Mieres, los primeros cabezas de series. Dos semanas después, también en los cuartos de final, se volvían a enfrentar. Y el partido, de casi tres horas y media, no ha podido ser más espectacular. Ha tenido de todo: puntos fenomenales, protestas, lesiones y hasta una descalificación, la de Tito Allemandi cuando el marcador iba 6-7, 7-6, 6-6 (y 6-6 en el tie-break).

En ese momento, el juez descalificó a Allemandi por sus protestas. El jugador argentino se quejaba de una decisión anterior, en la que el juez le había dado el punto a sus rivales después de que a él se le cayera una pelota que tenía el bolsillo. Así terminó el mejor partido del torneo. No fue de paliza, pero los dos "genios", como los definió Lamperti, ya están en su primera semfinal como pareja.

El redactor recomienda