la joven de 16 años, nueva campeona del mundo

Morgan Hurd, el nuevo fenómeno de la gimnasia que reta a Simone Biles

Contra pronóstico, se proclamó campeona del mundo de gimnasia artística en Montreal. Nacida en China, pero estadounidense, transita por el mismo sendero que la gran Simone Biles

Foto: Morgan Hurd, en la barra de equilibrio durante el Mundial. (EFE)
Morgan Hurd, en la barra de equilibrio durante el Mundial. (EFE)

Un nuevo fenómeno asoma. Y con fuerza. Y como hablamos de gimnasia artística, se trata de una niña. Con sólo 16 años ha asombrado a todos al proclamarse en Montreal nueva campena del mundo (concurso completo) por sorpresa. No era lo esperado. Sin la gran Simone Biles en liza y que se ha tomado un año sabático tras brillar en los Juegos de Río de Janiero el año pasado, ha sido Morgan Hurd la que ha pasado a ocupar el lugar preferencial de esta especialidad deportiva. Hereda el trono de la reina de Río...

Más mérito tiene lo conseguido por la joven gimnasta si tenemos en cuenta que el actual es el primer año que compite en categoría senior. En la gran final del concurso completo se impuso una sola décima de ventaja a la canadiense Elsabeth Black, de 22 años de edad y ya con una amplia experiencia en la élite, y a la rusa Elena Eremina, también de 16 años, como la campeona.

Las gafas

En acción es todo un portento, pero si llama la atención es porque compite con gafas, algo nada habitual en el mundo de la gimnasia. Intentó en su momento emplear lentes de contacto, pero la sequedad de sus ojos se lo impidió. El público asistente se quedó con la boca abierta al ver en acción a la pequeña Hurd, sobre todo cuando completó un sensacional ejercicio en el suelo.

Para rematar un día inolvidable para la americana, la medalla de oro le fue colgada en el cuello por la gran Nadia Comaneci. "Cuando estaba en tercer grado, yo realmente era como ella", relató la nueva campeona hace tiempo. "Iba vestida como ella", explicó emocionada. En la pasada primavera fue intervenida quirúrgicamente en un codo, pero tras una buena rehabilitación consiguió llegar en perfectas condiciones para esta cita de Montreal.

La flexibilidad

Morgan nació en en 2001 en Wuzhou, provincia china de Guangxi, pero fue adoptada por la estadounidense Sherri Hurd. La madre siempre le transmitió la pasión por el deporte. Fútbol, T-ball, patinaje sobre hielo... Se trataba de saber qué le gustaba. Pero no, ella apostó en todo momento por la gimnasia, siempre se mantuvo firme. "Ella siempre tuvo claro qué deporte quería practicar. No sé de dónde partió esa pasión por la gimnasia, pero imagino que de su imterior", relató Sherri hace tiempo en una entrevista publicada por 'Flogymnastics'.

En algún momento pensó que podría tener una plaza en el equipo de los Estados Unidos para participar en los pasado Juegos Olímpicos de Río de Janerio, pero finalmente no sucedió. Eso sí, a estas alturas está claro que si su carrera sigue progresando de esta manera, Morgan será una de las atletas a seguir muy de cerca en Tokio en 2020. Participar en unos Juegos es el sueño de toda su vida.

Su escasa estatura fue determinante para que se encaminara al mundo de la gimnasia. Pero lo que para muchos es un problema, no lo fue para ella debido a un carácter determinado y positivo. Es más, siempre consideró que siendo tan pequeña lo tendría más fácil para brillar. La flexibilidad, superlativa, ha sido otro de los aspectos clave para que se haya convertido en una atleta tan brillante.

El Rancho Karolyi

Cuando tenía sólo 6 años, su madre decidió alistarla en el First State Gymnastics de Newark, Delaware. Sus entrenadores, Slava Glazounov y Cleo Washington, se dieron cuenta enseguida del tremendo carácter competitivo de Morgan, también de su superlativa flexibilidad, algo que es capital en una gimnasta. Poco a poco fue escalando peldaños, con el tiempo sumando medallas y trofeos, hasta alcanzar la cima, la primera de gran nivel, en Montreal.

Un momento se reveló como clave. Ya cuando se hablaba de ella en el mundo de la gimnasia en Estados Unidos, y como parte del programa TOPs de gimnasia de los Estados Unidos, Morgan empezó a entrenar con periodicidad en el legenadario Rancho Karolyi, donde se formó Simone Biles con el matrimonio que impulsó en su momento a Nadia Comaneci. Aquella etapa supuso el lanzamiento definitivo de Hurd. Dos años después su nivel ya era sobresaliente. Lo mejor, posiblemente, esté por llegar. Con permiso de Biles...

Otros deportes

El redactor recomienda

Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
0 comentarios
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios