el grupo 'fancy bears' publica las pruebas

¿Tomaron las Williams, Simone Biles y Elena Delle Donne sustancias dopantes?

Unos piratas informáticos de origen ruso han accedido a los servidores de la Agencia Antidopaje y han denunciado actos ilícitos de deportistas americanas durante los Juegos

Foto: Simone Biles durante uno de sus ejercicios de suelo (Ruben Sprich/Reuters).
Simone Biles durante uno de sus ejercicios de suelo (Ruben Sprich/Reuters).

Tiembla el olimpismo estadounidense. En nuestro mundo de hoy en día parece cada vez más fácil acceder de una manera o de otra a información confidencial en muy diferentes ámbitos, ya sea en la política, en la economía y, por supuesto, en el deporte. Precisamente, las revelaciones en el deporte son las que han revuelto las tripas a la máxima potencia deportiva de los Juegos Olímpicos después de que unos 'hackers' informáticos atacaran el sitio web de la Agencia Mundial Antidopaje (AMA, WADA por sus siglas en inglés) para denunciar que varios deportistas de Estados Unidos habrían competido en los Juegos Olímpicos de Río 2016 bajo los efectos del dopaje, algo que, según dijeron, habría sido encubierto con "certificados de aprobación de uso terapéutico"

El grupo Fancy Bears, teóricamente asentado en Rusia, accedió a la base de datos personales de los deportistas y encontró numerosos documentos que revelan un supuesto dopaje sistemático de varias de las más importantes deportistas estadounidenses, entre las que se encuentran las hermanas Williams, la gimnasta Simone Biles y la jugadora de baloncesto Elena Delle Donne. Fancy Bears, a través de su página web, hizo públicos análisis antidopaje de las cuatro deportistas en las que dan varias veces positivo durante los Juegos Olímpicos de Río y, además, adjunta los informes médicos en los que se aprueba el uso terapéutico de sustancias prohibidas.

En un ambiente que cada vez se parece más al de la Guerra Fría, el Kremlin tuvo que negar cualquier implicación de los servicios de inteligencia rusos en este ciberataque. "Sin ningún lugar a dudas, no se puede ni hablar de cualquier implicación de Moscú, del Gobierno y de los servicios rusos en acciones de este tipo", dijo a los periodistas el portavoz del Kremlin, Dmitri Peskov. Poco antes, la AMA confirmó haber recibido el ataque por parte del grupo de piratas informáticos, y que el organismo deportiva identificó con un grupo de espionaje ruso llamado Tsar Team (APT28).

Simone Biles, cuatro veces campeona olímpica en Río en gimnasia artística, dio positivo hasta en cuatro ocasiones durante los Juegos por metilfenidato, una sustancia que estimula el sistema nervioso central que ayuda contra la el desorden hiperactivo y déficit de atención, una enfermedad que, según la propia Biles y la Federación de Gimnasia de los Estados Unidos, la gimnasta lleva sufriendo desde que era una niña, tal y como ha comentado la propia Biles en su cuenta de Twitter. Por ello, el Sistema de administración y control del Antidopaje de la AMA (ADAMS, por sus siglas en inglés), le permitió una execión para uso terapéutico en su consumo de anfetaminas y dextroanfetaminas durante cuatro años y con vigencia actual hasta el 6 de diciembre de 2018. Estes periódico trató de ponerse en contacto con el laboratorio que realizó los análisis antidoping y no recibió respuesta al cierre de esta edición.

Serena Williams no pudo triunfar en Río (Michael Reynolds/EFE/EPA).
Serena Williams no pudo triunfar en Río (Michael Reynolds/EFE/EPA).

Por su parte, de Serena Williams, hasta este lunes número 1 del mundo en la clasificación femenina de tenis, se aportan una serie de documentos en los que durante cinco años se le aplica la execión por uso terapéutico de hasta seis tipos diferentes de sustancias ilegales, aunque los hackers no han publicado ningún caso de positivo durante los Juegos Olímpicos. Caso similar al de su hermana mayor, Venus Williams, aunque en un periodo más corto. Si para Serena los periodos publicados comprenden entre 2010 y 2015, Venus estuvo exenta durante dos años.

Al igual que con Simone Biles, también se publican análisis positivos de Elena Delle Donne, campeona olímpica de baloncesto y elegida mejor jugadora de la WNBA en 2015. En su caso particular, Delle Donne dio positivo el 20 de agosto, es decir, el día de la final olímpica contra la selección española, por consumo de anfetaminas. Sin embargo, la alero de los Chicago Sky tenía execión por uso terapéuto de anfetaminas, dextroanfetaminas y hidrocortisonas desde agosto de 2014 hasta agosto de 2018.

Elena Delle Donne (d), marcando a Laura Gil durante la final olímpica de baloncesto (EFE).
Elena Delle Donne (d), marcando a Laura Gil durante la final olímpica de baloncesto (EFE).

Como explica el periódico italiano, el punto de mira está puesto en la Federación Internacional de Gimnasia y más exactamente, en la parte de exenciones terapéuticas, a través de las cuales algunos deportistas podrían verse exentos de controles durante cierto tiempo. Algunos de estos periodos son considerados demasiado largos y los deportistas podrían tener acceso a sustancias de dudosa reputación. En otras ocasiones, se asegura que las federaciones y los deportistas alegan supuestas enfermedades o problemas físicos para poder conseguir esas exenciones y, por tanto, conseguir tomar sustancias dopantes de manera legal.

Los Fancy Bears aseguran que esto es apenas "la punta del iceberg". Creen que el deporte de hoy está "verdaderamente contaminado" mientras "el mundo no sabe de la existencia de un gran número de atletas estadounidenses dopados". Piensan, según dicen, hacer pública próximamente una larga lista de deportistas dopados de diferentes países.

Juegos Olímpicos

El redactor recomienda

Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
3 comentarios
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios