Gómez noya, subcampeón

Mario Mola acepta el juego de tronos con Noya: segundo título mundial consecutivo

El balear fue tercero en Rotterdam y consigue su quinta medalla seguida en un Mundial. su compatriota entró por detrás y consiguió colgarse la medalla de plata tras ganar un Ironman

Foto: El podio de las Series Mundiales de triatlón. De izquierda a derecha: Javier Gómez Noya, Mario Mola y Kristian Blummenfelt. (EFE)
El podio de las Series Mundiales de triatlón. De izquierda a derecha: Javier Gómez Noya, Mario Mola y Kristian Blummenfelt. (EFE)

Mario Mola se reencontró en Róterdam (Países Bajos) con dos conocidos: Jonathan Brownlee y la victoria. El balear consiguió su segundo título mundial consecutivo tras conseguir un tercer puesto en la gran final, suficiente para coronarse campeón. El español pudo sentenciar en la antesala de la prueba final de las Series Mundiales, pero Brownlee ganó en Estocolmo. Allí, tras protagonizar una remontada mítica, a Mola le fallaron las fuerzas a poco del final. Cruzó la meta en séptima posición y apenas le sacó 37 puntos a su compatriota Noya, quien firmó un segundo puesto en el Mundial tras ser cuarto en los Países Bajos.

La victoria definitiva se demoró, pero no era más que cuestión de tiempo. “No debo pensar en los títulos”, había declarado Mario Mola antes de que sonase el pistoletazo de salida en Róterdam. El de Palma de Mallorca aterrizó allí con un cómodo margen para revalidar su título, pero no quería sorpresas “y más en un circuito tan abierto a circunstancias externas como este”. Los meteorólogos anunciaron lluvia en la ciudad bañada por el río Mosa. Eso, unido a las condiciones del trazado, dejaba las puertas abiertas situaciones inesperadas. “Es una auténtica vergüenza de circuito”, llegó a afirmar Fernando Alarza, otro de los seis triatletas españoles participantes.

Mario Mola fue tercero en la Gran Final de Róterdam (@worldtriathlon)
Mario Mola fue tercero en la Gran Final de Róterdam (@worldtriathlon)

A Mola le bastaba con ser quinto

La prueba holandesa se la llevó el francés Vincent Luis tras un exigente sprint en los últimos metros en el que el noruego Kristian Blummenfelt fue segundo, consolidando su tercera posición en las Series Mundiales por detrás de los dos dos españoles. “Doble campeón del mundo suena muy bien”, afirmó Mario Mola tras cruzar la línea de meta. Es su quinta medalla consecutiva en un mundial. A sus 27 años acumula dos oros (2016 y 2017), dos platas (2014 y 2015) y un bronce (2013).

Mario Mola comenzó las Series Mundiales en un estado de forma excepcional. Ganó en Gold Coast (Australia) y repitió itinerario en Yokohama (Japón), Hamburgo (Alemania) y Edmonton (Canadá). Palmarés que le ofreció tranquilidad en el país tulipán, donde a Mola le bastaba ser quinto para ganar el título. Aunque si su compatriota Gómez Noya terminaba segundo, y no el noruego, le vallía con la sexta posición. Para Noya, el Mundial no era su prioridad, pero “campeón del mundo 70.3 (medio Ironman) y subcampeón mundial es para no quejarse”, declaró.

“Felicito a Javi, es increíble de lo que es capaz, me impresionó”, dijo Mola en relación a a su compatriota y único pentacampeón mundial de la historia. Gómez Noya también ganó los títulos mundiales de 2008 y 2010, y con anterioridad a la de este sábado había conseguido otras tres platas (2007, 2009 y 2012) y un bronce (2001). El ferrolano se ausentó en Estocolmo (Suecia) para competir en su verdadero objetivo: ganar el medio Ironman disputado en Chattanooga (Estados Unidos), desde donde viajó directamente a Róterdam. Más de 3.400 metros a nado, 130 kilómettros en bicicleta y 50 corriendo en una semana.

Noya ganó el medio Ironman disputado en Chattanooga. (EFE)
Noya ganó el medio Ironman disputado en Chattanooga. (EFE)

La armada española

Sin duda, una hazaña sólo al alcance de los mejores atletas españoles. En especial, para Mario Mola, quien se perfila para ocupar el trono de Gómez Noya en el atletismo mundial y ocupar las portadas que hasta ahora copaban los Brownlee. “En mi generación, estar fuera de ese 'top 3' no es un drama”, afirmó para 'Marca' en una entrevista previa a la prueba en la que los españoles estuvieron a segundos de formar tridente en el podio. Fernando Alarza debía terminar por delante de Murray y de Blummenfelt, y siempre entre los 15 primeros, pero no lo consiguió.

Mola ganó su segundo título mundial con mejores sensaciones que el anterior. “En Chicago gané la gran final y pese a ser segundo del Mundial la sensación que me llevé de ese día es casi más agradable que la que me pude llevar en Cozumel”. Allí, Jonathan Brownlee, plata en Río, se desvaneció a poco del final. Un viejo conocido al que pretende superar, a Mola no le falta motivación a pesar de todo lo conseguido: “La verdad es que no lo piensas mucho, porque uno puede intentar tender a conformarse”. El próximo fin de semana correrá en la Superliga, una nueva competición en la que participarán algunos de los mejores triatletas del mundo.

Otros deportes

El redactor recomienda

Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
0 comentarios
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios