le vale un empate para ser primero de grupo

España cocina otra victoria a fuego lento y acaricia la primera plaza de grupo

La selección española venció a Macedonia por 25-29 con un gran Valero Rivera (11 goles). Este jueves se enfrenta a Eslovenia con la primera plaza en juego y le vale el empate

Foto: Valero Rivera marcó 11 goles (Vincent Kessler/Reuters)
Valero Rivera marcó 11 goles (Vincent Kessler/Reuters)

España está consiguiendo que sus rivales caigan de maduros. Igual que contra Islandia y Túnez, la Selección venció a Macedonia (25-29) gracias a una gran segunda parte en la que consiguió desarrollar el juego que le gusta, en el que se siente cómoda y el que le convierte en un equipo con aspiraciones de medalla. Valero Rivera fue el estilete de ese estilo y terminó con 11 goles, la mayor anotación de un jugador español en lo que va de Mundial de Francia.

El extremo del FC Barcelona Lassa y el resto del equipo español aprovecharon durante el segundo tiempo la trampa en la que cayó su rival, una trampa que se había puesto él mismo. El equipo balcánico decidió jugar la mayor parte del partido sin portero, exprimiendo al máximo la opción de atacar con uno más. Pero igual que en la primera parte le permitió ponerse por delante y mandar en el partido, en la segunda, cuando España mejoró en defensa, fue su perdición. "En la segunda parte hemos mantenido un ritmo de juego que ellos no han podido seguir", resumió el seleccionador español, Jordi Ribera. "Sabíamos que con las rotaciones podíamos seguir corriendo en la segunda parte, porque tenemos cuatro extremos muy rápidos, y eso junto con las paradas de Gonzalo y la recuperaciones de balón es lo que nos ha permitido desatascar el partido".

Raúl Entrerríos debutó en el Mundial tras perderse los tres primeros partidos por lesión (Guillaume Horcajuelo/EFE)
Raúl Entrerríos debutó en el Mundial tras perderse los tres primeros partidos por lesión (Guillaume Horcajuelo/EFE)

Macedonia jugó sin portero

No se puede acusar al balonmano de inmovilista. Pueden gustar más o menos las normas introducidas esta temporada (a Raúl Entrerríos, por ejemplo, no le gustan), pero es lo que hay, y no parece muy inteligente intentar utilizarlas en beneficio propia. De todas, la que más relevancia tiene es la que permite jugar sin portero. Antes también podía hacerse, pero el jugador que ocupaba el lugar del guardameta tenía que ponerse una camiseta especial que le permitía situarse en la portería si luego no daba tiempo a hacer el cambio.

Eso ya no es así. Ahora el jugador que entra no lleva una camiseta que le distinga ni puede ser, en ningún caso, portero. Eso provoca que la posibilidad de jugar con uno más sea mucho sencilla de ejecutar, pero también que el riesgo sea mayor. Los goles de portería a portería son muy habituales desde los primeros minutos y no solo cuando el partido se acaba, como pasaba hasta ahora.

Con Ribera, España utiliza esta variante. Contra Macedonia lo hizo en el comienzo del partido, pero recibió algún gol y Gonzalo Pérez de Vargas no volvó a dejar la portería salvo cuando Rodrigo Corrales entraba para intentar parar los lanzamientos de 7 metros. El equipo macedonio, en cambio, lo exprimió al máximo. Y durante el primer tiempo le funcionó. Tras varios minutos bien defendido, Kiril Lazarov, el máximo goleador del Mundial, entró en calor y anotó 5 goles antes del descanso que dejaron a su equipo tres arriba (14-11). España reaccionó con un par de goles de Álex Dujshebaev y empató antes de irse a los vestuarios.

Álex Dujshebaev fue de los mejores con 5 goles (Guillaume Horcajuelo/EFE)
Álex Dujshebaev fue de los mejores con 5 goles (Guillaume Horcajuelo/EFE)

Valero Rivera se luce con 11 goles

El lateral cántabro mantuvo el nivel en el segundo tiempo. Su acierto en el lanzamiento exterior (5/6) ayudó a España a darle la vuelta al marcador. "Todo es una cuestión de confianza. Cuando vas teniendo minutos, cuando vas entrando en el torneo y notando sensaciones positivas, eso te ayuda a crecer y a estar más dentro de la dinámica del grupo y en ese sentido, hoy ha sido un partido muy importante para mí", dijo el jugador del Vardar tras el partido.

Al ritmo que marcaba Raúl Entrerríos, que debutó en el campeonato tras perderse los tres primeros partidos por lesión, la selección se encontró a sí misma. Mejoró en defensa y empezó a correr, lo que unido a que Macedonia seguía apostando por jugar sin portero, le permitió marcar muchos goles 'fáciles'. No eran solo lanzamientos de portería a portería, también rápidos contraataques. Valero Rivera fue el que mejor lo aprovechó: el extremo acabó con un 11/14.

Sin el acierto de Lazarov, que solo marcó un gol en la segunda parte, Macedonia acabó por venirse abajo. A España le vale un empate este jueves contra Eslovenia (20:45) para acabar primera del grupo B, lo que le llevaría a enfrentarse en octavos de final contra el cuarto del grupo A, que es muy probable que sea el perdedor del Rusia-Brazil.

Otros deportes

El redactor recomienda

Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
0 comentarios
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios