graves irregularidades en el proceso electoral

Del oro de Carolina al barro de Cabello: otro escándalo en el bádminton español

Un censo inicial con más del 60% del bádminton español fuera de él, la tramitación de licencias a personal de la FESBA en estamentos en los que no han participado nunca...

Foto: Carolina Marín, en el podio de Río, con David Cabello al fondo junto a Juan Antonio Samaranch. (Cordon Press)
Carolina Marín, en el podio de Río, con David Cabello al fondo junto a Juan Antonio Samaranch. (Cordon Press)

"Toda España te quiere y yo también", masculló David Cabello cuando se acercó a felicitar a Carolina Marín al podio de los Juegos de Río. El presidente de la Federación Española de Bádminton (FESBA), cuya dimisión pidió públicamente la campeona olímpica, pretendió colgarse una medalla de oro en la que poco ha tenido que ver por su manifiesta incapacidad para gestionar el éxito de la andaluza. Normal que la doble campeona del mundo y de Europa se limitara a mantener la compostura, sin creerse unas palabras que Cabello ha contradicho con los hechos. "Me han amenazado y me he sentido como una porquería", dijo Marín durante una comparecencia en Santander al ser preguntada por el trato recibido por su presidente y, por extensión, de quienes siguen a su lado al frente de la FESBA.    

Lejos de hacer caso a la petición de Carolina y de una gran parte del bádminton español, Cabello ya está pensando en la reelección y para ello no está dudando en utlizar todo tipo de argucias, por no llamarlas directamente trampas. Así, desde la cuenta de Facebook 'Elecciones FESBA 2016' se denuncia el oscurantismo que hay una vez iniciado el proceso para elegir a los miembros de la nueva asamblea con la convocatoria, la constitución de la Junta Electoral y la publicación del correspondiente censo provisional. La información recibida ha sido escasa, "con una simple línea entre muchas otras a pie de página en la web de la FESBA", explican.

'Elecciones FESBA 2016'  también denuncia que Cabello "intentó dejar fuera del censo a más del 60% del bádminton español", ya que el 17 de agosto se colgó en la web un comunicado en el que se recordaba que "el día 22 de agosto se publicará el censo inicial cerrado de deportistas, técnicos, árbitros y clubes, por lo tanto quien no haya procedido a la renovación antes de esa fecha no estará incluido en el censo provisional que se publicará junto con la convocatoria de elecciones el día 12 de septiembre". Si cuela, cuela, debió de pensar el presidente en funciones de la FESBA, por más que estuviera incumpliendo el Reglamento Electoral previamente aprobado por el Consejo Superior de Deportes (CSD).

Este barullo provocó las lógicas reclamaciones por parte de los excluidos, quienes no daban crédito a dos comunicados posteriores de la FESBA en la que se incluían comentarios como que "se ha hecho una consulta al CSD respecto al censo y el presidente en funciones, en un intento de favorecer la máxima participación, decide que en el censo provisional se incluyan a los que cumplan los requisitos el 12 de septiembre". De chiste, pues Cabello no tiene esa potestad. 

Por cierto, esta cuenta de Facebook incomoda tanto a la FESBA que ésta ya ha anunciado que tomará medidas contra ella, denunciándola ante Facebook, "ya que no proporciona información oficial ni institucional". Sin embargo, en 'Elecciones FESBA 2016' se especifica que NO es una cuenta oficial de la federación de bádmiton. Es decir, que lo único que podría denunciar la FESBA es el nombre, pero no lo que se publica en ella, y es esto precisamente lo que de verdad debería preocupale a Cabello. 

Justo lo contrario de lo que buscan sus opositores y así lo explican: "La transparencia, la participación, la información clara y total de lo que ocurre en el bádminton español es imprescindible para que todos sigamos creciendo y mejorando. Algunos pensamos que eso ya no lo representa David Cabello y por eso nos hemos organizado para presentar una alternativa. Un censo completo y correcto, y una participación alta es el único camino para conseguir una asamblea representativa que dirija el futuro de nuestro bádminton".

David Cabello, presidente de la FESBA, durante su visita a El Confidencial.
David Cabello, presidente de la FESBA, durante su visita a El Confidencial.

"¿Aún hay alguien que se crea que el CSD no va contestar una consulta sobre el proceso electoral cuando es el valedor de su correcta ejecución? ¿O sería más lógico pensar que la consulta no se ha realizado formalmente?", se preguntan desde 'Elecciones FESBA 2016'. "Tras iniciar un proceso electoral sin dar la publicidad necesaria e intentar bloquear el acceso a la mayoría del bádminton español con un comunicado de dudosa legalidad, David Cabello quiere presentarse como el gran valedor de la alta participación que nunca ha buscado ni en esta ni en la anterior convocatoria", añaden sus opositores. 

Sí, parece evidente que la intención de Cabello es lograr la reelección al precio que sea, de ahí que el presidente en funciones tampoco ha dudado en llevar a gran parte del personal de la FESBA a tramitar licencias en estamentos en los que no han participado en muchos años o, incluso, nunca. Estos son los casos de Gema Navas, su secretaria general, que ha tramitado licencia de jugadora por Asturias, dato éste también bastante curioso, pues reside en Madrid. O de Jaime Gómez, su responsable de comunicación, que ha tramitado licencia como jugador en Extremadura. O de su inseparable Alberto Carazo, Director de Eventos, que lo ha hecho también en Extremadura, pero como técnico. El primero reside en Madrid y el segundo está siempre a caballo entre Alicante y la capital de España.

O el caso de David Serrano, Director de Desarrollo, que ha tramitado licencia de técnico por Andalucía, exactamente lo mismo que ha hecho el propio David Cabello. No, no es casualidad que todos lo hayan hecho en federaciones afines al presidente en funciones, aunque lo realmente bochornoso es que ninguno haya participado en competición alguna durante la pasada temporada, requisito necesario para aparecer en el censo. Aun así tampoco podrían haberlo hecho, pues la tramitación de sus licencias se efectuó durante los últimos del plazo, en los que ya no había competición. Un escándalo, sí.

Después de estas gravísimas irregularidades, el Consejo Superior de Deportes (CSD) debería tomar medidas, pues Cabello no lucha sólo por aferrarse a la poltrona, sino por mantener su modo de vida. Valga el ejemplo del contrato de prestación de servicios que la FESBA firmó con la Fundación Empresa Universidad de Granada, cuyo objeto era la realización del proyecto denominado 'Aplicación del modelo de gestión estratégica integral al programa deportivo de los Juegos de Río 2016'  en el que David Cabello figuraba como investigador y por el que cobró 52.750,41 euros tras encargarse el citado proyecto a sí mismo, según la auditoría de 2013.   

Imputado por un caso de plagio

Por si fuera poco, y tal y como también informamos en este diario, el presidente de la FESBA se encuentra en "libertad provisional" al estar pendiente de un juicio por plagio fijado para los días 21, 22 y 23 de noviembre en el Juzgado de lo Penal Número 6 de Granada. David Cabello está imputado, junto a su mujer, Esther Puga, por el plagio de un proyecto que lleva por título 'Análisis y estudio comparado del modelo de financiación y evaluación de la excelencia del deporte federado español en el entorno de la UE: propuesta de mejora e incentivos fiscales para el alto rendimiento'. Un proyecto que, por si fuera poco, fue financiado por el CSD, de ahí que, aunque el organismo que preside Miguel Cardenal no tuviera la obligación de inhabilitarle en caso de ser declarado culpable y haber vuelto a ser elegido presidente, el hecho de que haya dinero público por medio sería una razón de peso para hacerlo, además de su propia decencia y dignidad.  

Ya es triste que más de un año después de que David Cabello dijera entre sollozos que no volvería a presentarse a la reelección, lo hizo concretamente en la penúltima Asamblea General Extraordinaria de la FESBA celebrada en junio de 2015, ahora esté cometiendo todo tipo de irregularidades para volver a ser elegido, hasta el punto de comprometer a empleados de la federación que preside y que bien harían en desmarcarse de él, aunque sólo fuera para no obstruir el cambio que necesita el bádminto español, en lo más alto gracias al oro de Carolina Marín y al mismo tiempo en lo más bajo, por culpa del barro de Cabello. 

Otros deportes

El redactor recomienda

Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
3 comentarios
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios