la campeona del mundo, favorita en el europeo

El bádminton español, a la sombra de Carolina y ensombrecido por su presidente

Pablo Abián y Beatriz Corrales son los otros españoles que participan en el Campeonato de Europa que se disputa en Francia, donde también se espera la presencia de Cabello

Foto: Carolina Marín, durante su partido de cuartos ante la japonesa Akane Yamaguchi en el Abierto de Singapur. EPA/WALLACE WOON
Carolina Marín, durante su partido de cuartos ante la japonesa Akane Yamaguchi en el Abierto de Singapur. EPA/WALLACE WOON

Aunque la doble campeona del mundo Carolina Marín acapara toda la atención del bádminton en España, el Campeonato de Europa que se disputa en Mouilleron-le-Captif (Francia) hasta el próximo domingo cuenta también con la presencia de Beatriz Corrales y Pablo Abián, además de la doblista Laia Oset tras una repesca final que le permitirá formar pareja con la maltesa Fiorella Marie Sadowski. Vencedora en 17 de los 24 títulos europeos en individuales y hegemónica también en dobles, Dinamarca debería copar los podios, con excepción del que está reservado, y en lo más alto, para Carolina, la tercera europea que ha sido capaz de ganar el Mundial, y además por partida doble, en sus 22 ediciones.

La escocesa Kirsty Gilmour, número 20 del mundo, la alemana Karin Schnaase (26) y la danesa Line Kjaersfeldt (27) son, a priori, las tres jugadoras que pueden evitar que la española revalide su título continental. Carolina Marín lleva dos torneos sin terminar de encontrar su mejor juego, de ahí que haya incluso cedido el número 1 del mundo. La andaluza abrirá su participación este miércoles ante la lituana Akvile Stapusaityte, número 78 en el ránking, y hasta cuartos, donde lo más probable es que se cruce con la alemana Olga Konon, no debería tener muchos sobresaltos. 

Pablo Abián, durante un partido. EFE/Sergio Barrenechea
Pablo Abián, durante un partido. EFE/Sergio Barrenechea

Pablo Abián (Calatayud, 1985) es el número 39 del mundo y en el ránking olímpico ocupa la 17ª posición, de ahí que un buen Europeo, último torneo puntuable para Río, podría servirle para subir una posición y de este modo estar en la cita brasileña como cabeza de serie, lo que le garantizaría no enfrentarse en las primeras rondas a los jugadores que tiene por delante. Hay que destacar que a los Juegos Olímpicos no pueden ir más de tres jugadores de un mismo país y para que vayan tres, algo que hasta la fecha sólo ha hecho China, esos tres tienen que estar entre los cuatro primeros del mundo.

El aragonés llega reforzado por su triunfo en el Abierto Internacional de Holanda. En categoría masculina, el título de campeón de Europa estará, salvo sorpresa, entre el vigente campeón continental, Jan Jorgensen, actual número 6 del mundo, y el también danés Viktor Axelsen, con quien Abián se cruzaría en cuartos -su balance contra el español es 1-3- y que viene de colocarse como número 5 del mundo. Otro danés, Hans-Kristian Vittinghus, puede ser el tercero en discordia.

Para que un país lleve dos jugadores a los Juegos, ambos tienen que estar entre los 16 primeros en el ránking olímpico, algo que no afecta a Abián, aunque sí a Beatriz Corrales. La madrileña es actualmente la número 42 del mundo, si bien llegó a ser la 20, toda una hazaña únicamente eclipsada por la irrupción del fenómeno Carolina. Beatriz juega en Francia sin ninguna posibilidad de estar en Río, pues matemáticamente ya no puede clasificarse, aunque sí con opciones de hacer un buen Europeo. Así, si supera los dieciseisavos, le esperan unos octavos a priori asequibles y ya en cuartos se cruzaría con la segunda favorita del torneo, la escocesa Kirsty Gilmour, precisamente la número 20 del mundo. Corrales tendrá a la israelí Dana Kugel o a la búlgara Petya Nedelcheva como rival en segunda ronda. 

David Cabello, junto a Miguel Cardenal, presidente en funciones del CSD, y Carolina Marín. EFE/Juan Carlos Hidalgo
David Cabello, junto a Miguel Cardenal, presidente en funciones del CSD, y Carolina Marín. EFE/Juan Carlos Hidalgo

Un presidente en "libertad provisional"

En el Campeonato de Europa que se disputa en Francia se espera la presencia de David Cabello, presidente de la Federación Española de Bádminton (FESBA), quien, como informamos la semana pasada en El Confidencial, se encuentra en "libertad provisional" al estar pendiente de un juicio por plagio fijado para los días 21, 22 y 23 de noviembre en el Juzgado de lo Penal Número 6 de Granada. Este caso, en el que también está involucrado Andreu Camps, el miembro del Tribunal Administrativo del Deporte (TAD) que ha sido recusado por Javier Tebas para decidir sobre la apertura del expediente disciplinario a Villar, tiene preocupado al bádminton español por lo que pudiera salpicarle.  

[David Cabello, presidente de la FESBA, está pendiente de un juicio por plagio]

Según fuentes del Consejo Superior de Deportes (CSD) consultadas por El Confidencial, "no tendría sentido que por un asunto particular de un presidente se penalizara a la federación correspondiente. Una cosa es que se tenga que inhabilitar a un dirigente para que no pueda desempeñar cargos públicos y otra que se tomen medidas en contra de la federación que preside". Del mismo modo que Beatriz Corrales y Pablo Abián viven a la sombra de Carolina Marín, el aragonés siempre se ha visto aún más ensombrecido por su mala relación con el presidente de la FESBA, quien en realidad ensombrece a todo el bádminton español 

Otros deportes

El redactor recomienda

Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
0 comentarios
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios