Garbiñe Muguruza, el espejo en el que no dejan mirarse a Carolina Marín
  1. Deportes
  2. Otros deportes
de la omisión de la RFET al chantaje de la fesba

Garbiñe Muguruza, el espejo en el que no dejan mirarse a Carolina Marín

El CSD ayudó a la tenista a buscar patrocinador sin contar con su federación, mientras la campeona del mundo de bádminton tendrá que ceder un porcentaje a la FESBA para firmar el suyo

placeholder Foto: Garbiñe Muguruza, con Conchita Martínez, en la Copa Federación (EFE)
Garbiñe Muguruza, con Conchita Martínez, en la Copa Federación (EFE)

Dentro de las brillantes y fructíferas gestiones que el Consejo Superior de Deportes (CSD) llevó a cabo para queGarbiñe Muguruza se decantara por jugar con España en lugar de con Venezuela, Miguel Cardenalse comprometió a ayudar a la joven y prometedora tenista a encontrarle un patrocinador que recompensara también económicamente su elección. Y así fue.Tal y como informamos en El Confidencialel pasado 25 de noviembre, Garbiñe es la primeradeportista femenina que patrocina el BBVA ysu nombre aparece junto a los de Kevin Durant, Iniesta, James Harden o Iker Casillas.

Durante el acto de presentación de esteacuerdo, Muguruza estuvo acompañada por el propio presidente del CSD. La Federación Española de Tenis (RFET)que preside José Luis Escañuela brillópor su ausencia."Es un atractivo adicional para nosotros, porque Venezuela es un país en el que llevamos invirtiendo muchos años y nuestra presencia es muy relevante allí", explicóIgnacio Moliner, director de Comunicación y Marca de BBVA.

Sin embargo, sorprende que mientras en el caso deGarbiñe, Miguel Cardenalno contópara nada con la RFET -sólo Conchita Martínez,capitana de la Copa Federación,estuvo al corriente de su decisión de jugar con España-, en el deCarolina Maríndel que ha venidoinformando puntualmente El Confidencialel CSD va de la mano de la Federación Española de Bádminton (FESBA)hasta el punto de permitir a supresiente, David Cabello, retirar a España de un Europeo. La imagen dela campeona del mundosentadaal otro ladode una mesa junto al resto de sus compañeros, dos de ellos menores de edad, resultó tan triste como reveladora. El futuro de Carolina y del bádminton español está en juego, pero para los dirigentes prevalecen otros intereses.

Un patrocinador para la campeona del mundo

Es evidente, y seguro que en eso se escudarán tanto el CSD como la FESBA, que el tenis poco o nada tiene que ver con el bádminton. Las tenistas son profesionales y dueñas de su propia imagen.De hecho, compiten en un circuito al margen de sus federacionesyapenas necesitan de ellas. Salvo las de Francia, Estados Unidos y Australia, el resto no tienen peso. Los torneos tampoco pueden utilizar su imagen, salvo para la promoción de la venta de entradas.

Ahora bien, Cardenal logró el patrocinio de BBVA para Garbiñe, pero a partir de ese momento fue la agencia de representación de la tenista hispano-venezolana, IMG, la que se encargó de cerrar el acuerdo con el citado banco. De la RFET no hubo noticias.Durante la reciente Copa Federación contra Rumanía, Muguruza vistió su indumentaria habitual, con el patrocinio de BBVA. La única novedad fueel nombre de España en la espalda, una circunstanciaquetambién ocurre con las tenistas en los Juegos Olímpicos.

Algo parecido a lo que elBBVA pretende con ese "atractivo adicional" deGarbiñe en Venezuela buscauna importante empresa española con Carolina Marín en el mercado asiático.Tras la hazañade la onubense en el Mundial de bádminton disputado el verano pasado en Dinamarca,en la FESBA se ha empeñado essacar tajada de sus posiblespatrocinadores.El mejor ejemplo ha sido cómo su Junta directivahapretendidoimponer a todos sus jugadores la cesión de los derechos de imagen y publicidady, al negarse a hacerlo estos, retirar a España de un Campeonato de Europa.

Carolina, obligada a ceder un porcentaje

Después de muchas presiones, Carolina Marínse ha visto obligada a ceder un importante porcentaje del que será su primer patrocinador, marcas deportivas al margen.De hecho, del montante total que aportará el patrocinador, alrededor de un 40% será para la FESBA.Pero hay más.Lo curioso es quetanto de lo que percibala jugadora como de lo que perciba la federación, la agencia de representación de una y, por lo visto, tambiénde la otra -Annapurna Sports- también se llevará un porcentaje. Tiempo habrá de analizar con más detalles este acuredo de patrociniocuando se cierre.

Eso sí, enel caso del montante que anualmenterecibirá la FESBA, surge la pregunta de si la federación que preside David Cabello y dirige Alberto Carazo aplicará la normativa de régimen interno de la temporada 2014-15 de la que informamos en El Confidencial. En suapartado 3se puede leer lo siguiente:"Del importe total conseguido por publicidad de patrocinadores privados, la distribución del importe, una vez deducido el IVA, será como sigue:Publicidad integral para FESBA (el primer año): 40% para la persona o equipo que realice la captación y 60% para la FESBA".

Como quiera que en el caso de este primer patrocinador de Carolina Marín y, por extensión, de la FESBA, quien lo ha captado essu propio presidente, una de dos: o David Cabello se embolsa la cantidad correspondiente o no lo hace y de esta forma incumple la normativa aprobada por su Junta directiva. De momento, el máximo dirigentede la FESBA no ha dado explicaciones sobreel proyecto que se encargó a sí mismo por valor de 52.750 euros yque aparece en la auditoria de 2013. Claro que si se lo aprobó su Junta, será a ésta a quién habrá que pedírselas. ¿Lo hará el CSD?

Carolina Marín Garbiñe Muguruza Federación Española de Tenis (FET) Federación Española de Bádminton Consejo Superior de Deportes (CSD)
El redactor recomienda