Las escandalosas comisiones que podrían explicar la polémica del bádminton español
  1. Deportes
  2. Otros deportes
en la normativa de régimen interno de la fesba

Las escandalosas comisiones que podrían explicar la polémica del bádminton español

Después de dejar a sus deportistas sin disputar un europeo por no ceder al chantaje, la Federación Española de Bádminton (FESBA) se contradice al hablar de informaciones "erróneas y sesgadas" y no dice nada su normativa de régimen interno sobre los derec

placeholder Foto: Carolina Marín
Carolina Marín

"En virtud del carácter erróneo y sesgado de las noticias aparecidas en los últimos días acerca de los motivos de la no participación de España en los Campeonatos de Europa por Equipos Mixtos...". Así comienzaelnuevo comunicado de la Federación Española de Bádminton (FESBA),triste protagonista en los últimos días porchantajear a sus deportistaspara que firmaran la cesión de sus derechos de imagen y publicidad o no iban a la selección españolay, como consecuencia de lanegativa de todos ellos, retirar a Españadel citado Europeopara el que se habían clasificado por primera vez en la historia. Además, esta desconvocatoria a buenseguro acarreará una importante sanción por parte de los organismosinternacionales, lo cualafectará a los propios deportistas, entre losque se encuentran nada menos que las dos mejores jugadoras de Europa: Carolina Marín y Beatriz Corrales.

Sin embargo, lo que la FESBA no explica es que en sunormativa de régimen interno de la temporada deportiva 2014-2015, en el apartado 3, económico contable, se puede leer lo siguiente.3.7. Derechos para la Comisión de captación de recursos propios.Del importe total conseguido por publicidad de patrocinadores privados, la distribución del importe, una vez deducido el IVA, será como sigue:

-Publicidad estática para los diferentes eventos:20% para la persona o equipo que realice la captación,40% para FESBA,20 % para la Federación Territorial y20 % para el club organizador

-Publicidad integral para FESBA (el primer año): 40% para la persona o equipo que realice la captación y 60% para la FESBA

-Publicidad general para FESBA (2 año y siguientes):20% para la persona o equipo que realice la captación y80% para la FESBA

Tal vez estos escandalosos porcentajes"para la persona o equipo que realice la captación" podrían ayudar aentender toda esta polémica en torno a la cesión de unos derechos de imagen y publicidad de unos deportistas que, salvo en el caso de Carolina Marín, la flamante campeona del mundo, se antoja estérily, lo más importante,no hace sino perjudicar a unos jugadores y jugadorasque estos días deberían estar compitiendo en Bélgica con la selección española. Con razón Cayetano Martínez de Irujo, presidente de la Asociación de Deportistas Españoles, calificó la decisión de la FESBA de "inaceptable".

Después de reconocer con su desconvocatoria para los Campeonatos de Europa por Equipos Mixtosdetodo lo publicado por El Confidencial, la FESBA explica en su nuevo comunicado que "la normativa sobre los ‘derechos de imagen de los equipos nacionales’ se plantea con el objetivo de que en el proceso de búsqueda de recursos propios gracias al patrocinio, la federación disponga de las garantías suficientes para con los potenciales patrocinadores, estableciéndose los criterios para la asignación, reparto y distribución de esos posibles patrocinios". ¿De verdad alguien piensa que la FESBA podría estar tanocupada enbuscar patrocinadores de no contar con Carolina Marín?

A continuación,la FESBA recula ose contradice, según se prefiera,cuando asegura que "esto en ningún caso limita la posibilidad de que el deportista pueda comerciar con sus derechos de imagen a título individual, pues el deportista puede explotar esos derechos fuera del ámbito de su participación con los equipos nacionales y al mismo tiempo participar con éstos dentro de la disciplina de la federación; y que el deportista también tiene la libertad de explotar sus derechos de imagen en sus participaciones internacionales cuando los gastos incurridos en la mismas sean por su cuenta o de quien les patrocina. En ninguno de los dos casos la normativa ni requiere ni obliga al deportista a pagar a la federación ningún canon ni porcentaje que por la venta de sus derechos de imagen a nivel individual el deportista pudiera recibir".

La FESBAtiene el detalle de excluir "el material específico de competición de cada deportista, el cual se ciñe a las zapatillas, las raquetas y cordajes", si bien"quedan incluidosel material complementario habitual en las competiciones, tales como -con carácter meramente de ejemplo y no exhaustivo- gafas, relojes, gorras, cintas de pelo, muñequeras, toallas, vasos, botellas, material compresivo tipo coderas, rodilleras, etc. Si bien, estos u otros elementos similares podrían ser acordados individualmente, en caso de algún jugador recibiera una propuesta concreta". ¿De verdad hacía falta una normativa tan detallada?

En un alarde de sensatez,laFESBA apuntaque "no sólo es plenamente consciente de los derechos individuales de las personas deportistas, sino también del derecho que tienen los deportistas a poder explotar su propia imagen en cualquier competición en la que participen al margen de los EE.NN, de las concentraciones deportivas de la FESBA o en aquellas competiciones en las que la FESBA no sea la entidad responsable de su inscripción en las competiciones". Lo dicho, todo un ejerciciode sensibilidad.

Como era de esperar, David Cabello busca la complicidad del presidente del Consejo Superior de Deportes (CSD), Miguel Cardenal, quien a su regreso de Puerto Rico, donde se encuentra con motivo de la Asamblea anual delConsejo Iberoamericano del Deporte (CID), tendrá que tomar cartas en el asunto. Quien tiene previsto hacerlo este jueves es el presidente del Comité Olímpico Español (COE), Alejandro Blanco, puesle afecta otro importante asunto de patrocinio del que tiempo habrá de informar.

Curiosamente, la FESBA también implica a la agencia que representa a Carolina Marín,"una de las máximas interesadas", según sucomunicado. Sin embargo, la campeona del mundo es la primera que se ha negado a firmar la cesión de sus derechos de imagen y publicidad, una decisión que visto lo visto deja en muy mal lugar a su agencia de representación.

La FESBA destaca que la decisión fue consensuada"por los diferentes agentes consultados en la materia sobre la que trata, se presentó ante la Junta Directiva – Comisión Delegada, procediendo a su aprobación de forma unánime el 11 de enero de 2015. Cabe resaltar que la Junta Directiva – Asamblea General cuenta con la representación de todos los estamentos del bádminton español, "entre los cuales también se incluyen dos representantes de los deportistas". Todo un detalle, sí, sobre todo cuando estos han sido los últimos en enterarse y se han negado en rotundo a firmar lo que les exigían para acudir nada menos que a una convocatoria de la selección española.

Según la FESBA,"existen ejemplos varios de la cesión de derechos de imagen de badmintonistas españoles como consecuencia de su participación en competiciones y/o programas nacionales o internacionales". Lo que omiten o no tienen en cuenta es que hasta la irrupción de Carolina Marín, campeona del Mundo el año pasado en Dinamarca, nadie en el bádminton español podía estar preocupado por la cesión delosderechos de imagen.

Y es que el colmo del comunicado de la federación que preside David Cabello es cuando asegura que "debido al desacuerdo mostrado en los medios, nunca antes al ente federativo, FESBA convocó el pasado viernes 6 de febrero una reunión con los jugadores donde se les brindó la oportunidad de que explicaran en qué aspectos de la normativa no estaban de acuerdo. En el transcurso de la misma ninguno de los mismos hicieron referencia a estar en desacuerdo con el texto en sí". En la citada reunión, en la que, por cierto,había algún deportista menor de edad, la intimidación fue evidente, aunqueCarolina Marín lideró en todo momentoal resto de sus compañeros e, incluso, leyó un comunicado.Sí, la campeona del mundo de bádminton enfrentada a su federación. ¿Quién se lo podía imaginar?

Federación Española de Bádminton Consejo Superior de Deportes (CSD) Bádminton Miguel Cardenal David Cabello Carolina Marín Cayetano Martínez de Irujo Alejandro Blanco Comité Olímpico Español (COE)
El redactor recomienda