Reyes habla de 'robo' en el combate de los Juegos: "Lo han llevado a un plano político"
  1. Deportes
  2. Juegos Olímpicos
polémica en el boxeo

Reyes habla de 'robo' en el combate de los Juegos: "Lo han llevado a un plano político"

La decisión de los jueces fue sorprendente, difícil de comprender y también se puede considerar injusta. Así lo confirmó el propio Enmanuel Reyes Pla en el combate contra el cubano Julio la Cruz

placeholder Foto: Enmanuel Reyes Pla golpea a Julio la Cruz en el combate de boxeo. (Efe)
Enmanuel Reyes Pla golpea a Julio la Cruz en el combate de boxeo. (Efe)

El boxeo español se queda sin medallas en los Juegos Olímpicos. El combate de Enmanuel Reyes Pla, que optaba a la medalla de bronce contra el cubano Julio la Cruz, se resolvió con polémica. En el cómputo global de los tres asaltos no dio la sensación de ser inferior como así lo valoraron los cinco jueces. El primer asalto y el tercero se lo adjudicaron al cubano con un 4-1 y el tercero para el español con un 1-4. Resultó difícil de entender la decisión final en un combate donde Enmanuel tuvo más iniciativa y soltó más golpes directos. Acabó, en definitiva, más entero.

La decisión fue sorprendente, difícil de comprender y también se puede considerar injusta. Así lo confirmó el propio Enmanuel Reyes Pla: “Le felicito, pero supuestamente gané yo. Me siento ganador. Hice un buen combate y han llevado esto a un asunto político. No sé por qué. Esto es deporte. Los jueces le conocen a él más que a mí. Lo di todo y fui el que gané de forma limpia. Estoy sin un solo rasguño. Todo el mundo sabe que gané”. Son las fuertes declaraciones, en Cope, de un boxeador que dio la sensación de ser mejor ante el campeón olímpico en los Juegos de Río.

Foto: Pau Quemada en una acción en el partido contra Australia. (Getty)

Julio la Cruz sí acabó con la ceja izquierda abierta, agotado, y extenuado en un combate donde Enmanuel Reyes Pla llevó la iniciativa desde el primer momento. Salió a comerse al cubano el boxeador que había avisado de sus intenciones. “Voy a cortar cabezas”, es la frase con la que se presentó en los Juegos de Tokio. Salió más decidido y con más iniciativa de ir por su rival desde el primer asalto. Desafiante fue a por el cubano. Buscando golpes arriba para hacerle daño. El primer asalto lo resolvieron los jueces para el cubano y aparecieron las sospechas.

Desafiante

“No entres en su juego. Quiere ralentizar el combate”, le decía el preparador a Enmanuel. Salió igual de fuerte en el segundo asalto y mandó, en dos ocasiones, al suelo al cubano. Reaccionó el campeón olímpico. Se veía con el combate perdido, pero Enmanuel conectaba golpe arriba y abajo. Se llevó el segundo asalto. “Dale campeón”, le gritaban.

En el definitivo, el tercero, se vieron imágenes de Enmanuel sonriendo, sacando la lengua y entero. No se despistó. Estaba igual de agresivo y decidido a romper el combate con más iniciativa que el cubano, que planteó la estrategia a la contra, a esquivar golpes y buscar su momento. No pareció ser mejor y Enmanuel no se calló. Le ‘robaron’ el combate y el sueño de la medalla en Tokio.

Juegos Olímpicos
El redactor recomienda