ESTÁ A +4 A FALTA DE CINCO HOYOS

Irreconocible Tiger: contra las cuerdas en un PGA Championship detenido por la tormenta

Tiger Woods marcha con un acumulado de +4 a falta de cinco hoyos para que concluya la segunda jornada del PGA Championship, que tuvo que ser suspendida por una fuerte tormenta eléctrica

Foto: Irreconocible Tiger: contra las cuerdas en un PGA Championship detenido por la tormenta
Irreconocible Tiger: contra las cuerdas en un PGA Championship detenido por la tormenta
Autor
Tiempo de lectura3 min

Tiger Woods marcha con un acumulado de +4 a falta de cinco hoyos para que concluya la segunda jornada del PGA Championship, que tuvo que ser suspendida este viernes por una fuerte tormenta eléctrica. Está contra cuerdas. Este sábado, nada más reanudarse el juego, todavía tendrá que salvar una situación muy delicada en el 14, donde no cazaba el green...

De nuevo en situación casi desesperada y al borde de quedarse fuera del corte por tercer 'major' consecutivo. El gran enigma del golf mundial sigue en pie, porque la recuperación de sus constantes vitales, la que asomó en determinados episodios del Quicken Loans, queda de momento entre paréntesis. Veremos qué es capaz de hacer tras la reanudación del juego en el final de la segunda ronda, pero incluso salvando el par en el 14 puede necesitar dos o tres birdies en los últimos cuatro hoyos para pasar el corte...

Desde luego, todos y cada uno de sus problemas van mucho más allá de cualquier deficiencia tangible. Woods no se reconoce en el campo y esa sensación extraña y persistente lo tiene confundido. Casi asombrado y, desde luego, fuera de sitio.

Él mismo explicaba los síntomas de su mal después de quedarse fuera del corte en el Old course de St. Andrews, pero no encuentra el tratamiento. Dijo entonces que por una razón u otra era incapaz de poner en marcha las rondas. Aseguró que él siempre había calculado que para ganar un 'major' hacían falta dos tramos explosivos de nueve hoyos a lo largo y ancho de las cuatro rondas y que él estaba dejando pasar todas las oportunidades para construir esos largos momentos mágicos...

En efecto, ni en el US Open ni en el British Open llegó a encadenar siquiera dos birdies consecutivos en ningún momento. Es más, en ambas citas se marchó después de sumar sólo tres birdies en 36 hoyos, seis en el total de esas cuatro rondas. En el Masters, el pasado 11 de abril, sábado, fue la última vez que encadenó dos o más birdies en un Grande (fueron tres en los hoyos 2, 3 y 4 del Augusta National).

Un pequeño triunfo... seguido de otro fracaso

Este viernes, en Whistling Straits, se le escapaba otra de esas oportunidades como agua entre los dedos. Después de salvar a la vieja usanza un gran par en el hoyo 1, donde todavía pateaba para birdie tras fallar la salida y encontrarse una posición fea en la arena para acomodar el segundo tiro, enganchaba al fin dos birdies seguidos. El primero jugando de libro el par 5 del hoyo 2 (ay, aquellos birdies que caían por castigo en los pares 5), y el segundo después de pegar un tirazo desde el tee en el 3, primer hoyo corto del recorrido. Por primera vez en meses sonaba la corneta en una gran cita. Era el momento, ese momento, y había que alargarlo como fuera...

Pero acto seguido caía un doble bogey en el hoyo 4 tras fallar la salida y encadenar errores y desgracias. En otro tiempo, quizá, hasta hubiera embocado el putt de seis metros que tenía para salvar el bogey. O mejor: en otro tiempo no se hubiera quitado de encima la segunda sacada de búnker que tuvo que ejecutar (la primera era imposible) y habría dejado la bola más cerca del hoyo, seguro, para embocar después irremisiblemente un putt de uno, dos o tres metros.

A partir de ahí no fue capaz de arrancar de nuevo, sencillamente porque le cuesta un mundo embocar putts medios y largos. Tiger no se reconoce porque ha perdido aquella fe inagotable en sí mismo. Pero ha aceptado el reto con una gallardía y deportividad dignas de admiración. El proceso de recomposición puede ser más largo de lo esperado, pero a él no le apetece nada rendirse.

Más noticias en Ten-golf.es:

Day interruptus

Sergio se congela de pura impaciencia

Golf

El redactor recomienda

Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
0 comentarios
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios