Es noticia
Menú
Lo mejor y lo peor | El 'recado' de Asensio a la grada y la cabezonería de Ancelotti con los cambios
  1. Deportes
  2. Fútbol
REAL MADRID 3-0 ALAVÉS

Lo mejor y lo peor | El 'recado' de Asensio a la grada y la cabezonería de Ancelotti con los cambios

El Real Madrid consiguió un triunfo más sufrido de lo que dice el marcador ante el Alavés y, de no ser por el desatascador Asensio, los tres puntos habrían estado muy comprometidos

Foto: Asensio celebra su gol ante el Alavés. (Reuters/Juan Medina)
Asensio celebra su gol ante el Alavés. (Reuters/Juan Medina)

El Real Madrid consiguió frente al Alavés una victoria balsámica que le permite ser más líder de la liga (3-0). El conjunto blanco, que volvió a la competición tras la dolorosa derrota ante el PSG -más por la imagen mostrada que por el resultado-, sabía que necesitaba sumar los tres puntos para enderezar el rumbo y no entrar una pequeña crisis de resultados. Pero el partido fue mucho más complicado de lo que dictó el marcador final y, de no ser por la aparición del desatascador Asensio, quién sabe cómo de tensos y complicados hubieran sido los últimos minutos del partido.

Y es que el Madrid nota tremendamente cuando Benzema y Vinicius no están inspirados. Es cierto que este sábado marcaron los dos -uno de penalti, el otro de tras una buena jugada colectiva-, pero ahora mismo son la sombra de aquellos jugadores que maravillaron en la primera parte del campeonato. Cuando se apagan, la producción ofensiva de los blancos se anula y llegar con claridad de la meta rival se antoja un suplicio… salvo por los latigazos de Asensio, que están salvando al equipo. Aunque su gol, esta vez, llegó con recado a la afición.

Lo mejor | Asensio empieza a ser decisivo

placeholder FOTO: Reuters/Juan Medina.
FOTO: Reuters/Juan Medina.

Marco Asensio está de vuelta. El extremo blanco está empezando a recuperar el nivel que le hizo ser un jugador importante en el Real Madrid y, tras superar su grave lesión de rodilla, empieza a tener la confianza suficiente como para decidir los partidos. Es cierto que le falta cierta continuidad y un punto de velocidad, pero sus ayudas a nivel defensivo, cómo se ofrece en salida de balón y, especialmente, cómo de afinada está la puntería de su cañón le están sirviendo para ganarse un hueco en el once inicial.

Asensio ya suma siete goles en lo que va de temporada y, buena parte de ellos, han sido decisivos. Muchos de sus tantos no maquillan el resultado o aumentan la cuenta goleadora, sino que son los que abren la lata e, incluso, en muchas ocasiones son los que dan los tres puntos a los blancos. Por esa razón, Asensio no tuvo problema en pedirle a la afición más implicación con el equipo, echándole en cara los silbidos -solo unos segundos antes tuvo una pérdida que pudo ser nefasta- y volvió a reivindicarse con un golazo de bandera.

Lo bueno | Tres puntos básicos

placeholder FOTO: EFE/Emilio Naranjo.
FOTO: EFE/Emilio Naranjo.

Es una evidencia del Real Madrid no está viviendo los mejores momentos de la temporada. Desde que comenzara 2022, el equipo parece haber entrado una pequeña mala racha donde no termina de encontrar su mejor forma y en la que los goles ya no caen de manera tan sencilla. Por esa razón, de aquí a final de curso cada partido será una final si se quiere volver a levantar un título. Y es que ante el Alavés era otro de esos partidos trampa, con un equipo muy encerrado atrás y las líneas muy juntas, algo que tan difícil hace los partidos al Madrid. Costó mucho abrir la lata y, al final, cayó una goleada que engaña sobre lo que pasó en el césped.

Lo normal | Un escándalo llamado Militao

placeholder FOTO: EFE/Miguel Oses.
FOTO: EFE/Miguel Oses.

Si un jugador está brillando en la presente temporada ese es el central brasileño. Militao no solo ha acabado de un zarpazo con las dudas sobre si era el ideal para hacer olvidar a Sergio Ramos, sino que está demostrando con creces que es uno de los mejores centrales del mundo. Ante el Alavés, fue capaz de ganar buena parte de sus duelos aéreos contra Joselu, uno de los jugadores más potentes en esta faceta. Además, su facilidad para corregir, leer el juego, anticiparse e, incluso, superar líneas en salida del balón, le convierte en una pieza fundamental en el esquema de Ancelotti.

Lo malo | Valverde no termina de romper

placeholder FOTO: Reuters/Juan Medina.
FOTO: Reuters/Juan Medina.

El madridismo tiene muchas esperanzas puestas en el centrocampista uruguayo, que tiene unas condiciones descomunales para ser un jugador importante. Es un jugador con mucho recorrido, capaz de adaptarse a varias posiciones, con garra y, además, con gol. Sin embargo, Valverde no está teniendo esta temporada el peso en el equipo que se esperaba y, por ello, su presencia en el once inicial ante el Alavés era una buena oportunidad para reivindicarse. Pero no tuvo su mejor día y, a pesar de intentarlo, no marcó las diferencias y no fue capaz de dar un golpe sobre la mesa para demostrar por qué debe de ser titular indiscutible.

Lo peor | La mala costumbre de Ancelotti

placeholder FOTO: Reuters/Juan Medina.
FOTO: Reuters/Juan Medina.

El Real Madrid está empezando a tener un problema de gasolina, uno de los grandes miedos que tenía el aficionado desde el comienzo de la temporada. Y es que Ancelotti sigue sin rotar y exprimiendo al máximo a los 14 jugadores en los que confía. Pero eso supone un desgaste excesivo y que las piernas empiecen a pesar en el tramo definitivo de la temporada. En los últimos partidos se puede ver que al equipo le falta empuje, especialmente en el medio del campo, donde las rotaciones brillan por su ausencia. Una vez más, Ancelotti volvió a desperdiciar una oportunidad para dar minutos a jugadores menos habituales y dar descanso a su guardia pretoriana.

El Real Madrid consiguió frente al Alavés una victoria balsámica que le permite ser más líder de la liga (3-0). El conjunto blanco, que volvió a la competición tras la dolorosa derrota ante el PSG -más por la imagen mostrada que por el resultado-, sabía que necesitaba sumar los tres puntos para enderezar el rumbo y no entrar una pequeña crisis de resultados. Pero el partido fue mucho más complicado de lo que dictó el marcador final y, de no ser por la aparición del desatascador Asensio, quién sabe cómo de tensos y complicados hubieran sido los últimos minutos del partido.

Real Madrid Marco Asensio
El redactor recomienda