"No tocamos a Lopetegui por miedo a las posibles represalias federativas con los arbitrajes"
  1. Deportes
  2. Fútbol
EL VAR ENCIENDE EL FÚTBOL ESPAÑOL

"No tocamos a Lopetegui por miedo a las posibles represalias federativas con los arbitrajes"

Los errores en los partidos Villarreal-Barça, Espanyol-Real y Real Madrid-Sevilla ponen bajo sospecha al estamento que depende de la RFEF y bien valen para rescatar un 'off the record'

Foto: Los jugadores de la Real protestan a Mateu Lahoz. (EFE / Andreu Dalmau)
Los jugadores de la Real protestan a Mateu Lahoz. (EFE / Andreu Dalmau)

A diferencia de los delitos, que lo hacen en un determinado plazo de tiempo, los 'off the record' (a micrófono cerrado) nunca prescriben. Sin embargo, hay algunos que, siempre y cuando se diga el pecado, pero no el pecador, pueden utilizarse para intentar explicar situaciones difícilmente explicables, como, por ejemplo, lo que sucede en el arbitraje español, sin la excusa del error humano desde la implantación del videoarbitraje, coloquialmente conocido como VAR, que no ha hecho sino empeorarlo. "No tocamos a Julen Lopetegui por miedo a las posibles represalias de la Federación con los arbitrajes". Esta fue la confesión del expresidente de un importante club cuando el ahora entrenador del Sevilla FC dirigía a las categorías inferiores de la Selección española y podía ser un buen candidato a ocupar su banquillo.

Foto: Velasco Carballo y Rubiales, en el homenaje de despedida a Sánchez Arminio.

Más allá de teorías conspirativas, hay algo que es evidente, y es que el estamento arbitral no depende de LaLiga, sino de la Federación Española de Fútbol (RFEF), con lo que ello supone. "Los árbitros deben tener total independencia", promulgó el presidente de la RFEF, para a renglón seguido "romper una lanza a su favor, pues están a un magnífico nivel y son los mejores del mundo". Como es sabido, Luis Rubiales está en permanente disputa con su homólogo Javier Tebas y al mismo tiempo alineado con los tres clubes que casualmente casi siempre salen mejor parados con los arbitrajes. A saber, Real Madrid, FC Barcelona y Athletic de Bilbao.

Pau Torres, jugador del Villarreal, no se mordió la lengua al preguntarle sobre la mano de Piqué que ni el árbitro Soto Grado ni su compañero Munuera Montero en la Sala VOR consideraron punible. "Joder, yo veo el penalti clarísimo. Se tira y le da en la mano, el balón impacta y la mano se le va hacia atrás. Para ver un fuera de juego estamos diez minutos, para ver el penalti podríamos haber estado dos. Somos el único equipo al que no le han pitado un penalti a favor, pero es que al Barça tampoco le han pitado ninguno en contra". "Se daba todo, era imposible", sentenció el central.

Algo parecido le sucedió a otro internacional español, Mikel Oyarzabal, con el gol que Mateu Lahoz anuló a la Real Sociedad en su visita al Espanyol y que suponía el 0-1 para los donostiarras. "Podría decir muchas cosas... Todavía no he entendido nada y el árbitro no sabe ni lo que pita. No nos da ninguna explicación lógica y coherente. Le he preguntado seis veces y me dice que mejora la jugada, pero no es así porque Januzaj está detrás de él". "Nos vamos cabreados, con mal cuerpo", añadió claramente enfadado el capitán de una Real líder hasta hace dos semanas y que este sábado recibe al Real Madrid en Anoeta.

placeholder Piqué, en el momento de hacer penalti.
Piqué, en el momento de hacer penalti.

Monchi tampoco se cortó

Por último, y para cerrar la jornada en lo que a escándalos arbitrales se refiere y que, casualmente, afectaron a la parte alta de LaLiga, el director deportivo del Sevilla FC, Monchi, también fue rotundo al ser preguntado por el penalti de Alaba a Ocampos en el partido disputado en el Bernabéu. "No tengo dudas, hay contacto y hay penalti. Pero no lo tengo que decir yo, es un penalti muy claro y lo tenéis que decir vosotros. Es una zancadilla clara, es la visión de cualquier persona objetiva. Es penalti y punto". "No me voy cabreado por la jugada del penalti, no es nuevo", aseguró el gaditano.

Como quiera que minutos antes el director de relaciones institucionales del Real Madrid, Emilio Butragueño, había respondido a la pregunta sobre el penalti de Alaba, que había existido otro no señalado sobre Vinicius, Monchi no pudo evitar perder las formas y dijo: "Y mi prima también ha visto un penalti". Normal que el director deportivo del Sevilla FC estuviera enfadado, pero más que por el arbitraje de Sánchez Martínez, por el videoarbitraje, lo que hace incomprensible que no se pitara penalti por la mano de Piqué o Matu Lahoz no revisara la jugada para reconocer su error, algo que, según algunos jugadores de la Real, sí hizo en privado. Lamentable.

"El VAR tuvo un antes y un después de la llamada de Florentino a Rubiales", llegó a declarar el mismísimo presidente de LaLiga. "Que un club tan importante como el Real Madrid pueda hacer una llamada como aquella 20 minutos después de terminar un partido (contra la Real) no es lo más conveniente para el mundo arbitral. Hace que haya más tensión en los árbitros y no es bueno tampoco para LaLiga", explicó Tebas, quien pidió que "el colectivo arbitral esté lo menos implicado en la polémica arbitral", para añadir que "aunque, claro, si anunciamos y decimos que hemos hablado del VAR con el presidente del Real Madrid, pues no es lo mejor".

Foto: Una 'aficionada' del Real Madrid, durante la final de la Supercopa de Arabia. (EFE)

"Los árbitros harán única y exclusivamente lo que diga la Federación", fue la respuesta dada desde el Comité Técnico de Árbitros (CTA) cuando con motivo de la pandemia LaLiga se planteó el regreso de sus competiciones y desde la Ciudad del Fútbol de Las Rozas mostraran su oposición, hasta, claro está, el dinero de los famosos Pactos de Viana hizo entrar en razón a Rubiales. Por cierto, este lunes fue la última designación arbitral de Velasco Carballo como presidente del CTA, junto al responsable arbitral de LaLiga, Daudén Ibáñez, y el tercer miembro, Puentes Leira, recientemente designado por el Consejo Superior de Deportes (CSD). Este miércoles, Medina Cantalejo tomará posesión de su cargo, pero poco o nada puede esperarse. Al menos para bien del arbitraje y del fútbol.

Real Federación Española de Fútbol Javier Tebas Luis Rubiales Carlos Velasco Carballo