victoria azulgrana por 0-1

La racha del Cholo Simeone contra el Barcelona que no parece tener fin

El Atléticojugó un gran partido, pero se estrelló contra Ter Stegen y sufrió a Messi. Un gol del argentino en el minuto 86 dio la victoria al Barça, que sigue sin perder contra Simeone en Liga

Foto: Álvaro Morata (i) y Leo Messi se saludan tras el final del Atlético de Madrid-FC Barcelona. (EFE)
Álvaro Morata (i) y Leo Messi se saludan tras el final del Atlético de Madrid-FC Barcelona. (EFE)
Autor
Tiempo de lectura2 min

En la vuelta de Antoine Griezmann, el protagonista fue Leo Messi. El francés lleva tres meses a la sombra del argentino en el FC Barcelona y lo estuvo también en el partido contra el Atlético de Madrid (0-1), resuelto en los últimos minutos por el futbolista que este lunes recibirá, casi con toda seguridad, su sexto Balón de Oro. Un gol de Messi noqueó al Atlético, que sigue sin ganar al Barça en Liga desde que el Cholo Simeone es su entrenador.

Son 16 partidos, cinco empates y once derrotas. Hay que rebuscar mucho en los 15 anteriores para ver uno mejor que el de este domingo. La paradoja del Atlético esta temporada es que está jugando bien, a ratos bastante bien, pero le cuesta un mundo ganar. Simeone ha dado una vuelta al juego del equipo, diferente al que ganó la Liga hace un lustro, pero le faltan goles. "Ya llegará el cambio de que en vez de que dé en el palo o la saque el portero, entrará", declaró Simeone en 'Movistar'

No le sobran y lo que va de temporada es la prueba. Pero si encima está enfrente un portero como Ter Stegen, la situación empeora. El portero alemán evitó la derrota del Barcelona, como ya hizo hace unos meses en Dortmund. Realizó dos paradas superlativas en la primera parte. La primera tras un remate de Mario Hermoso y la segunda en un cabezazo de Álvaro Morata. Sin él, el Barcelona habría sufrido mucho más en una primera parte en la que fue inferior.

El Cholo Simeone durante el Atlético de Madrid-FC Barcelona. (Reuters)
El Cholo Simeone durante el Atlético de Madrid-FC Barcelona. (Reuters)

Los jugadores rojiblancos se fueron con la sensación de que merecieron mucho más. Igual que los aficionados que llenaron el Wanda Metropolitano que gritaron "¡Griezmann, muérete!" en varios momentos del partido. El francés fue pitado de principio a fin cada vez que tocó el balón. Si no hubiera sido por ese trato, habría pasado desapercibido en su vuelta.

No lo hizo Messi. Le costó mucho entrar en el partido, muchas veces por el buen hacer del Atlético. Pero esperó su momento y lo encontró. En el minuto 86', con el rival volcado y dejando más espacios, recibió un poco más adelante del centro del campo y arrancó hacia la portería. Antes de llegar al área se encontró con Luis Suárez, que le devolvió una pared para que él disparara al primer toque y batiera a Jan Oblak con un tiro raso pegado al palo.

El Atlético, que ya estaba mojado por la constante lluvia que llevaba cayendo todo el día en Madrid, se quedó congelado. Un partido más sin ganar al Barcelona en Liga. Y ya van 16 seguidos.

Liga

El redactor recomienda

Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
2 comentarios
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios