el otro partido del wanda metropolitano

Atlético - Barcelona: la senyera ante Pedro Sánchez y el canto de "¡Griezmann muérete!"

Lo que envuelve al Atlético de Madrid-Barcelona también ha generado ruido, aunque no tanto como lo que ha acontecido en el césped madrileño del Wanda Metropolitano

Foto: Antoine Griezmann, este domingo, en su exestadio. (Reuters)
Antoine Griezmann, este domingo, en su exestadio. (Reuters)

El FC Barcelona ha elegido este mediático partido ante el Atlético de Madrid en el Wanda Metropolitano (que ganó 0-1, con gol de Leo Messi) para estrenar su cuarta camiseta en lo que va de temporada. Es la más simbólica de todas: una senyera. El torso de 'los' Messi, Antoine Griezmann, Gerard Piqué y compañía estaba envuelto en una bandera de Nike con el dibujo de la bandera autonómica de Cataluña. Eso sí, el amarillo es el color predominante, así que el colegiado del partido (Mateu Lahoz) no tuvo problemas para distinguir con las rayas rojiblancas.

Si en lo visual lo más llamativo fue esta nueva camiseta (aunque si hablamos de llamar la atención, la palma se la llevó el traje con el que el Barça viajó hasta Madrid, de la firma de moda Thom Browne —no es un montaje—), en lo auditivo fue la constante bronca que el público colchonero echó a Antoine Griezmann cada vez que tocaba el balón. Pitos y más pitos durante todo el partido para quien tanta alegría dio en el pasado, pero las maneras de salir no gustaron a una afición que emiten su juicio sobre la decisión de irse a uno de sus principales rivales tanto en España como en Europa. De hecho, de los silbidos también se pasó a un desagradable "¡Griezmann, muérete!" en algunos momentos del partido, un cántico que habla muy mal de la afición (no de toda, evidentemente) rojiblanca.

El presidente del Gobierno en funciones, Pedro Sánchez (centro dcha), conversa con el presidente del Atlético de Madrid, Enrique Cerezo. (EFE)
El presidente del Gobierno en funciones, Pedro Sánchez (centro dcha), conversa con el presidente del Atlético de Madrid, Enrique Cerezo. (EFE)

Pedro Sánchez y el fútbol

Más allá de estos dos temas de color, otro punto caliente del partido fuera del terreno de juego estuvo en el palco, donde Pedro Sánchez se vio rodeado de un puñado de jefes de estado internacionales —de Costa Rica, Carlos Alvarado; Guatemala, Jimmy Morales; Honduras, Juan Orlando Hernández; República del Congo, Denis Sassou-Nguesso; y Nauru, Lionel Aingimea— y los primeros ministros de Grecia, Kyriakos Mitsotaki; Polonia, Mateusz Morawiecki; Noruega, Erna Solberg; Montenegro, Dusko Markovic; e Islas Cook, Henry Puna; así como la presidenta de la Cámara de Representantes de Estados Unidos, Nancy Pelosy, quienes acudieron al partido un día antes de que comience en Madrid la cumbre del clima (o cumbre de Greta), que tiene lugar desde el día 2 al 13 de diciembre.

Sánchez ha presenciado el encuentro sentado a la izquierda del presidente del Atlético de Madrid, Enrique Cerezo, mientras que el alcalde de Madrid, José Luis Martínez-Almeida, asiste también al partido al otro lado del máximo dirigente rojiblanco. A la izquierda de Pedro Sánchez observaba el partido el presidente de la Federación Española de Fútbol, Luis Rubiales.

Pedro Sánchez, aficionado al baloncesto, se deja poco ver por algún palco de un estadio de fútbol. Pero en este caso parecía que no tenía escapatoria... No habrá podido desconectar del tema que más le ocupa en estos momentos dentro de España, la crisis de Cataluña, viendo las camisetas del equipo visitante. Reivindicación de su autonomía hasta en el fútbol.

Fútbol

El redactor recomienda

Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
2 comentarios
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios