el árbitro no vio un claro gol fantasma

"Ha sido un error garrafal". Solo la 'ceguera' arbitral frenó al Barcelona en Valencia

El equipo de Valverde no es de esos que enamoran, pero ha demostrado sobradamente su eficacia incluso para voltear un partido que se le había puesto en contra

Foto:

Que el Barça no es el equipo con el juego más plástico y bello del mundo ya lo sabíamos, pero hasta que ha visitado Mestalla solo había empatado un encuentro —ante el Atlético—- y yendo de menos a más. Es decir, que se tenía la sensación de que si en el Wanda dura cinco minutos más el partido, se hubiera llevado los tres puntos. Ahora el equipo de Valverde ha demostrado que es capaz de sobreponerse a todo y ha sido capaz de llevarse un punto ante un Valencia que lo apretó hasta el último minuto en el que Zaza lanzó una volea fuera, y, sobre todo, gracias al error garrafal de Iglesias Villanueva y de su asistente, que no vieron cómo un chut de Messi era un gol absolutamente válido. Sucedió en el minuto 29, cuando tras una asistencia de Luis Suárez el argentino disparó a puerta y a Neto se le escapó la pelota, que entró mansamente dentro de la portería. Entró entera y verdadera. El árbitro no lo vio, el asistente tampoco y el Valencia armó una contra mientras los azulgrana se desesperaban incrédulos.

A pesar del tremendo fallo del colegiado, el Barça no cayó en la ansiedad y en la primera mitad dominó el choque, jugando casi continuamente en área contraria, manteniendo posesiones largas y presionando ferozmente al rival cada vez que la perdían. Solo la ceguera arbitral y un poco de fineza en el último pase de cara a puerta impidieron que los azulgrana se marcharan al descanso con ventaja en el marcador. Messi, sin perder la compostura, se fue hablando con Iglesias Villanueva y su asistente apuntándoles el error.

En la segunda parte, sin embargo, el guion del encuentro se dio la vuelta como un calcetín y el Valencia salió con ganas de hincarle el diente. En el 60’, tras un pase de Gayá, Rodrigo en el primer palo adelantó a su equipo y le dedicó el tanto al expresidente del Valencia Jaume Ortí, colocándose una peluca naranja que le tiraron desde la grada. El árbitro, delante suyo, le esperaba con una tarjeta amarilla que al final no le mostró, pero a los cinco minutos sí lo hizo cuando cometió una falta sobre Paulinho. Es decir, que hubiera sido la segunda y tendría que haberle expulsado.

Con el Valencia llegando con facilidad, Valverde renovó toda la banda derecha y Deulofeu, Denis Suárez y Aleix Vidal entraron en el campo. Justo cuando lo estaban pasando peor, cuando parecían más agobiados y faltaban nueve minutos para que terminara el partido, Messi paró un segundo, levantó la vista y dio un pase medido, exacto al espacio por donde Jordi Alba entraba como un obús y, con un gran remate, empataba el partido.

"Error garrafal"

Es el primer tanto del lateral en la Liga, y en cuanto se terminó el partido Alba no se mordió la lengua en declaraciones a Movistar: “Ha sido un error garrafal del árbitro, hasta yo desde el medio campo he visto que el balón entraba. Ya nos pasó contra el Betis y se nos escapó la Liga el año pasado por esos puntos que merecemos. Es que es muy claro, cuando el balón pasa tres metros la línea de gol, lo tienes que ver”.

El jugador catalán se refería al gol que tampoco subió al marcador en enero pasado, cuando el Barça visitó el Benito Villamarín en un partido que finalizó con empate a uno. Ernesto Valverde, sin embargo, no quiso ser tan duro como su futbolista, y aunque afirmó que el gol era válido, añadió: “Este tipo de jugadas del gol son tan claras... El balón entra, pero también hicimos un gol al Málaga y en aquel momento nos beneficiaron. Ahora nos han perjudicado, probablemente por la mala posición del linier”. En el gol del Málaga, el centro había salido fuera, pero el entrenador culé se quejó “porque con estas jugadas tan claras todos quedamos en evidencia. Nadie sabe que hubiese pasado si nos conceden el gol, pero está claro que había sido una gran ventaja”.

Andrés Iniesta, también en declaraciones a Movistar, añadió: “Hemos completado una gran primera parte, con un gol habríamos tenido el partido más controlado y todo el mundo menos quien tenía que verlo ha visto que el balón ha entrado. Ha sido claro por todo, por cómo ha entrado, por la reacción del portero… Pero no lo ha visto quien debía. Imagino que los que tienen que implementar el VAR seguirán tomando nota. Son jugadas muy claras y no hay interpretación posible”.

Pese a todo, el Barça sigue invicto en esta Liga, mantiene cuatro puntos de ventaja sobre el Valencia, y Atlético y Real Madrid siguen estando lejos, a ocho. Ni siquiera el grave error arbitral pudo con el equipo de Valverde. Y ya van 13 jornadas.

Liga

El redactor recomienda

Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
17 comentarios
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios