Griezmann estrena el Wanda, pero el Atlético usa la fórmula de siempre para ganar
  1. Deportes
  2. Fútbol
hizo lo justo para sumar los tres puntos

Griezmann estrena el Wanda, pero el Atlético usa la fórmula de siempre para ganar

Lo que al final importaba era estrenar con victoria el estadio, lo que se recordará es que fue Griezmann el primero que anotó un gol oficial en el nuevo Metropolitano y que se sumaron tres puntos

placeholder Foto: Antoine Griezmann marcó el gol del triunfo en la inauguración del Wanda Metropolitano. (EFE)
Antoine Griezmann marcó el gol del triunfo en la inauguración del Wanda Metropolitano. (EFE)

El Atleti estrena campo, pero no método. Por mucho que el Wanda Metropolitano se sitúe a la vanguardia estilística y arquitectónica de los estadios mundiales, el juego del Atlético sigue siendo igual de ramplón. El Cholo se llevó a las afueras de Madrid lo mismo que lleva haciendo los últimos cinco años y pico, porque lo que al final importa es ganar y ya está. Lo que se recordará es que fue Antoine Griezmann el primero que anotó un gol oficial en el nuevo Metropolitano y que se estrenaó con victoria el estadio. Es lo que vale, lo que sirve, qué necesidad hay de más.

Al fútbol le sobra parafernalia. Decían cerca de la posición de la tribuna de prensa que el Wanda no gusta, que "es demasiado frío o algo". Ese algo es indefinible. ¿A qué se debe que el partido resultara desangelado? No se sabe. Es un sitio nuevo donde se hace lo que se hace todos los días, pero por algún motivo se hace de manera diferente, con menos pasión. Los dos equipos se sienten desubicados: uno porque juega fuera de casa, otro porque lo hace en un lugar que aún no siente como propio. El Wanda tendrá días en los que resultará una caldera para propios y ajenos, pero ese momento aún no ha llegado. Después de un inicio ensordecedor, la grada se calló. Solo cantaban los de siempre, los del fondo sur, el resto puede que echaran de menos al viejo de la silla de al lado que siempre llamaba vagos e inútiles a los jugadores aunque jugasen como los ángeles o estuvieran nerviosos por estrenar asiento y dedicasen más tiempo a las pipas que a las palmas.

placeholder Borja Bastón estuvo a punto de adelantar al Málaga en la primera parte. (EFE)
Borja Bastón estuvo a punto de adelantar al Málaga en la primera parte. (EFE)

El Málaga es un equipo limitadito. Las bajas que ha sufrido han sido durísimas, los mejores futbolistas del equipo han salido y los reemplazos no están a la altura de momento. Míchel se lleva a matar con el dueño catarí. La posición en la tabla, aunque llevemos solo cuatro jornadas, es un buen indicativo de cómo está este club. Y pese a esta realidad que agobia al club andaluz, el Atlético volvió a jugar como siempre. No hay quien saque al Cholo de su 'sota, caballo, rey' particular. Cuatro pivotes en el medio que no tenían capacidad para romper las líneas albiazules, pese a que tampoco es que tuvieran una consistencia demasiado sólida.

Durante 45 minutos pasó lo habitual en un partido del Atleti: nada. Este equipo, gracias a las doctrinas del Cholo Simeone, es capaz de conseguir que en un deporte con tantos vaivenes como el fútbol pueda no pasar prácticamente nada durante un largo tiempo. El Atlético domina la pelota, la tiene en su poder y pese a ello no puede encontrar el camino hacia la portería. Pese a ese monopolio de juego, fue el Málaga el que tuvo la mejor ocasión del primer tiempo con uno de los varios contragolpes que obtuvieron. No faltó mucho para lo que soñaba la afición rojiblanca: que le primer gol del Wanda Metropolitano lo marcase un canterano, pero Borja Bastón no adelantó al Málaga por una excelente intervención de Oblak.

placeholder Ángel Correa asistió a Griezmann en el gol. (EFE)
Ángel Correa asistió a Griezmann en el gol. (EFE)

El partido estaba tan tranquilo, tan callado que había un triste runrún de 'cerocerismo'. El Cholo hizo la reacción que pedía el césped, la que le piden casi todos los encuentros en los que juega con cuatro en medio: quitar a uno de ellos y meter a Carrasco. Porque casi siempre es Carrasco el que entra, ya sea de titular o de refresco. Su elección como sacrificio fue Thomas Partey, lo cual no aplicaba a lo visto en la nueva hierba. Ubicado prácticamente como pivote único, el ghanés era la referencia para los centrales en la salida de pelota, antes incluso que el capitán Gabi. Thomas organizó el juego con criterio y mando en plaza, mostrando esa evolución que ha hecho al Cholo querer que se quede todo este tiempo. Pero a la hora de elegir, lo seleccionó a él para marcharse al banco... en vez de Gabi.

Carrasco tiene bastantes defectos, como que si fuera más individualista jugaría solo, pero reactiva a cualquier equipo muerto por dentro. Desde el primer momento en que pisó el campo, revolucionó al Atlético, que se situó unos metros más cerca de la meta de otro canterano, Roberto Jiménez, acumulando las ocasiones que no encontró en el primer tiempo. Y con Carrasco, Griezmann y Correa en el campo, siempre pueden pasar cosas. Apareció el argentino por la banda, se adentró en el área y se la puso a Antoine, que se agenció el gol histórico. Emotivo y victorioso resultó ser. Griezmann por fin volvía a marcar. El Atleti volvía a marcar. Y a ganar, como exigía siempre ese hombre que da nombre a una de las avenidas que arriba al Wanda. Estreno feliz y muchos recuerdos por crear en el nuevo templo rojiblanco.

Ficha técnica

1 - Atlético de Madrid: Oblak; Juanfran, Godín, Lucas, Filipe; Saúl, Gabi, Thomas (Carrasco, m. 46), Koke; Griezmann y Correa (Fernando Torres, m. 66).

0 - Málaga CF: Roberto Jiménez; Rosales, Luis Hernández, Diego González, Ricca; Rolón (Keko, m. 70), Recio; Chory Castro (Juanpi, m. 64), Adrián, Mula (Diego Rolán, m. 85); y Borja Bastón.

Gol: 1-0, m. 60: Griezmann remata un centro de Correa.

Árbitro: Sánchez Martínez (C. Murciano). Amonestó a los locales Carrasco (m. 64) y Juanfran (m. 76) y al visitante Recio (m. 92).

Incidencias: partido correspondiente a la cuarta jornada de LaLiga Santander disputado en el estadio Wanda Metropolitano ante 63.114 espectadores. El Rey Felipe VI presidió el primer encuentro de la historia del nuevo estadio del Atlético de Madrid. 

LaLiga Santander Atlético de Madrid Málaga CF Diego Simeone Antoine Griezmann Wanda Metropolitano
El redactor recomienda