marcó la 'msn' al completo

Messi reparte caramelos en un partido complicado en el que se lesionó Busquets

El argentino fue el mejor azulgrana en un partido en el que marcó la 'MSN' al completo. Busquets sufrió un esguince de tobillo tras una entrada de Escalante en la primera parte

Foto: Messi fue el autor del segundo gol azulgrana contra el Eibar. (Vincent West/Reuters)
Messi fue el autor del segundo gol azulgrana contra el Eibar. (Vincent West/Reuters)

Una de las frases más recordadas de Frank Rijkaard, con el que comenzó la época más gloriosa del Barça en su historia, fue: “Iniesta es un jugador que reparte caramelos”. En Ipurua, a falta del manchego, lesionado, Leo Messi fue el encargado de compartir, asistir, dar pases en corto, en largo, de cuchara... así hasta que después de que Neymar, Arda Turan y Luis Suárez no aprovecharan las chuches que les estaba repartiendo en la primera mitad, decidió remangarse él y zanjar el partido nada más comenzar la segunda marcando el 0-2.

Mendilibar había avisado antes del encuentro que pensaba plantear guerra al Barça, y lo cumplió. Presionando arriba, metiéndole velocidad y sin dar tiempo al conjunto azulgrana a pensar, el partido se jugó en los primeros minutos tal y como había planteado el técnico del Eibar. Luis Enrique, mientras, sorprendió con una alineación en la que colocó a Mathieu y Umtiti de centrales, dejando a Piqué en el banquillo y a Arda Turan como acompañante de Busquets y Rakitic, justo la posición que menos le va. Encima, en el 7' una durísima entrada de Escalante al tobillo derecho de Busquets dejó KO al azulgrana, que salió en camilla del campo y fue sustituido por Denis Suárez. Rakitic, que no jugaba como titular en Liga desde el pasado 3 de diciembre en el clásico ante el Madrid, fue el encargado de ocupar su posición.

Tras la lesión de Busquets, el Barcelona pareció perdido durante unos minutos, acusando el golpe de la baja de un jugador fundamental que ha sido titular en 27 de los 32 encuentros que ha disputado el equipo esta temporada. Y ahí fue cuando empezó a aparecer el de siempre: Messi. En el 20’ se inventó un pase de cuchara que Luis Suárez envió por arriba de la portería mientras se lamentaba amargamente. Cuatro minutos después, en la mejor ocasión del Eibar, Adrián aprovechó un despiste de Mathieu para intentar fusilar a Ter Stegen, que atajó impecablemente la pelota. Fue la primera y la última para el Eibar en la primera mitad. A partir de ese momento, el Barça se espabiló, comenzó a combinar y en el 31' Denis Suárez, desde fuera del área, adelantó a su equipo y marcó su primer gol con la camiseta azulgrana. Con la calma que da mirar al marcador, Messi volvió a hacer de las suyas y le regaló otra asistencia a Neymar y una más a Turan, que no las aprovecharon, y ya en el tiempo de descuento, Suárez hasta envió un balón al palo.

Neymar marcó de jugada tres meses después. (Juan Herrero/EFE)
Neymar marcó de jugada tres meses después. (Juan Herrero/EFE)

En la segunda mitad, el uruguayo le devolvió el favor y asistió a Messi para que marcara el 0-2. El partido estaba finiquitado y los de Luis Enrique se relajaron lo justo como para que el Eibar llegara en un par de ocasiones al área contraria, pero no dio tiempo a decir "uy, uy, uy" porque en el 68’ Luis Suárez le robó la cartera a Lejeune, hizo un "yo me lo guiso, yo me lo como", se pegó un carrerón y marcó el 0-3. Messi y Luis Suárez ya llevan 15 goles en la Liga y comparten Pichichi, por cierto. A partir de ahí, el técnico concedió un descanso a Sergi Roberto y Luis Suárez para dar cancha a Aleix Vidal y Paco Alcácer, y los minutos transcurrieron lánguidos hasta que un disparo en el 84’ de Pedro León que Ter Stegen desvió a córner sacó de la modorra general en la que había caído el partido. Y para poner la guinda en el pastel azulgrana, Neymar, por fin, marcó de jugada con el tiempo ya cumplido. No lo conseguía desde hacía tres meses.

Entre los aspectos positivos que el entrenador asturiano puede sacar del partido, está la evidencia de que Rakitic, que había perdido su favor, puede suplir a Busquets, que sufre un esguince en el ligamento lateral externo de su tobillo derecho y, como mínimo, estará de baja de dos a tres semanas. El croata firmó un buen partido. En condiciones adversas, sin Iniesta, Busquets ni Piqué, tres jugadores fundamentales, Neymar, Messi y Suárez se pusieron el mono de trabajo y Arda, por fin, no desentonó de interior. El Barça recupera buenas sensaciones, es capaz de sufrir sin venirse abajo y suma cuatro victorias consecutivas. Y cuando hace falta, ahí está Messi, repartiendo caramelos, quitándoles el envoltorio y ¡ñam! comiéndoselos.

Ficha técnica

0 - SD Eibar: Yoel; Capa, Dos Santos, Lejeune, Antonio Luna (Christian Rivera, m. 80); Escalante, Dani García; Pedro León, Adrián (Fran Rico, m. 73), Inui (Rubén Peña, m. 77); y Sergi Enrich.

4 - FC Barcelona: Ter Stegen; Sergi Roberto (Aleix Vidal, m. 64), Umtiti, Mathieu, Jordi Alba; Rakitic, Sergio Busquets (Denis Suárez, m. 9), Arda Turan; Messi, Luis Suárez (Paco Alcácer, m. 75) y Neymar.

Goles: 0-1. m. 31. Denis Suárez; 0-2. m. 49. Messi; 0-3. m. 67. Luis Suárez; 0-4. m. 90. Neymar.

Árbitro: José María Sánchez Martínez (Comité castellano-leonés). Amonestó a los locales Escalante, Capa, Sergi Enrich; y a los visitantes Arda Turan,

Incidencias: 6.340 espectadores acudieron al campo de Ipurúa a presenciar un partido de la jornada 19 de Primera División que había sido declarado 'medio día de ayuda al club. Se guardó un minuto de silencio por el fallecimiento de Victor José Barahona y José Valdés, exvicepresidente y exfutbolista del Eibar, respectivamente.

Liga

El redactor recomienda

Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
2 comentarios
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios