CAE POR LA MÍNIMA Y SIGUEN LAS DUDAS

El Valencia naufraga ante el Espanyol y Nuno ya está al borde del abismo

Tras el Nuno vete ya que Mestalla cantó de manera mayoritaria el pasado fin de semana en el Valencia-Betis, el equipo levantino debía dar un paso adelante en Barcelona. Y dio otro hacia atrás

Foto: Nuno, en el partido ante el Espanyol (Efe).
Nuno, en el partido ante el Espanyol (Efe).

Tras el 'Nuno vete ya' que Mestalla cantó de manera mayoritaria el pasado fin de semana en el Valencia-Betis, el equipo levantino debía dar un paso adelante en Barcelona. Y dio otro hacia atrás. Se impuso el Espanyol por la mínima, dejando muy tocado al entrenador portugués. Muy señalado por la masa social, que ya le ha dejado claro que no es santo de su devoción, a Nuno le espera un ambiente más que caliente este viernes en la capital del Turia con la visita del Granada.

El golpe de Estado que acabó con la salida del club de Amadeo Salvo (presidente ejecutivo) y Rufete (mánager deportivo) no gustó nada a la afición, que en su mayoría siempre mostró su apoyo incondicional al primero. Diseñada la operación por Peter Lim, Jorge Mendes y el propio Nuno, éste último ha quedado en una complicada situación. Con este escenario, al borde del abismo; da igual que cuente con el apoyo del propietario. Visto lo sucedido el pasado sábado, el entrenador cada vez está más marcado.

Nuno ha explicado que es una derrota que les "duele" y que tendrá que "reflexionar, analizar bien, levantar al equipo y preparar el próximo partido". Cuestionado por si cree que tiene el apoyo del vestuario, el luso ha respondido afirmativamente. "Llevamos muchísimo tiempo juntos y tenemos la conciencia muy tranquila. La amistad que nos une está por encima. Nunca tengo dudas de mi trabajo ni el de los jugadores. Sólo juntos y unidos saldremos de esta situación", ha comentado. Sobre si peligra su continuidad en el Valencia, el entrenador portugués afirmó: "Cuando pierdes duele y cuesta, pero sólo hay un camino que es trabajar más, dedicar más tiempo y preparar mejor los partidos para que esto no se repita". 

Ante el Espanyol, un gol de Víctor Álvarez en el minuto 18 fue suficiente para derrotar a los che que no encontraban la fórmula de frenar el empuje ofensivo y el buen trabajo en la contención de los blanquiazules. El meta Domènech, de hecho, fue su hombre más destacado. En los primeros compases, el delantero blanquiazul Caicedo lanzó su primer aviso. Después fueron Bakkali y Rodrigo los que examinaron a Pau López, muy atento.

El equilibrio duró 18 minutos. Marco Asensio rompió la balanza con un centro potente y medido que acabó en el primer gol del encuentro. Víctor Álvarez remató la asistencia del mallorquín, que suma sólo dos partidos en Primera, desde el segundo palo. Santi Mina tocó el balón antes, pero no bastó para quitar veneno a la acción. Los de Nuno no tenían margen para especular e intentaron sorprender a Pau López, uno de los protagonistas del partido. El gerundense exhibió solidez, reflejos y colocación. En cuanto el acelerón del Valencia acabó, fue el turno del Espanyol. Ahora era Domènech, clave, el que estaba bajo los focos.

El marcador no se movió al descanso (1-0). El bloque naranja, como no podía ser de otra forma, mantenía su apuesta ofensiva. A los cinco minutos de la reanudación, Rodrigo remató un pase de Gayá. De nuevo, apareció Pau López. Aunque el Espanyol no estaba dispuesto a esperar y mantuvo la presión. La presencia de Marco Asensio, estelar, en la mediapunta daba fluidez y recursos al ataque de Sergio González. Todas las piezas blanquiazules parecían conectarse mejor y el Valencia tenía problemas para salir con el balón controlado. El dominio era claramente del anfitrión, que buscaba el segundo con fuerza.

En los primeros compases de la segunda parte, la gran mayoría de ocasiones eran del Espanyol: un remate de Marco Asensio que salvó Santos, un disparo elevado de Víctor Sánchez o varias acciones de Caicedo y Duarte. El conjunto visitante apenas pisaba el área local, muy bien arropada por Pau y una defensa muy bien posicionada. Nuno había agotado ya todos sus cambios, a falta de media hora para finalizar el partido. El portugués no encontraba la fórmula de cambiar el signo del pulso, mientras que los catalanes insistían en acosar la portería de Domènech. Sergio González, además, intuía que podía caer el segundo y sus cambios fueron ofensivos.

Burgui entró por Víctor Álvarez y Gerard Moreno por Marco Asensio, que recibió una sonora ovación al caminar hasta el banquillo. El Valencia no reaccionaba y la tensión se traducía en cartulinas amarillas. Sólo pudo celebrar las buenas paradas de Jaume Domènech, ya que cualquier tímido acercamiento acababa en nada.

Ficha técnica:

1 - RCD Espanyol: Pau López; Arbilla, Álvaro, Roco, Duarte; Cañas, Víctor Sánchez (Diop, min.88); Hernán Pérez, Marco Asensio (Gerard Moreno, min.76), Víctor Álvarez (Burgui, min.72) y Caicedo.

0 - Valencia CF: Jaume Domènech; Cancelo, Santos, Abdennour, Gayá (Feghouli, min.61); Barbosa, Javi Fuego, Enzo Pérez; Mina (Alcácer, min.65), Bakkali (Piatti, min.65) y Rodrigo.

Goles: 1-0, min.18: Víctor Álvarez.

Árbitro: Iglesias Villanueva (colegio gallego). Amonestó a Álvaro (min.22), Víctor Sánchez (min.25), Rodrigo (min.38), Santi Mina (min.40), Hernán Pérez (min.41), Bakkali (min.51), Duarte (min.52), Gayá (min.60), Danilo (min.69), Enzo Pérez (min.85) y Piatti (min.85).

Incidencias: partido correspondiente a la quinta jornada de la Liga BBVA disputado en el estadio de Cornellà-El Prat ante 18.231 espectadores.

Liga

El redactor recomienda

Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
3 comentarios
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios