Simeone sueña con Tévez para no repetir el error cometido con Mandzukic
  1. Deportes
  2. Fútbol
la operación es realmente complicada

Simeone sueña con Tévez para no repetir el error cometido con Mandzukic

El croata se irá del Atlético habiendo marcado su último gol en febrero. El Cholo siempre consideró un error su fichaje y ahora quiere un delantero a su gusto, y ese es Tévez, que está tentado por el PSG

Foto:

Cuando se acerca un partido como el de este sábado, la mente únicamente debe estar enfocada en la preparación del mismo, nada debe distraer al futbolista que se va a enfrentar al partido más importante del año. Para algunos será el más importante de sus carreras, incluso. Es una de las funciones principales de un entrenador: mantener a su jugador concentrado y motivado para que la copa no se escape. En Berlín, los que van a jugar de bianconero en el Olympiastadion tienen una preocupación con uno de sus jugadores clave, porque Carlos Tévez tiene dudas y esas dudas podrían afectarle dentro del campo, siendo aun así su capacidad de abstracción asombrosa una vez que rueda el cuero.

A partir del domingo, Carlos Tévez empezará a decidir qué va a hacer el año que viene. Y vista la evolución de sus sentimientos en los últimos meses, su solución final puede ser de lo más inesperada. Según apuntan desde Turín, el Apache tenía claro en febrero o marzo que su futuro estaba muy lejos de la Juventus. Lleva echando de menos su casa de Argentina y el aroma que desprende el césped de la Bombonera cada vez que miles de gargantas eufóricas bancan a Boca, y estaba deseando regresar. Pero la perspectiva de un futuro en oro y azabache no le parece convencer, al menos no todavía. De repente hay otras perspectivas en su carrera que le hacen posponer el billete de vuelta a casa.

Y uno de esos motivos es entrenar con el Cholo Simeone. Es una motivación extra para Tévez poder aprender y seguir creciendo aún más como futbolista al lado de su compatriota, al que admira. Pero es que la voluntad en este caso es mutua. Simeone lo ve como el delantero ideal del Atlético para la próxima temporada, como una referencia ofensiva de primerísimo nivel que puede dar a la plantilla un gran salto de calidad que no ha dado esta temporada. Y si no lo ha dado ha sido, entre otros motivos, por el frenazo en la productividad ofensiva de la plantilla en las últimas jornadas. Más bien, en los últimos meses.

Mario Mandzukic jugó su último partido como rojiblanco contra el Fútbol Club Barcelona en el Vicente Calderón, ese día que Messi decidió que no había por qué esperar a la última jornada para ganar la Liga. En aquel encuentro, el croata no fue titular, sino que entró en la segunda parte ya que Fernando Torres le había quitado el sitio. Y si esto se dio así no fue tanto porque Torres haya sido determinante (un poco sí, la verdad) y haya marcado muchos goles (eso sí que no), sino porque Mandzukic paró de marcar tres meses antes. No hubo un gol del 9 rojiblanco desde febrero, negativa racha que confirma los malos augurios que se crearon en la mente del Cholo cuando la directiva fichó al ex del Bayern unilateralmente en verano.

Esa decisión no gustó a Simeone, que durante la temporada tomó la decisión de no volver a permitir que un fichaje tan determinante como el del 9 titular no sea de su gusto. A la hora de estampar su firma en la renovación de su contrato hasta 2020 eso fue una condición sine qua non. No sólo el delantero centro, sino todos sus fichajes. Y al Cholo le gusta Tévez, y a Tévez le gusta el Cholo. Pero Tévez tampoco es tonto y si le llama el Paris Saint-Germain y le pone 12 millones de euros encima de la mesa es bastante complicado que le diga que no. A sus 31 años es prácticamente imposible que vuelva a tener una oferta tan suculenta. Ni siquiera en Qatar y retiros futbolísticos similares.

Pero desde Italia se apunta a que ni siquiera ese dinero le convencería, ya que es bastante probable que su primera opción sea seguir en la Juventus. Comentan que la opción del PSG es muy llamativa y que no la va a descartar, pero el Apache no ha encontrado en toda su carrera un ambiente tan agradable y una estima tan alta hacia él como tiene en la Juve. Le gusta la ciudad, le gusta la gente y le gusta ser un pilar indiscutible para Massimiliano Allegri y lo que le toca ponderar después de jugar la final de la Champions League contra el Barcelona es si ese estado del bienestar que ha encontrado en Turín es lo suficientemente buena para decirle que no a los millones árabes parisinos y al Cholo Simeone.

Diego Simeone
El redactor recomienda