el valencia, sólo a un punto de los rojiblancos

El Sevilla perdona la vida a un Atlético que se complica incluso el tercer puesto

El Atlético sigue perdido en un laberinto de mal juego que no solucionó ni la entrada de Koke. El Sevilla, con un enorme Iborra, pudo marcar en varias ocasiones, pero no encontró la fórmula

Foto: El Sevilla perdona la vida a un Atlético que se complica incluso el tercer puesto

A Simeone le están empezando a gustar las emociones fuertes. A él, o a sus jugadores. El nivel medio del Atlético de Madrid en el mes que acabó el sábado ha sido más bien flojo, tirando a malo. No sentencio el negativo nivel porque al final, el Atleti sigue siendo tercero en Liga, que era lo que querían al principio de temporada y lo que siguen queriendo. Pero ese equipo fiable de siempre ha desaparecido de la faz de la tierra. Con aquel oasis del derbi contra el Madrid como único detalle alegre, la realidad es que Simeone ha perdido el hilo de la Liga, de la Champions y de la Copa. Lo más preocupante, el juego, directamente terrible en el Pizjuán, donde el Sevilla perdonó a los rojiblancos y no pudo abrir el cerrojo (0-0).

Se preveía un partido intenso en el que iba a imperar el mediocampismo porque se enfrentaban dos equipos que suelen comandar los partidos en la medular, acumular muchos hombres por el medio y evitar que el balón se mueva con fluidez. En realidad, lo que ocurrió en el barrio de Nervión fue que sólo uno de los dos quiso hacer fuerte el centro de la cancha, juntar jugadores más físicos que técnicos para frenar al otro. Por sorpresa, ese equipo fue el Atlético. Simeone no quería jugar, no suele querer, pero en su regreso a Sevilla no tuvo ni la más mínima intención. Gabi, Tiago y Mario. Con esos tres, jugar lo que es jugar no lo iba a hacer. Y lo más significativo: jugó por primera vez con falso nueve desde el inicio.

El Sevilla lo intentó de todas las maneras posibles (EFE).
El Sevilla lo intentó de todas las maneras posibles (EFE).

Si hay algo que le flojee a Emery son sus defensas. No digo que vaya a ponerse malo por un mal aire, un resfriado muy típico de esta época de entretiempo. No, nada de eso. Lo más débil del once que desplegó el Sevilla era claramente su pareja de centrales, muy estática, lenta y tendiente a perder la concentración. Y por ello era de esperar que Simeone la atacase de manera directa y firme. Un 9 clásico que les molestase continuamente, que les retase en el cuerpo a cuerpo, por arriba, en carrera… Y en esta vicisitud, el Cholo decidió estrenar la figura del falso nueve. Y claro, no funcionó en absoluto. Ya experimentó en Vigo, y no funcionó. No hizo nada raro contra el Almería, y ganó.

Sin Koke, sin Torres ni Mandzukic y con sólo Griezmann como referencia ofensiva (nada fija, por otra parte), el Atleti desapareció y se impuso en el campo el toque del Sevilla. Técnicamente, el equipo nervionense no es precisamente un superdotado. Y no obstante, dominó la posesión y la utilizó con inteligencia para atacar a la defensa excesivamente replegada del Atleti. Había dos formas de sacar el balón de atrás: uno a través del toque desde el portero, con paciencia y elaboración; otra, buscar a Vicente Iborra.

¡Qué partizado de Iborra! Otro más desde que Emery se lo inventó como segundo punta. Baja cualquier melón que le manden desde cincuenta metros, aparece entre líneas porque nadie se atreve a marcarle porque no parece lo suficientemente técnico como para ser peligroso, toca rápido y se va al área, donde aparece para rematar lo que caiga por allí, se acuesta en una banda para apoyar al extremo si es necesario... Sólo le faltó marcar ese remate que acabó en el palo para hacer el partido perfecto. Y bueno, algo habrá que decir de Éver Banega, sensacional en la organización del juego de posición hispalense y rápido al corte de las escasas ocasiones en las que el Atleti salió a la contra.

Iborra fue una pesadilla para la defensa rojiblanca (EFE).
Iborra fue una pesadilla para la defensa rojiblanca (EFE).

De hecho, sólo salió en el segundo tiempo cuando entró Fernando Torres por Arda Turan. Sí, el primer cambio volvió a ser Arda, como en Leverkusen. Algo no está viendo bien el Cholo en Arda para sacarlo del campo de manera tan repetitiva. Es el único que aportó algo de pausa al Atleti en el Pizjuán cuando no estaba agobiado y embotellado en su área propia. Pero claro, estaba muy solo. Aparecía Griezmann para apoyarle, pero estaba muy cansado por presionar constantemente la salida de balón sevillista. Raúl estaba más pendiente de romper el juego contrario que de aportar al propio. Y entraron Torres y Koke y fue entonces cuando el Atleti cogió aire, respiró y hasta tuvo opciones para marcar. Pero fue algo puntual, esporádico y pasajero.

Emery respondió a la ofensiva del Cholo con más. M’Bia, Reyes y Gameiro para romper el ritmo al Atleti, si es que en algún momento llegó a cogerlo. Volvió a encerrar a los rojiblancos atrás, de donde no supieron (o no quisieron) salir. Koke jugó un buen rato, media hora para ser exactos… y acabó asfixiado de correr detrás de la pelota. Eso lo suele hacer, y le gusta hacerlo, pero después de tres semanas parado y sin casi entrenamientos con el grupo, no había mucha gasolina en el cuerpo. Al menos no se resintió, que era el potencial problema. Al final, el Atleti dio por bueno el empate… el Sevilla no. Era un momento para mantenerse cerca de la Champions, y cerca del Atleti, ya que estaban. Porque con este mísero punto, el Atleti sólo supera ahora al Valencia en un punto. Pero bueno, sigue siendo tercero… que es lo que quieren.

Ficha técnica:

0 - Sevilla: Sergio Rico; Coke (Mbia, m.70), Arribas (Reyes, m.70), Kolodziejczak, Fernando Navarro; Krychowiak, Iborra; Aleix Vidal, Éver Banega, Vitolo; Bacca (Gameiro, m.79).

0 - Atlético de Madrid: Moyá; Juanfran, Miranda, Godín, Jesús Gámez; Gabi (Coke, m.64), Tiago, Mario Suárez, Raúl García; Arda Turán (Fernando Torres, m.59), Griezmann (Mandzukic, m.75).

Árbitro: Carlos Clos Gómez (Comité Aragonés). Amonestó a los locales Arribas (m.20), Krychowiak (m.49), Mbia (m.81) y Banega (m.92), y a los visitantes Arda Turán (m.37), Gabi (m.43), Jesús Gámez (m.51), Griezmann (m.52), Mario Suárez (m.55), Tiago (m.64) y Miranda (m.87).

Incidencias: Partido de la vigésimo quinta jornada de la Liga BBVA disputado en el Ramón Sánchez Pizjuán ante 36.000 espectadores. Terreno de juego en perfectas condiciones.

Liga

El redactor recomienda

Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
2 comentarios
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios