El atlético se queda a tres partidos del madrid

Simeone se clava el tridente en un pie y tira media Liga por querer jugar a lo que no sabe

El Atlético de Madrid sufrió un duro revés en Balaídos. El conjunto rojiblanco tiró a la basura en sólo 7 días el gran trabajo realizado en el derbi al querer jugar ante el Celta a un juego que no es el suyo

Foto: Diego Simeone reconoce que se equivocó al confeccionar el once inicial ante el Celta de Vigo.
Diego Simeone reconoce que se equivocó al confeccionar el once inicial ante el Celta de Vigo.

El Atlético de Madrid sufrió un duro revés en Balaídos. El conjunto rojiblanco tiró a la basura en sólo siete días el gran trabajo realizado en el derbi, en el que pasó por encima del Real Madrid para dar un golpe sobre la mesa de la Liga. Pero sólo una semana más tarde, el equipo del Manzanares firmó uno de los peores partidos que se le recuerdan en la 'era Simeone' para volver a quedarse a siete puntos del líder. Y, tal y como confesó el argentino, buena parte de la culpa de la derrota tuvo que ver con su alineación ante el Celta, un esquema ultraofensivo con un tridente que se terminó volviendo en su contra.

Las importantes bajas de jugadores como Koke, Arda Turan o Raúl García obligaban al Cholo a tirar de imaginación para crear un equipo competitivo. Y, ni corto ni perezoso, no tuvo ningún problema en arriesgar y salir con Fernando Torres, Antoine Griezmann y Mario Mandzukic en ataque. El argentino decidía salir con el tridente en ataque y desde los primeros compases se vio que el Atlético había perdido la partida táctica con el Celta. Pese a que pronto reaccionó Simeone y retrasó al francés en el medio del campo, la superiordad del Celta desarboló a un Atlético totalmente irreconocible sobre el césped.

Griezmann comenzó en la delantera y tuvo que adaptarse al medio del campo (EFE)
Griezmann comenzó en la delantera y tuvo que adaptarse al medio del campo (EFE)

Y, para colmó, a las primeras de cambio caía lesionado Tiago, teniendo que dar entrada a Mario Suárez. El argentino reconoció su error en sala de prensa: "Perdí 45 minutos por elegir mal. Obviamente la culpa no es de Fernando Torres, que fue al que le tocó salir. El problema es que no pudimos equilibrar al equipo para que estuviera bien posicionado. En la segunda parte empezamos mejor, pero ahí sucedieron los episodios del penalti y su segundo gol", indicó en sala de prensa. El argentino reconocía su error a la hora de confeccionar el equipo y asumía buena parte de la culpa de la derrota.

Si por algo ha destacado el Atlético desde que llegara el argentino al banquillo es por la solidez de su medio del campo. Rocoso a la hora de defender y lanzando muy rápido a la hora de atacar, crea el balance perfecto para dar equilibrio al equipo: ahí está precisamente la clave de este Atlético. Pero ante el Celta, el conjunto 'colchonero' perdió su esencia: irreconocible durante todo el partido, mejoró algo en los segundos 45 minutos con la entrada de Cani en lugar de Torres, volviendo a reforzar la medular, pero insuficiente para lavar la cara del equipo y evitar una dura derrota a domicilio.

Fernando Torres trata de llevarse el balón ante la rocosa defensa del Celta de Vigo (EFE)
Fernando Torres trata de llevarse el balón ante la rocosa defensa del Celta de Vigo (EFE)

Los tropiezos forman parte del juego, pero lo ocurrido en Balaídos está fuera de toda lógica: el Atlético perdió su identidad poniéndose cadenas en los pies en su lucha por la Liga. Si hace sólo siete días infligía una dura derrota al líder para ponerse a cuatro puntos de la cabeza y seguir soñando con reeditar el título, sólo una semana más tarde ha sufrido un golpe de realidad para volver a estar a la misma distancia de la cabeza. A siete puntos o, lo que es lo mismo, a tres partidos de distancia, lo que deja a Madrid y Barcelona con una importante ventaja en su pugna por el título.

Simeone es consciente de que se equivocó en el planteamiento de un encuentro que puede haber dado al traste con las expectativas ligueras del conjunto rojiblanco. Aún queda mucho campeonato por delante, pero el Atlético acaba de malgastar una bala para seguir metiendo presión al Real Madrid. El técnico argentino quiso jugar a lo que este equipo no sabe y lo pagó muy caro: su decisión de jugar con sus tres jugadores de ataque de inicio provocó un caos que se tradujo en una dolorosa derrota lejos del Calderón. El Cholo se clavó el tridente en el pie en Balaídos.

Liga
Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
13 comentarios
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios