Anticorrupción se querella contra 42 implicados en el Levante-Real Zaragoza
  1. Deportes
  2. Fútbol
POR UN PRESUNTO DELITO DE FRAUDE DEPORTIVO

Anticorrupción se querella contra 42 implicados en el Levante-Real Zaragoza

La Fiscalía Anticorrupción ha presentado una querella por un presunto delito de fraude deportivo contra 42 implicados en el Levante-Zaragoza de la temporada 2010-11

Foto: Los jugadores del Real Zaragoza celebran la permanencia tras el partido contra el Levante (EFE)
Los jugadores del Real Zaragoza celebran la permanencia tras el partido contra el Levante (EFE)

La Fiscalía Anticorrupción ha presentado este lunes una querella por un presunto delito de fraude deportivo contra 42 implicados en el Levante-Zaragoza de la temporada 2010-11, partido que certificó la salvación del equipo aragonés en la Liga BBVA.

Por parte del Real Zaragoza, están imputados el propio club, junto con el presidente Agapito Iglesias en aquel momento y el entrenador Javier Aguirre, así como los consejeros Francisco Javier Porquera y Francisco José Checa y el director deportivo Antonio Prieto.

En cuanto a la plantilla del club maño, en la querella aparecen Maurizio Lanzaro, Toni Doblas, Paulo da Silva, Jorge López, Ander Herrera, Braulio Nóbrega, Leo Ponzio, Gabi Fernández, Carlos Diogo, Ivan Obradovic, Ikechukwu Uche, Adam Pinter, Javier Paredes, Leo Franco, Jiri Jarosik, Nicolás Bertolo, Said Boutahar y Ángel Lafita.

En lo que respecta al Levante, todos los querellados son jugadores, en una lista que incluye a Miguel Pallardó, Gustavo Munúa, Héctor Rodas, Rafael Jordá, Rubén Suárez, Xavi Torres, Christian Stuani, Wellington Alves, Jefferson Montero, Miguel Robusté, Javi Venta, Manuel Reina, Felipe Caicedo, Vicente Iborra, Xisco Muñoz, Sergio Ballesteros, Juanfran García y David Cerrajería.

El fiscal del caso, Alejandro Luzón, cifra en 965.000 euros la cantidad total de dinero que "jugadores del Real Zaragoza hicieron llegar en metálico a los jugadores querellados del Levante antes del comienzo del partido", disputado el 21 de mayo de 2011 con victoria aragonesa (1-2), "como retribución por la pactada victoria del Real Zaragoza". El triunfo zaragocista supuso el descenso a la Liga Adelante del Deportivo de La Coruña.

La querella dice lo siguiente:

"El Real Zaragoza S.A.D. se encontraba clasificado en el puesto 18º con 42 puntos por lo que debía ganar su último partido para obtener los tres puntos necesarios y evitar así el descenso de categoría y el consiguiente perjuicio deportivo y económico. Para ello, el Presidente del Consejo de Administración del Real Zaragoza S.A.D., AGAPITO CARMELO IGLESIAS GARCÍA y los consejeros FRANCISCO JAVIER PORQUERA PÉREZ y FRANCISCO JOSÉ CHECA GONZÁLEZ acordaron con el director deportivo del club, ANTONIO PRIETO MARTÍNEZ, el entrenador JAVIER AGUIRRE ONAINDÍA y los capitanes del equipo GABRIEL FERNÁNDEZ ARENAS, LEONARDO DANIEL PONZIO Y JORGE LÓPEZ MONTAÑA, en representación y con la anuencia del resto de los jugadores, amañar este último partido, que debía disputarse el día 21 de mayo de 2011 en Valencia contra el Levante Unión Deportiva, S.A.D. equipo que tras la disputa de la jornada 37, con 45 puntos y situado en el puesto 12º de la clasificación, había salvado ya matemáticamente la categoría y eludido el descenso. A tal fin se estableció que se entregarían 965.000 euros a los jugadores del Levante a cambio de que estos permitieran al conjunto zaragocista ganar el partido".

La Fiscalía entiende que estos hechos son constitutivos de un delito de fraude deportivo previsto en el artículo 286 bis.4 del Código Penal, que castiga "a los directivos, administradores, empleados o colaboradores de una entidad deportiva, cualquiera que sea la forma jurídica de ésta, así como a los deportistas, árbitros o jueces, respecto de aquellas conductas que tengan por finalidad predeterminar o alterar de manera deliberada y fraudulenta el resultado de una prueba, encuentro o competición deportiva profesionales".

El Real Zaragoza ha insistido en que no sabe nada y que está dispuesto a colaborar con la justicia: “No vamos a comentar nada”. El club ha explicado que la actuación de la fiscalía es lo que estaba previsto en este proceso y habrá que esperar a ver qué dictamina el juez sobre este encuentro. Las mismas fuentes han reiterado que los nuevos propietarios del club, que lo compraron el pasado mes de julio a Agapito Iglesias, han mantenido siempre que no tenían “ningún conocimiento de los hechos denunciados” y que están “dispuestos a colaborar” en aquello que les sea requerido. En esta investigación, ha declarado ante la Fiscalía Anticorrupción como representante del club aragonés a Fernando Sainz de Varanda, integrante de la nueva directiva.

Real Zaragoza Levante UD Fiscalía Anticorrupción
El redactor recomienda