gabi, ander y aguirre, los casos más graves

La masiva imputación del Levante-Zaragoza hace temblar a todo el fútbol español

La fiscalía imputará a 29 futbolistas de aquel partido que fue supuestamente amañado. Peligran las carreras de Gabi, Ander Herrera, Javier Aguirre y muchos otros

Foto: Gabi sale de declarar sobre el amaño del Levante-Zaragoza.
Gabi sale de declarar sobre el amaño del Levante-Zaragoza.

El engaño en el deporte, ya sea en la forma que sea, es un peligro y aunque a veces no se quiera asumir, también es una realidad a abolir. Después de muchos años de sospechas, de quejas no escuchadas y denuncias no continuadas, por fin parece que los amaños en el fútbol van a ser tratados como se debe, con toda la dureza de la ley. Como adelantaba el diario Marca, Anticorrupción se querellará contra todos los 28 futbolistas que participaron en aquel Levante-Real Zaragoza de mayo de 2011, el partido que presuntamente fue amañado por Agapito Iglesias, algo conocido por todos los miembros de ambas plantillas, partícipes en el engaño. Los que se librarían, por ahora, son Luis García y Quico Catalán, el entrenador por entonces y el actual presidente.

Según parece por cómo se está tratando el asunto, la lucha por demostrar la verdad de lo sucedido aquel 22 de mayo se va a llevar hasta el final. Y caerá quien tenga que caer. Habrá algunos a los que la posible sanción (no se plantean penas de cárcel para ninguno, en principio, sino se habla de la inhabilitación como castigo más probable para la mayoría) les podría ser casi indiferente por encontrarse al borde del final de sus carreras deportivas, pero hay otros casos mucho más trascendentes, más duros de asumir por el jugador, entrenador o club al que representen. Si este caso se lleva hasta la última frontera, estaremos hablando de un antes y un después único en el fútbol español. Algo que no se explican en los entornos de varios jugadores implicados. No pueden comprender que hayan cometido semejantes torpezas con los movimientos de dinero.

Gabi levanta el título de Liga en el palco del Vicente Calderón (EFE).
Gabi levanta el título de Liga en el palco del Vicente Calderón (EFE).

No es lo mismo, y entiéndase el por qué, que la justicia ordinaria pueda inhabilitar a Sergio Ballesteros que a Gabi Fernández. El primero era el capitán del Levante por aquel entonces, un líder caído posteriormente y que desde el pasado mayo no ejerce la práctica del fútbol. Es decir, que le impidan jugar al fútbol a nivel profesional no es un problema efectivo para él. En cambio, que sancionen al capitán del Atlético de Madrid es muy diferente. Gabi no es un exjugador del Real Zaragoza, o no sólo. Es también, y sobre todo, el que lleva el brazalete del campeón de Liga. Un emblema que los rojiblancos han paseado con orgullo durante estos tres años y pico que lleva en el club que le formó y que ahora se está viendo implicado en un escándalo que puede destrozar su carrera.

Tanto el Atlético como el jugador están tremendamente preocupados por lo que pueda pasar con este posible juicio. Es uno de los más señalados por Anticorrupción como capitán también del Zaragoza que era en 2011 y, por tanto, conocedor de la trama que se estaba desarrollando. Además, él mismo declaró en la vista de octubre haber recibido “un ingreso del Zaragoza e inmediatamente” lo devolvió, y aseguró que hizo lo que “el presidente me pidió. Yo soy un ganador, siempre juego para ganar, pero legalmente”. A sus 31 años, una posible sanción (de uno a seis años de inhabilitación) cuando se acabe el proceso (que podría durar entre uno y dos años), podría suponer el final de la carrera del hombre que levantó la Liga, la Copa y la Supercopa con el Atlético.

Pero no es en absoluto el único al que se le podría destrozar su vida en el fútbol. De producirse cualquier adelanto y confirmarse castigos, la situación de Ander Herrera y Javier Aguirre se vería tremendamente comprometida. El mexicano se marchó a Japón para entrenar a la selección de aquel país durante este verano, y una simple imputación podría dejarle sin el puesto, no digamos ya una sanción. ¿Y qué pensará el Manchester United si Ander Herrera, su flamante fichaje de 25 años, acaba inhabilitado? Sobre todo después de invertir en él 36 millones de euros, el montante de su cláusula de rescisión. De hecho, era un fichaje que llevaba buscando desde hace tiempo el club de Old Trafford y al final lo consiguió en el último mercado estival.

Como Ander, hay otros jugadores que no han hecho casi más que empezar sus carreras profesionales, como Wellington Silva, de 21 años, jugador del Almería cedido por el Arsenal que lleva varios años en España con diversos préstamos al propio Levante, al Alcoyano, a la Ponferradina y al Real Murcia. También Jefferson Montero, que con 25 años juega en el Swansea después de pasar por el Villarreal. El mismo Héctor Rodas, jugador de muchísimo peso dentro del actual Levante, tiene 26 años.

Aunque lo cierto es que en la mayoría de los casos, los jugadores que participaron en aquel partido están cerca de terminar sus carreras. Eso les pasa a Munúa, Javi Venta, Rubén Suárez y Xisco Muñoz por el Levante y Leo Franco, Toni Doblas (que no jugó, pero que también será imputado), Jarosik, Da Silva y Jorge López del Zaragoza. Los menores de todos ellos son Xisco, Doblas y Da Silva, que tienen 34 años.

Y hay otros que se encuentran en una barrera de tierra de nadie, que superan la treintena pero que no tendrían por qué retirarse pronto, y que una posible inhabilitación sí les podría hacer poner punto final a sus carreras. Esto les sucede a Cerra, Rafa Jordá, Diogo, Paredes, Ponzio, Boutahar, el propio Gabi, Lafita y Uche. En una situación similar quedan los que están cerca de cumplir 30 años, como Pallardó, Xavi Torres, Stuani, Bertolo y Braulio

Fútbol
Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
4 comentarios
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios