El Atlético encuentra en el Elche un sparring perfecto para preparar la Champions
  1. Deportes
  2. Fútbol
Goles de Giménez y Mandžukić

El Atlético encuentra en el Elche un sparring perfecto para preparar la Champions

Plácido triunfo del Atlético de Madrid en Elche. El uruguayo Giménez abrió el marcador en el primer acto y Mandzukic sentenció nada más empezar el segundo

Foto:

La Champions League es, como ya comentamos hace tiempo en este periódico, el objetivo prioritario del Atlético de Madrid. Pero para llegar lejos en Europa, es importante mantener el nivel competitivo en la competición doméstica, y por ello, el Cholo no quiso reservar a nadie para visitar el Martínez Valero. Y de ahí, sacó otros tres puntos (0-2) que le permiten no despegar el aliento del cogote de los dos grandes. Y lo mejor, va a llegar a Turín con las piernas de sus hombres principales descargadas porque el esfuerzo para ganar al Elche no es que fuera excesivo, precisamente.

Este Atleti tiene ciertas diferencias muy evidentes con respecto al que ganó la Liga el curso pasado. Y no hablo de nombres, lo cual es obvio. Me refiero a ciertos aspectos del juego que no son los mismos, pese a que Simeone sigue sentándose en el banquillo y sus ideas no han variado demasiado. El Atleti no es un equipo diseñado para dominar los partidos, sino para ser dominado y de ahí sacar a relucir las virtudes que tiene en esa situación, que son muchas y muy buenas. Pero cuando se encuentra a equipos ante los que no puede ceder el protagonismo, como es el caso del Elche, consigue solventar los problemas haciendo que no pase casi nada en los partidos.

Si quisiera, el Atlético podría hacer un fútbol asociativo de bastantes quilates, porque con Gabi, Arda y Koke en el medio se podrían hacer virguerías. Pero no es lo que quieren ni el Mono ni el Cholo. No se sienten cómodos con ese estilo. Prefieren dedicar los esfuerzos a impedir al rival ser creativo, y toda su creatividad, valga la redundancia, se la guardan para apuntar en la libreta todos los milagros clínicos que se les ocurren para ser salvajes y mortales en el juego a pelota parada.

La jugada que originó el 0-1 es fabulosa. Nunca sabremos si estaba o no estaba ensayada, si salió por casualidad o era algo que se cruzó por la mente de Simeone y lo preparó a conciencia. Porque es cierto que si eso sale, es porque se probó una vez, y otra, y otra… o fue casualidad. Quizás sorprendió al Elche por un motivo muy básico, y es que cambió lo que acostumbraba. No fue un balón colgado al corazón del área que fuera rematado después de varios desmarques y bloqueos, sino que fue una jugada trenzada desde la esquina que acabó con una bomba que lanzó Giménez a la escuadra de Tytoń. Fue diferente, pero fue igual de efectivo que casi siempre.

El Elche da unas sensaciones nefastas. No por haber perdido contra el Atlético, con lo cual se contaba desde que se sorteó el calendario, incluso antes. Pero no por obvio deja de sorprender la dejadez en muchos aspectos de los jugadores de Escribá. El Atleti jugó durante muchos minutos con el freno de mano echado, sin forzar en absoluto, haciendo que pasasen los minutos lo más rápido y con el menos peligro posible, y no había ni un solo hombre franjiverde mordía al que llevaba la pelota, no había nadie que presionara al rival, que hiciera siquiera una entrada fuerte para imponer respeto. La nada. No hablemos ya de generar peligro, porque o Jonathas se inventaba algo, o la vanguardia del Elche era igual de inofensiva que su retaguardia.

Y a ese ritmo de ralentí, el Atlético se encontró de repente con el gol que sentenciaba el partido, si es que no estaba sentenciado desde que Vicandi Garrido dio inicio al mismo. El capitán Gabi habilitó con un globo la carrera de Mandžukić. Al croata no le caracteriza precisamente la velocidad, y aun así, fue más rápido que la defensa ilicitana y más hábil para no perder el ángulo y poder disparar. Su intención fue buscar el palo largo, pero Lombán metió la pierna y desvió lo justo para que entrara por el primer palo, terriblemente defendido por Tytoń. Desde ese instante, hasta el final del partido, fue un paseo plácido rojiblanco por la vega del Vinalopó y la muestra de la terrible inoperancia del Elche. Un encuentro suave que sirve de preparación competitiva para el Atleti de cara a luchar por el liderato en la Champions.

Ficha técnica:

0 - Elche: Tytoń; Damián Suárez, Enzo Roco, Lombán, Cisma; Fayçal, Mosquera, Víctor Rodríguez (Álvaro, m.82), Pašalić (Cristian Herrera, m.60); Coro (Fragapane, m.66) y Jonathas.

2 - Atlético de Madrid: Moyá, Juanfran, Giménez, Godin, Siqueira; Tiago, Gabi, Koke, Turan (Raúl Jiménez, m.79), Raúl García y Mandžukić (Griezmann, m.72).

Goles: 0-1, m.16: Giménez. 0-2, m.52: Mandžukić.

Árbitro: Vicandi Garrido. Mostró tarjeta amarilla a Jonathas y Roco por el Elche.

Incidencias: partido correspondiente a la decimocuarta jornada de Liga disputado en el estadio Martínez Valero ante 18.220 espectadores. Se guardó un minuto de silencio por el fallecimiento de la abuela de David Lombán, jugador del Elche.

El redactor recomienda