Carlo Ancelotti vuelve a contar con el mejor Varane: la maldita rodilla por fin responde
  1. Deportes
  2. Fútbol
jugó tres partidos seguidos tras dos años

Carlo Ancelotti vuelve a contar con el mejor Varane: la maldita rodilla por fin responde

Contra el Villarreal, Raphaël Varane jugó tres partidos consecutivos por primera vez en un año. Parece haber recuperado la confianza... y su maltrecha rodilla

Foto: Varane está contando con bastantes minutos esta temporada (EFE).
Varane está contando con bastantes minutos esta temporada (EFE).

Ya casi nadie en el Real Madrid se acuerda de cómo empezó la temporada. Tres derrotas en cuatro partidos hacían sonar las campanas que anunciaban la primera crisis seria del curso. Que el campeón de Europa estuviera más cerca del descenso que de la cabeza habiendo perdido un título previamente no era lo esperado, que digamos. Sin embargo, no mal que goles no curen, y los estigmas que marcaban la piel del Madrid se han ido borrando con victorias y alegrías menores. En este ambiente de extraño jolgorio merengue, hay otra noticia por la que brindar: Raphaël Varane está de vuelta. No, no se ha recuperado de una lesión… o puede que sí, porque ha jugado tres partidos seguidos por primera vez en mucho tiempo.

Se había convertido en algo casi novedoso la presencia del francés de Martinica en los onces del Real Madrid. Aquella lesión que se produjo el 11 de mayo de 2013 contra el Real Club Deportivo Espanyol le marcó su carrera en el equipo blanco. Por entonces, Varane se había convertido en un hombre muy importante para José Mourinho. Era titular y formaba junto a Sergio Ramos una pareja de centrales formidable, aparentando ser una de las mejores de todo el continente. Y justo cuando se encontraba en su mejor momento, el defensa se lesionó y nunca ha vuelto a ser tan fundamental como fue entonces.

En el momento en que llegó, Carlo Ancelotti no podía contar con él. Aquella lesión duró mucho más de lo esperado y no pudo recibir el alta hasta octubre, es decir, cinco meses después. Por entonces, Ancelotti ya había apostado de forma evidente por recuperar la pareja de centrales que creó Mourinho con Ramos y Pepe, y los resultados le estaban dando la razón. El portugués recuperó su mejor versión, aquella que perdió y le hizo tener “un problema, que un chico de 19 años le ha quitado el sitio”, como dijo Mou. Pero Pepe se reencontró a sí mismo, tuvo la confianza plena de su entrenador. Se sentía cómodo y líder otra vez. Y Varane esperaba que su rodilla respondiese.

Pero la rodilla no respondía. Durante la temporada, las bajas en defensa son absolutamente inevitables. Ya sean por problemas físicos o por sanciones deportivas, los cambios en la zaga se producen de forma casi constante. Pero al contrario de lo habitual, Sergio Ramos y Pepe lo jugaban todo. Ancelotti confiaba en ellos y sólo en ellos, y rotarles le parecía una temeridad, incluso siendo el suplente más directo el propio Varane, que había demostrado cada vez que había tenido oportunidad ser uno de los defensas más fiables del planeta. Pero si no era por la falta de oportunidades, el francés no entraba en los planes del técnico por su maldita rodilla.

Si Raphaël participaba en un partido completo, su rodilla se inflamaba preocupantemente. Tan fuerte eran sus problemas en la articulación, que le era casi imposible participar en dos partidos consecutivos, no digamos ya tres. Participaba y se caía; entraba y no entraba. Así transcurrió casi toda la temporada 2013-14 para Varane. Es decir, se perdió buena parte de la mejor campaña del Real Madrid en cuanto a títulos se refiere en los últimos 25 años. En total, estuvo presente en algo más de 1.600 minutos oficiales, lo que haría un cómputo, si lo dividimos por los 90 minutos que dura un partido, a poco menos de 18 partidos. Es decir, de los 60 partidos oficiales que jugó el Madrid, Varane se habría perdido lo correspondiente a 48.

Los problemas físicos de Pepe han permitido que este curso, Varane cambie su rol secundario forzado. Contra el Villarreal en el Madrigal, Varane jugó su tercer partido consecutivo. Esa estadística no la igualaba desde hace prácticamente dos años, también en el inicio de la competición oficial. Por aquel entonces, todavía estaba Mourinho como entrenador, comenzando la que sería su última campaña de blanco. Eligió a Varane como titular en las jornadas 8 y 9 de Liga contra Celta de Vigo y Mallorca, jugando también entre medias un duelo de la 3ª jornada de Champions League contra el Borussia Dortmund. Desde entonces, nunca ha empezado tres partidos seguidos.

Y ahora, por fin, la maldita rodilla derecha de Varane ha dejado de inflamarse cada vez que juega. Ya no preocupa que Didier Deschamps lo convoque para jugar con Francia, porque eso no supondrá que no pueda hacerlo con el Real Madrid. Además, su rendimiento, sin ser todavía el más alto que ha ofrecido como merengue, sí está recuperando el tono perdido. Es decir, que Pepe y Sergio Ramos vuelven a tener un grandísimo competidor por el puesto de defensa titular de Ancelotti.

Sergio Ramos José Mourinho Raphael Varane Real Madrid LaLiga Santander Pepe Carlo Ancelotti
El redactor recomienda