ENTRE LOS TRES ESPAÑOLES Suman 19 goles

Suso, Falque y Callejón resucitan la magia de Luis Suárez, Peiró y Del Sol en el Calcio

Ha tenido que pasar medio siglo y una interminable lista de fracasos para ver de nuevo a un futbolista español brillar en Italia. Milan, Torino y Nápoles celebran ahora sus goles en castellano

Foto: Suso celebra un gol con el Milan en el derbi contra el Inter. (EFE)
Suso celebra un gol con el Milan en el derbi contra el Inter. (EFE)

El fútbol español vuelve a asomar la cabeza con fuerza en la Serie A. La reciente explosión del gaditano Suso Fernández en el Milan (cuatro goles en sus tres últimos partidos) y del vigués Iago Falque en el Torino (7 tantos en 11 partidos) han venido a sumarse al festín que se está dando el granadino José Callejón (40 dianas) desde que aterrizara en Nápoles hace cuatro años de la mano de Rafa Benítez a cambio de 10 millones de euros. Ha tenido que pasar más de medio siglo para ver al menos a un futbolista de nuestro país ponerse a los mandos de una escuadra transalpina, ganándose el reconocimiento de la Prensa local y el cariño de la afición. 

Al exitoso paso por el Calcio de Luisito Suárez (Inter), Luis del Sol (Juve y Roma) y Joaquín Peiró (Torino, Inter y Roma) en los años 60 le sucedió una larga lista de fiascos de todos los colores (Martín Vázquez, Mendieta, De la Peña, César Gómez, Iván Helguera, Javi Moreno, José Mari, José Ángel, Garrido, Bojan o Fernando Llorente) que fomentó un halo de desconfianza generalizado hacia la marca España en el país de los Apeninos. Empero, esa percepción ha sufrido un cambio radical en el último trienio. El mencionado Callejón y Morata (Juventus) se encargaron de reabrir una senda que Suso y Falque se han empeñado en agrandar hasta cotas que no se veían desde aquella ‘Grande Inter’ bicampeona de Europa, que tenía al único Balón de Oro español de la historia como verdadero eje de las operaciones nerazzurras. 

A diferencia de los dos atacantes internacionales con Julen Lopetegui, pagados a precio de oro por sus equipos, la nueva estrella milanista y el peligroso extremo zurdo del ‘Toro’ (a banda cambiada, al igual que Suso) se han convertido en los grandes chollos del ‘calciomercato’. Los ‘Rossoneri’ apenas tuvieron que abonar 300.000 euros al Liverpool en enero de 2015 para hacerse con los derechos del medio ofensivo andaluz, mientras que el delantero gallego ha llegado este verano al cuadro granate cedido por la Roma, con una opción de compra cifrada en 6’5 millones de euros que el presidente Urbano Cairo abonará de mil amores para asegurarse sus servicios más allá de junio de 2017. 

Suso Fernández posa con la camiseta de Grecia en la previa de la final del Europeo sub 19 de Estonia 2012, ganado por España (FOTO: DAVID RUIZ)
Suso Fernández posa con la camiseta de Grecia en la previa de la final del Europeo sub 19 de Estonia 2012, ganado por España (FOTO: DAVID RUIZ)

“Se parece en muchas cosas a Donadoni. Tiene una clase tremenda, regatea uno o dos rivales y tira a portería. Ahora juega más en la banda y eso le obliga a hacer muchos centros. Lo vería mejor jugando de segunda punta, donde podría aprovechar su gran disparo. Es una de las cosas sobre las que discuto con Montella. Yo siempre jugaría con dos delanteros y un enganche”. Que el mismísimo Berlusconi se deshaga de ese modo en elogios hacia Suso demuestra el profundo calado que ha conseguido el gaditano en este rejuvenecido Milan empeñado en recuperar el tiempo perdido y plantear batalla a la todopoderosa Juve. 

Si exceptuamos al meta prodigio Donnarumma, el que fuera en 2012 campeón de Europa sub 19 con la Rojita a las órdenes de Lopetegui ha sido el jugador más utilizado por Montella en los 14 encuentros de liga disputados hasta la fecha. De hecho, no se ha perdido ni uno y ha sido titular en trece de ellos, anotando cinco goles, cuatro de ellos en sus tres últimas comparecencias (Inter, Palermo y Empoli). Su exhibición en el ‘derby della Madonnina’ frente al eterno rival de la ciudad de los Sforza, siendo figura máxima del duelo y bigoleador, disparó de la noche a la mañana su cotización hasta los 20 kilos.    

Su breve parada en Génova, a donde dio con sus huesos a los pocos días de que el Milan cerrara su fichaje con un Liverpool sin demasiada paciencia con una de las perlas pulidas en su academia, resultó capital para acelerar ese estallido futbolístico que se ha producido estas últimas semanas. Suso convirtió seis tantos en los 19 partidos que disputó con el Genoa, dos de los cuales fueron a la Samp de Montella, su actual técnico. No es de extrañar que su primera petición a Galliani nada más plantar bandera en Milanello fuera la de desoír al presidente doriano, Enrico Preciosi, que estaba buscando una nueva cesión con opción de compra del pase del internacional sub 21 español. 

La simbiosis entre el célebre ‘aeroplanino’ y su joven pupilo tuvo un efecto inmediato, y esa apuesta sin reservas por su zurda de porcelana ha sido, en opinión del gaditano, determinante para que haya roto aguas definitivamente vestido de rossonero. “Para mí era fundamental tener continuidad, y eso ha sido gracias a Montella. Recuerdo que cuando nos encontramos por primera vez en Milanello tenía un poco de miedo porque meses antes le había aguado el derbi de Génova”, contaba en tono risueño el nuevo jugador franquicia milanista. Encaramados en la zona Champions, Suso sueña con no bajarse de ella y poder saborearla en el próximo ejercicio. “Es un objetivo importante, pero es demasiado pronto para pensar en ello. Tenemos un equipo muy bueno. No creo que nos falte experiencia. Estoy seguro que vamos a seguir creciendo y ser más competitivos”, afirmaba el segundo futbolista español que más ocasiones ha generado (24) en este primer tercio de campaña, sólo superado por el céltico Aspas (25).  

Diego Mariño, Fran Mérida y Iago Falqué, antes de jugar con Italia en el Mundial sub 20 de Egipto 2009 (FOTO: DAVID RUIZ)
Diego Mariño, Fran Mérida y Iago Falqué, antes de jugar con Italia en el Mundial sub 20 de Egipto 2009 (FOTO: DAVID RUIZ)

Curiosamente, el despertar futbolístico de Iago Falqué se produjo también a orillas del Mar de Liguria y con la elástica rojo y negra del Genoa después de un largo e infructuoso recorrido que le llevó a militar hasta en nueve clubes (Real Madrid, Barça, Juventus, Bari, Villarreal, Tottenham, Southampton, Almería y Rayo). Sus 13 goles en la 14-15 le abrieron las puertas de una Roma que pagó siete kilos para tenerlo casi todo el año en la grada. La falta de fe de Spalletti en el vigués desembocó en una cesión al Torino, donde Mihajlovic sí está sabiendo exprimir su habilidad en el uno contra uno y su potente pegada de zurda. Sus dos últimas dianas en Liga, que sirvieron para noquear al Chievo y mantener una semana más a los granates en puestos europeos, le han permitido codearse con Higuaín y Callejón en la zona noble de los artilleros del Calcio, que comandan al alimón el bosnio Dzeko y el argentino Icardi. 

“Mi revancha este año no son sólo los goles, también el trabajo de equipo. ¿Mi objetivo? Llegar lo más arriba posible con esta camiseta”, reconoce ‘Falco’, como le han bautizado los tifosi de la Curva Maratona por esa quinta velocidad de ave rapaz que mete con el balón en los pies y por su impenitente sacrificio a la hora de ayudar al equipo en tareas defensivas. Que este Torino haya mejorado tras 14 jornadas los guarismos anotadores del mítico once que acabó su recorrido triunfal en aquel terrible accidente aéreo en el monte Superga habla mucho y bien de la gran campaña que están cuajando los de Mihajlovic.  

“Sabía de su calidad. No jugaba un partido entero desde febrero. Al principio tuvo problemas de rodilla, pero le he esperado. Ahora debe seguir en esta línea”, explicaba el técnico serbio de un Iago que, como en el caso de Suso, es un verdadero volcán a la hora de martillear la retaguardia enemiga (22 ocasiones lleva). Ese dato, unido a sus 7 tantos en 11 partidos y un 67% de precisión en el tiro le sitúan en el camino adecuado para llamar la atención del nuevo responsable de la Roja. No se hace ilusiones, pero sabe que si mantiene el nivel unos meses… “España cuenta con muchos jugadores de gran calidad de medio campo en adelante. Sé lo difícil que es estar ahí, pero lo estoy intentando. Los goles ayudan al equipo y… a uno mismo”. Soñar siempre es gratis.  

Internacional

El redactor recomienda

Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
1comentario
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios