El PSG recibe al Chelsea con nuevo himno

El ‘Flor de Escocia’ y un tema popular echan a Phil Collins del Parque de los Príncipes

Lo que en un principio fue un homenaje a las víctimas de los atentados de París se ha convertido en el nuevo estandarte musical del campeón francés. Así será recibido el Chelsea en partido de Champions

Foto: Imagen de aficionados del París Saint Germain durante un partido disputado en el Parque de los Príncipes (Reuters)
Imagen de aficionados del París Saint Germain durante un partido disputado en el Parque de los Príncipes (Reuters)

El Chelsea no escuchará la voz amiga de Phil Collins cuando salte mañana al césped del Parque de los Príncipes para medir sus fuerzas al PSG en los octavos de final de la Champions por segundo año consecutivo.  Después de más de dos décadas recibiendo a los jugadores del actual campeón de la Ligue 1 francesa bajo los compases del ‘Who Said I Would’ del afamado solista británico, el club que preside el qatarí Nasser Al-Khelaïfi aprobó el mes pasado cambiar de himno para dar un toque más patriótico a los prolegómenos de sus encuentros y potenciar de paso la complicidad del once de Laurent Blanc con sus aficionados. 

La pieza elegida por los mentores del cuadro parisién fue la popular ‘Oh, Ville Lumière’ (Oh, Ciudad de la Luz), aunque con el fondo musical del himno nacional escocés, el ‘Flor de Escocia’. La espectacular acogida que tuvo por parte de sus hinchas esa peculiar fusión franco-escocesa en noviembre pasado, cuando se escuchó por vez primera en el coliseo capitalino, convenció al PSG de que había llegado el momento de aparcar para siempre a Collins y uno de sus mayores 'hits' musicales de los años ochenta. 

Detrás de tan radical cambio de tercio melódico subyacen los sangrientos atentados terroristas de fines del pasado año en la capital francesa, en los que fallecieron 137 personas y resultaron heridas 415. El líder del campeonato galo quiso rendir homenaje a las víctimas de esos ataques indiscriminados al inicio del choque liguero que les enfrentó con el Troyes, el 28 de noviembre, y decidió reemplazar el tema de Phil Collins por el nuevo himno en un intento de ensalzar el sentimiento patriótico y solidario de los asistentes. 

El ‘Flor de Escocia’ y un tema popular echan a Phil Collins del Parque de los Príncipes

Excepcional acogida

La entusiasta respuesta de los seguidores tricolores animó a la dirigencia del club a repetir fórmula en los cuatro siguientes compromisos como local. La excepcional acogida que tuvo la nueva pieza a lo largo de ese mes y medio de probaturas se vio reflejada tanto en los medios de comunicación como en las redes sociales, donde fueron incontables los comentarios de los hinchas alabando la iniciativa de la entidad por haber elegido una canción que encajaba a la perfección con sus valores, su tradición y sus sentimientos.

Al tratarse el ‘Oh, Ville Lumière’ de una letra estrechamente ligada al ADN del PSG (ya era cantada en sus primeros años), Al-Khelaïfi y su equipo directivo entendieron que oficializarlo de forma definitiva como cántico de cabecera en el arranque de los encuentros de casa podría acabar derivando en el nacimiento de un himno-estandarte, a la manera del ‘You’ll never walk alone’ en el Liverpool, el ‘Follow, follow’ del Glasgow Rangers o el del Centenario sevillista. La inclusión de los compases del ‘Flower of Scotland’ se justifica en el hecho de que la primera vez que se escuchó oficialmente el citado himno escocés fue en un partido de rugby disputado por el ‘XV del cardo’ en 1974, año en el que el PSG logró su primer ascenso a la máxima categoría del balompié galo. 

Ibrahimovic y Di María son las grandes amenazas para el Chelsea de Guus Hiddink (Reuters)
Ibrahimovic y Di María son las grandes amenazas para el Chelsea de Guus Hiddink (Reuters)

La guinda del pastel

Lo cierto es que la temperatura ambiental que se ha generado en el Parque de los Príncipes a raíz de la inclusión del nuevo tema supera con creces la existente hasta hace un par de meses con el viejo tema de Phil Collins acompasando el ingreso de los jugadores al terreno de juego. Ibrahimovic y el resto de la tropa comandada por Laurent Blanc lo han reconocido sin ambages y, al igual que la hinchada, se muestran encantados con la decisión de los dueños del equipo por el efecto motivador que les inspira cuando ponen un pie en el manto verde del todavía elegante coliseo de la Rue du Commandant Guilbaud. 

Los reyes indiscutibles del balompié galo en el último quinquenio sienten esa letra y esa música como una invitación a crecer y a tratar de superarse camino de los objetivos que se han trazado para la presente temporada: repetir el póker de títulos nacionales del pasado ejercicio y poner la guinda al pastel con la Liga de Campeones, de la que hasta ahora no han sido capaces de superar los cuartos de final. Mañana se inicia la dura ascensión rumbo al Giuseppe Meazza ante un durísimo escollo, como es el Chelsea de Diego Costa, Cesc, Azpilicueta y Pedro, que tratará por todos los medios de que los franceses continúen una temporada más sin ver la ‘luz’. 

LETRA DE ‘OH, CIUDAD DE LA LUZ’

Oh, ciudad de la luz
sentir el calor de
nuestro corazón
que se ve en el fervor
cuando caminamos a tu lado.
En esta búsqueda
cazar al enemigo
para que nuestros colores
brillen al final todavía más. 

Oh, ciudad de la luz
ciudad campeona
por el estilo
que suenen las trompetas
que lleguen al corazón de nuestros colores
Que su corazón lata 
por cada victoria
Y sus jugadores... cubiertos de gloria.

Internacional
Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
0 comentarios
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios