No ir a Europa no arruinaría al Chelsea, pero Abramovich perdería mucho dinero
  1. Deportes
  2. Fútbol
se quedaría sin una fuente básica de ingresos

No ir a Europa no arruinaría al Chelsea, pero Abramovich perdería mucho dinero

La situación del Chelsea es realmente preocupante y no sólo por estar situado, ahora mismo, a un punto del descenso, sino porque está cerca de decir adiós a una fuente de ingresos muy importante

Foto: Abramovich puede verse obligado a hacer una gran inversión (Reuters).
Abramovich puede verse obligado a hacer una gran inversión (Reuters).

La derrota del Chelsea en Leicester no es una más de las muchas que ha acumulado esta temporada, sino la que le ha situado por primera vez en muchos años a apenas un punto del descenso. La situación del Chelsea ya no es una pesadilla pasajera. Eso se podía pensar a las pocas semanas de empezar la Premier League, pero la liga inglesa se encuentra a apenas tres jornadas de llegar a su ecuador y la dinámica 'blue' no está variando, al contrario, parece que cada vez se agrava más. La clasificación para octavos de final de la Champions League como primero de grupo no oculta las evidentes deficiencias de la plantilla, del entrenador, de la dirección deportiva... Fueron un parche que ni por asomo podrá curar la lamentable temporada del equipo de José Mourinho.

De hecho, en Inglaterra ya se están preguntando y muy seriamente si esta puede acabar siendo la peor campaña de un campeón de Premier desde que esta competición se llama así, es decir, desde 1992. El diario 'The Sun' recordó en su edición de este martes cuáles han sido los peores campeones, siendo los dos primeros de ese dudoso honor dos clubes que ahora mismo luchan en la Championship, la segunda categoría inglesa. El último campeón de la First Division, el Leeds, estuvo a dos puntos de descender al año siguiente, siendo el peor campeón de los 23 años de Premier. Acabó 17º con 51 puntos en una liga de 22 equipos. En el 96, el Blackburn acabó séptimo con 61 puntos, lejos de la cabeza que consiguió la temporada anterior. Ambas temporadas se jugaron ya sumando tres puntos por cada victoria.

Por ahora, después de 16 jornadas disputadas, el Chelsea es 16º con 15 puntos, a uno del Norwich City, antepenúltimo y primer equipo en descenso. Para no quedarse por detrás del Leeds y pasar a ser el peor campeón de la Premier, Mourinho debería hacer que su equipo sumase al menos 37 puntos de aquí a la 38ª jornada, lo cual podría conseguir, por ejemplo, con once victorias y cuatro empates, para acabar con 52 puntos... pudiendo perder así siete partidos más. Visto que ha caído ya en nueve encuentros, no es una cifra demasiado lejana para los 22 partidos que faltan.

Es suponer demasiado por ahora que pueda pasar todo eso (más por los once partidos que tendría que ganar que por otra cosa, en realidad). Pero lo que está cada semana más claro es que el Chelsea lo tiene muy chungo para meterse en competiciones europeas a través de la Premier. A once puntos del Tottenham, eterno rival y quinto, único puesto que da acceso a la Europa League, hace pensar que no va a llegar. Su opción sería ganar la FA Cup, cuya participación empezará el 10 de enero. Alcanzar la Champions League sí que suena a épica.

Y quedarse sin jugar en Europa no sólo es un ridículo espantoso para un equipo formado para ganar todos los títulos que se le pongan por delante, sino que es un puñetazo al estómago de sus finanzas. El curso pasado, el Cheslea ingresó 39,2 millones de euros por disputar hasta los octavos de final de la Champions, una cifra de la que se despediría en su totalidad. En realidad, diría adiós a mucho más dinero, porque esta temporada, como ya explicamos en este periódico, el dinero que ingresarán los clubes directamente por jugar la Champions es mayor. Eso sin contar el 'Market Pool', el reparto que tiene en cuenta el reparto de los contratos televisivos de las diferentes federaciones. En el caso de Inglaterra, sin ir más lejos, es casi el doble que el curso pasado.

Si ni siquiera consiguiese finalmente clasificarse para la Europa League, el Chelsea también estaría dejando de ganar hasta 9,9 millones de euros, cifra máxima que se entregará al campeón por parte de la UEFA, sin tener el cuenta el 'Market Pool'. Es decir, unas cifras muy importantes que perdería un club acostumbrado a reinvertir toda la gran fuente de ingresos que recibe. Todo esto sin hablar de lo que podría suponer para el Chelsea la posible reducción en el patrocinio de Adidas o Yokohama, sus patrocionadores principales, por no estar entre los mejores equipos del mundo, dependiendo del contrato que tenga firmado con cada una de ellas.

Un año sin jugar en Europa no es un gran desastre para una superpotencia como el Chelsea. Pero lo que está claro es que supone un esfuerzo económico muy fuerte para el dueño del club. En este caso, Roman Abramovich tendría que tirar de su gran bolsillo para reformar al equipo sin la jugosa ayuda que suponen los ingresos por competiciones europeas. ¿Dejaría el Chelsea de ser atractivo? No tiene por qué. Sin ir más lejos, el Manchester United lo vivió en sus carnes la temporada pasada y no le impidió fichar a jugadores como Di María o Falcao. Es evidente que el Chelsea seguiría siendo uno de los clubes más deseados por los mejores jugadores del planeta, pero a costa de inyectar dinero propio.

Premier League Chelsea FC Roman Abramovich José Mourinho
El redactor recomienda