Es noticia
Menú
Del “no me importan los franceses” a dedicar el triunfo al dictador de Siria
  1. Deportes
  2. Fútbol
polémicas palabras del seleccionador de fútbol

Del “no me importan los franceses” a dedicar el triunfo al dictador de Siria

Siria ganó en Singapur y sigue en la lucha por estar en el Mundial de Rusia. “Este triunfo es un regalo para el pueblo sirio y también para Bashar Al-Asad”, dijo Fajr Ibrahim, el polémico seleccionador

Foto: En la imagen, Fajr Ibrahim, seleccionador de Siria, durante el partido de su selección ante Singapur (Reuters)
En la imagen, Fajr Ibrahim, seleccionador de Siria, durante el partido de su selección ante Singapur (Reuters)

Mérito es poco. Se podría decir que es casi un milagro. Con un paísen plena guerra, con miles de personas huyendo de sus casas en busca de un refugio seguro a miles de kilómetros, el fútbol ejerce en Siria de medicamento para pintar una sonrisa en su castigada población. Su selección absoluta continúa ajena a las bombas y a la guerra porque la suya es otra. El sueño de disputar el Mundial de Rusia en 2018 -nunca ha participado en una fase final- continúa vigente. El seleccionador y sus jugadores olvidan la barbarie para continuar enjugando las lágrimas con un balón de fútbol. Bueno, el primero no se olvida de la cruel situación que se vive en su país y el planeta en general, convirtiendo las salas de prensa en púlpitos para exponer sus ideas... no futbolísticas. Siria gana con el balón en la misma medida queFajr Ibrahim gana puntos ante el régimen de un dictador.

Tocaba visita a Singapur y la emoción vivida por el seleccionado sirio fue superior. Con una Japónlíder de su grupo yclara favorita en esta fase clasificatoria, las 'Águilas de Qasioun' provocaron una nueva explosión de alegría entre sus paisanos con un triunfo logrado a última hora. Un 1-2 firmado en el minuto 93 por Omar Khribin (abrió el marcador en el 20) queprovocó un estallido de alegría en las filas sirias. Segunda en su grupo, dio un paso casi definitivo para pasar a la siguiente ronda; en esta fase 40 equipos están encuadrados en ocho grupos de cinco equipos -Japón está por delante con un punto de ventaja- cada uno, con un formato de liguilla. Los ocho campeones de grupo y los cuatro mejores segundos -Siria está en esa situación- pasan a la tercera ronda.

“No es una conferencia de prensa política, es deportiva”, avisó el lunes ante los medios el seleccionador de Siria en un momento dado, cuando previamente ya había expuesto sus ideas.Un día después, tras el importante triunfo obtenido por su equipoen Sinpagur, la sala de prensa se cargó de tensión. Precisamente por eso, porque el fútbol quedó de lado por unos interminables isntantes, siendo la actual situación que vive el país la que pasó a tomar un claro protagonismo. “Este triunfo es un regalo para el pueblo sirio, para hacerlofeliz. Y también para nuestro presidente, BasharAl-Asad”, dijo Fajr Ibrahim.En ese justo instante, creció la tensión en la sala de prensa, como pasó un día antes cuando se presentó ante los medios.

“Sólo me preocupa Siria”

“Hemos guardado silencio durante 30 segundos -antes del partido ante Singapur- en memoria de las víctimas de los atentados de París, pero muchos sirios murieron y nadie guardó ni un segundo de silencio por ellos”, dijo a medida que subía de grados el ambiente, añadiendo que “me gustaría que se hiciera lo mismo por los 250.000 compatriotas que han fallecido y por los millones que se han tenido que ir del país. Ustedes -por los periodistas- deben saber eso”. En ese momento, un oficial de la Asociación de Fútbol de Singapur le instó a no hacer referencias políticas. “Él -por un periodista- me preguntó y yo respondí”, dijo muy enojado el seleccionadoral funcionario.

“Nos sentimos muy orgullosos de que él sea nuestro presidente. Es un hombre que lucha contra todos los grupos terroristas del planeta. Es el mejor hombre que hay en el mundo”, afirmó horas antes del partido, y sin reparos para decir públicamente que“no me importanlos francesesu otros, sólo me preocupa Siria”. Unas declaraciones que cargaron de energía negativa la sala ante la sorpresa de los periodistas allí presentes.

Críticas en Singapur

“Todo el mundo lucha contra nosotros, así que nosotros lucharemos contra el mundo con un balón para disputar el Mundial de Rusia”, dijo cuando se le preguntó por lo que significaría para el país seguir con opciones de clasificación. Los medios y aficionados de Singapur criticaron con fuerza a Fajr Ibrahim, con gruesos titulares al valorarsus declaraciones. 'Realizar declaraciones políticas no es deportivo,' 'por favor, sólo fútbol, no política'… Frases como éstas se pudieron leer y escuchar en diferentes medios de comunicación locales.

“Ahora mismo somos una de las mejores 12 selecciones de Asia, algo muy grande teniendo en cuenta la situación que se vive en Siria”, exclamó un exultanteFajr Ibrahim, que no lo tiene nada fácil para desempeñar su trabajo, igual que sus futbolistas. No conviene olvidar que su selección disputa sus partidos en Omán por orden de la FIFA, mientras que los futbolistas están desperdigados por países como Irak, Omán o Kuwait. Algunos murieron en la guerra y hay otros que se negaron a defender los colores de la selección mientras el régimen estuviera bajo el mando deBashad Al-Asad. Sólo tres disputan la decadente liga siria.

Mérito es poco. Se podría decir que es casi un milagro. Con un paísen plena guerra, con miles de personas huyendo de sus casas en busca de un refugio seguro a miles de kilómetros, el fútbol ejerce en Siria de medicamento para pintar una sonrisa en su castigada población. Su selección absoluta continúa ajena a las bombas y a la guerra porque la suya es otra. El sueño de disputar el Mundial de Rusia en 2018 -nunca ha participado en una fase final- continúa vigente. El seleccionador y sus jugadores olvidan la barbarie para continuar enjugando las lágrimas con un balón de fútbol. Bueno, el primero no se olvida de la cruel situación que se vive en su país y el planeta en general, convirtiendo las salas de prensa en púlpitos para exponer sus ideas... no futbolísticas. Siria gana con el balón en la misma medida queFajr Ibrahim gana puntos ante el régimen de un dictador.

Guerra en Siria
El redactor recomienda