La pesadilla de Pablo Osvaldo en el Inter
  1. Deportes
  2. Fútbol
está marginado por roberto mancini

La pesadilla de Pablo Osvaldo en el Inter

El italo-argentino lleva no sólo sin jugar sino sin entrar en una convocatoria desde que se encaró con Mauro Icardi en el Derby d’Italia contra la Juventus

placeholder Foto:

Hace tiempo, demasiado de hecho, que no hay una buena noticia en los equipos de Milán. Y si hubiese una que se pudiese parecer a una buena nueva, los mismos dirigentes, jugadores o técnicos de los equipos se encargan de convertirla en una pesadilla a sumar al infierno perenne en el que viven. En el Milan ya se está buscando un sustituto a Pippo Inzaghi para el banquillo. Imaginamos que será otro exjugador recién retirado sin experiencia… En el Inter se está buscando sustituto a Pablo Daniel Osvaldo mientras se habla de un sueño que se llama Yaya Touré, el líder del campeón de la Premier League…

La realidad del Inter es triste, muy triste en realidad. No sólo porque se encuentre a 23 puntos del líder, la Juventus, y este domingo perdiese en el 94’ contra el Torino, sino porque, al revés de lo que dice el refrán, no hay bien que por mal no le venga. La llegada de Mancinise esperaba como agua de mayo, y sin embargo el equipo no ha levantado el vuelo ni siquiera un poquito. Los fichajes ilusionan a la afición, pero a la vez desespera tener que elegir entre Shaqiri y Podolski para la Europa League. Brozovic tampoco la podrá jugar. Y hablar de Touré no es más que ilusionar en vano a una afición harta de tanto lío sin solución.

Pero lo más inquietante en el Inter es la situación de Pablo Osvaldo. El italo-argentino lleva no sólo sin jugar sino sin entrar en una convocatoria desde que se encaró con Mauro Icardi en el Derby d’Italia contra la Juventus. Aquel día, con 1-1 en el marcador, Icardi condujo un contragolpe muy claro para el club nerazzurro. Tenía a Podolski y Osvaldo desmarcados para recibir el balón y dar la vuelta al marcador. Pero él se jugó el disparo y le salió especialmente mal. Podolski, como un miembro nuevo, sólo puso cara de sorpresa. Osvaldo, de sangre caliente, se fue directo a por su compatriota, gritándole, insultándole y amenazando con soltarle el brazo. Menos mal para Icardi que apareció Guarín de por medio para salvarle del tortazo…

Vídeo:Así fue el enfrentamiento Osvaldo-Icardi.

Desde ese día, Roberto Mancini le puso la cruz y no volverá a vestirse de negro y azul. Pero esta situación no viene sólo por aquel gesto –feo, sin duda, pero con bastante parte de razón por el egoísmo de Icardi-. El Confidencial se ha puesto en contacto con Darío Decoud, agente del delantero, que nos asegura que “desde que estuve en Milán en diciembre sé que Mancini no lo quería, estaba buscando otro jugador y utilizó el tema de Icardi para decir que no lo tenía en cuenta”. Y claro, desde ese día la relación entre Mancini y Osvaldo es “nula”. "Osvaldo tiene sus problemas y su carácter y todo lo que se quiera, pero no es el primer jugador con el que Mancini tiene problemas, y menos con un argentino", dice Decoud.

Y así está Osvaldo, sin entrenar con el grupo, sin jugar y con unas ganas tremendas de irse de Milán… y de Italia. Decoud nos confirma que no tiene intención de seguir en la Serie A después de las malas experiencias que ha tenido en Roma, Juventus e Inter, aunque si llega una oferta de la Juve, probablemente no la rechazaría porque “es la Juve, va a volver a ser campeón”. Pero claro, el año pasado ya jugó de bianconero, o más bien estuvo, porque lo que es jugar, no jugó mucho. “Tiene también algo en Inglaterra y tiene otra oferta de Boca. Veremos esta semana a ver qué decidimos".

La pregunta que habría que hacerse es ¿por qué lo aparta el Inter y le impide entrenar? Por mucho que presione al jugador, éste no puede hacer mucho para forzar su salida. Actualmente se encuentra legalmente unido al Inter a través de una cesión por un año de su equipo de origen, el Southampton, que tampoco le quiere ni ver. "Lo único que puede hacer ahora mismo Osvaldo es que llegue otro club que se ponga de acuerdo con el Southampton y él acepte ir", nos confirma Decoud.

Y ahora, el Inter se las tiene que ingeniar para poder fichar a un delantero centro en los pocos días que les queda de mercado invernal. Y deberían contratar a uno que sea del nivel, como mínimo, de Osvaldo, que vino para ser titular, teóricamente, al lado de Icardi. Qué curioso. Y por supuesto necesitará dejar salir a varios jugadores para poder cuadrar económicamente y no fastidiar su relación complicada con el Fair Play financiero de la FIFA.

Pablo Daniel Osvaldo Inter de Milán Mauro Icardi Serie A Roberto Mancini
El redactor recomienda