Dinamarca se gana el derecho a soñar: vence a República Checa (1-2) y está en semifinales
  1. Deportes
  2. Fútbol
Una buena primera mitad les valió

Dinamarca se gana el derecho a soñar: vence a República Checa (1-2) y está en semifinales

Schick se despide de la Eurocopa empatando a Cristiano Ronaldo como máximo goleador del torneo con cinco tantos. Inglaterra o Ucrania, rivales de los daneses en semifinales

Foto: Los daneses celebran su pase a las semifinales de la Eurocopa. (Reuters)
Los daneses celebran su pase a las semifinales de la Eurocopa. (Reuters)

Dinamarca comenzó la Eurocopa de este 2021 de la peor manera posible. No habían llegado al descanso de su partido inaugural cuando su gran estrella, Christian Eriksen, sufrió un síncope en pleno césped. Las imágenes fueron duras y polémicas, con el futbolista del Inter de Milán teniendo que ser reanimado por los servicios médicos del estadio y de la selección danesa. Afortunadamente, la rápida asistencia de los especialistas consiguieron salvar la vida del mediocentro, que pasó los siguientes días en el hospital antes de recibir el alta. Todavía queda mucho camino por recorrer en la recuperación de Eriksen, que pasó a ser el mayor fan de sus compañeros en su histórica participación en el torneo. De perder aquel partido contra Finlandia -reconocerían días después que sufrieron presiones para continuar el encuentro por parte de la UEFA-, a convertirse en semifinalistas de la Euro derrotando a la combativa República Checa por 1-2.

placeholder Kasper Schmeichel, uno de los líderes de Dinamarca. (Reuters)
Kasper Schmeichel, uno de los líderes de Dinamarca. (Reuters)

Liderados desde la portería por un excepcional Kasper Schmeichel, el guardameta del Leicester City e hijo del histórico Peter Schmeichel, Dinamarca se ha colado entre las cuatro mejores selecciones del torneo por méritos propios, ofreciendo un juego ofensivo y vistoso. Frente a República Checa no se vio a la mejor versión de los daneses, sobre todo en una segunda mitad donde achacar agua fue la principal misión del equipo dirigido por Kasper Hjulmand. Bastante más brillantes fueron los primeros 45 minutos de la selección, que marcó los dos tantos gracias a Delaney y Dolberg, primero en un saque de esquina y luego en un magistral contraataque.

El pistolero Schick dice adiós al torneo

El delantero del Bayer Leverkusen, Patrik Schick, se despide de la Eurocopa como una de las grandes revelaciones. No solo dejó el gol más espectacular de la competición -marcó casi desde su campo frente a Escocia- sino que consiguió igualar a Cristiano Ronaldo para posicionarse en lo más alto de la lista de goleadores del torneo con cinco tantos. Cumplió en estos cuartos de final en el inicio de la segunda mitad, con una República Checa que salió a remontar. Con aires renovados, y más intensidad que talento, las ocasiones fueron llegando y en el minuto 48 Schick batió a Scmeichel aprovechándose de un centro sin aparente peligro. Estaba cubierto el delantero checo, pero su latigazo mordido sorprendió colándose junto al palo.

placeholder Schick dejó su último tanto en estos cuartos de final. (Reuters)
Schick dejó su último tanto en estos cuartos de final. (Reuters)

No acabó el partido Schick para sorpresa de la afición checa. Tenía una explicación, el delantero del Leverkusen se echó la mano a la parte posterior del muslo, tocado tras el esfuerzo físico brutal que dio durante 80 minutos.

Consciente del peligro que estaba causando República Checa a base de esos balones largos, el seleccionador Hjulmand dio entrada a Poulsen, el espigado delantero del Red Bull Leipzig. Su fuerza física, y su calidad para aguantar la pelota, permitió respirar a los daneses. En sus botas llegaron las mejores ocasiones de Dinamarca. Trataría la República Checa de encontrar el ansiado gol del empate a base de centros al área en los últimos minutos, aunque el partido moriría con el 1-2 en el marcador.

El temprano gol de los daneses

Salió eléctrica Dinamarca a afrontar estos cuartos de final. En apenas cinco minutos ya iban por delante gracias a un empuje combinado con la calidad de sus jugadores ofensivos. Stryger Larsen puso un centro perfecto desde el córner para que Delaney rematase a gol. El mediocentro del Borussia de Dortmunt pudo ejecutar el cabezazo completamente solo, en una muy mala defensa de una jugada a balón parado por parte de los checos.

Foto: Italia celebra el tanto de Barella. (Reuters)

Poca cosa ofreció en esa primera mitad la República Checa, buscando algún nuevo zarpazo de Schick, convertido en esta Eurocopa en aquel Milan Baros del 2004. Pero se le notaron las costuras a una selección trabajada, pero sin demasiado talento individual. Dinamarca continuó creando peligro gracias a sus contraataques y así llegaría su segundo tanto. Toda una delicatessen por parte de Maehle, que puso un centro con el exterior de su pierna derecha para que Dolberg, tras fallo de Braithwaite, marcase a placer. Schmeichel a punto estuvo de costarle un disgusto a sus compañeros al conceder un balón franco para el ataque checo, pero el propio portero se encargó de evitar el gol de Holes en la ocasión más clara del equipo de Jaroslav Silhavy.

Eurocopa República Checa Kasper Schmeichel Dinamarca
El redactor recomienda