Alemania pasa por encima de Portugal y pone el grupo de la muerte al rojo vivo (2-4)
  1. Deportes
  2. Fútbol
EUROCOPA 2021

Alemania pasa por encima de Portugal y pone el grupo de la muerte al rojo vivo (2-4)

La selección teutona destrozó el sistema defensivo luso hasta desesperar a Cristiano Ronaldo. La victoria alemana deja el Portugal-Francia como un partido decisivo

placeholder Foto: Cristiano Ronaldo se desespera durante el encuentro. (Reuters)
Cristiano Ronaldo se desespera durante el encuentro. (Reuters)

Alemania destrozó a una de las máximas favoritas a alzar la presente Eurocopa este verano: Portugal. La actual campeona europea fue un juguete en las manos de la selección de Joachim Löw y fue a contracorriente durante la mayor parte del encuentro a pesar de abrir la lata gracias a un gol de Cristiano Ronaldo al contragolpe. La extraordinaria reacción teutona abrió en canal al combinado de Fernando Santos hasta recoger los frutos. Dos goles en propia puerta (Rúben Dias y Raphaël Guerreiro) y otros dos tantos de Kai Havertz y Robin Gosens pusieron muy cuesta arriba el encuentro para los lusos y dinamitaron una de sus mayores virtudes en 2016: la solidez defensiva. El 4-2 final deja el grupo de la muerte al rojo vivo y deja un Portugal-Francia (miércoles, 21:00) de infarto. Francia es primera (cuatro puntos), Portugal segunda (tres puntos) y Alemania tercera (cuatro puntos).

placeholder Los alemanes celebran un tanto. (Reuters)
Los alemanes celebran un tanto. (Reuters)

La selección germana inició el encuentro en modo apisonadora. Sin especular. Soltando a sus laterales (Gosens y Kimmich). Plantándose en la frontal del área. Bombardeando los dominios de Rui Patrício y poniendo a prueba la pareja Pepe-Rúben Dias. La selección de Löw, contra las cuerdas después de caer ante Francia, necesitaba dar un golpe en la mesa para respirar oxígeno en forma de victoria. Tan decidida fue su puesta en escena que acabó por empotrar a la actual campeona de Europa en su propia área. Los hombres de Fernando Santos, atónitos por la vigorosidad, verticalidad y peligrosidad alemana en los primeros minutos se conformaba con resistir como podía. Tocaba pasar la tormenta como se pudiese y achicar agua a marchas forzadas.

Müller cargaba el corazón del área, pero no llegaba a atinar. Gosens inauguraba el marcador, pero su tanto era anulado. Gnabry probaba suerte y su disparo se marchaba acariciando la red. Las razones eran múltiples y, sin embargo, el resultado siempre era el mismo. Portugal sobrevivía y Alemania no conseguía marcar. La selección lusa lo aprovechó. Al primer contragolpe trenzado por Bernardo Silva, Bruno Fernandes y Cristiano Ronaldo, el delantero de la Juventus culminó la jugada para adelantar a los suyos.

placeholder Cristiano se lamenta ante la superioridad de Alemania. (Reuters)
Cristiano se lamenta ante la superioridad de Alemania. (Reuters)

El gol no amedrentó a los teutones. Al contrario, solo hizo que creyeran más en su idea. Y que Portugal diese por bueno su planteamiento. El resultado engañó a los lusos. Havertz pisaba el área. Kimmich ponía en jaque todo el sistema defensivo portugués con sus precisos envíos y Gosens llegaba al segundo palo como una exhalación. Tanto fue el cántaro a la fuente que se terminó rompiendo ante la insistencia teutona. No fue Gnabry, Müller ni Havertz, sino el propio Dias quien anotó el primer gol alemán en un desafortunado despeje. Guerreiro lo emularía antes de cerrar la primera parte cuando un pase de Kimmich para Gosens terminó con el centro del segundo y el remate de Guerreiro en su propia meta. Alemania se marchaba al descanso por encima y no dejaría de repetir sistemáticamente su torrente ofensivo.

Fue salir en la segunda parte y matar el partido. Havertz, con más acierto que alegría en la definición, ponía el 1-3 y Portugal empezaba a pensar en cómo derrotar a la actual campeona del mundo el próximo miércoles. De lado a lado, Alemania zarandeaba al combinado luso, perdido entre el arsenal de recursos ofensivos que mostraban los de Löw. Así llegó el 1-4 del magnífico Gosens. Una flecha afilada por la izquierda. La réplica perfecta de Kimmich (en la derecha). El gol de Diego Jota tras el pase de Cristiano Ronaldo solo sirvió para maquillar un marcador que evidenció la escandalosa superioridad alemana.

Eurocopa Cristiano Ronaldo Portugal