Es noticia
Menú
El último escándalo de Murthy: se queda con el 40% de las entradas de la final de Copa
  1. Deportes
  2. Fútbol
El dirigente se queda 4.700 entradas más

El último escándalo de Murthy: se queda con el 40% de las entradas de la final de Copa

El presidente del Valencia hace acopio de 8.000 localidades y deja fuera del reparto a los más de 23.000 peñistas. Un error informático de la web del club ha permitido destaparlo

Foto: Murthy ha protagonizado numerosos enfrentamientos con la grada valencianista. (EFE/EPA/Will Oliver)
Murthy ha protagonizado numerosos enfrentamientos con la grada valencianista. (EFE/EPA/Will Oliver)

Es un principio básico de economía: la enorme demanda sobre algo lo convierte en oro. Cada una de las entradas para la final de Copa del Rey, el día 23 en La Cartuja de Sevilla, entre el Betis y el Valencia, se han convertido en un tesoro. Y el presidente valencianista, Anil Murthy, se ha hecho con un botín de 8.000 localidades, el 38% del total concedidas por la Federación española a la sociedad de Mestalla (20.757), desatando una ola de indignación entre la hinchada blanquinegra. Murthy las distribuirá a su antojo entre abonados vip, Asociación de Futbolistas, jugadores de la Academia, Asociación del Pequeño Accionista y empleados. Al abonado "raso", como le llaman desde el VCF, solo le han dejado 12.886, siguiendo los requisitos marcados de 8 años de antigüedad de los socios y el 80% de la asistencia esta temporada a los partidos.

Foto: Cañizares, en Mestalla. (EFE)

El Valencia CF tiene 31.534 abonados y han quedado fuera del reparto las 346 peñas y los más de 23.000 afiliados. La directiva de la Agrupación de Peñas, muy crítica con el máximo accionista del VCF (Peter Lim), ya fue desahuciada en septiembre pasado de las oficinas que usaba desde hacía muchos años, propiedad del club. El Betis, por contra, ha distribuido el 85% de las entradas que le corresponde entre 17.720 de sus socios, exigiendo tan solo el criterio de antigüedad. La sociedad bética, con 51.000 socios, se ha quedado 3.000 para sus compromisos.

placeholder Protesta contra Peter Lim entre la afición del Valencia. (EFE/Kai Försterlin)
Protesta contra Peter Lim entre la afición del Valencia. (EFE/Kai Försterlin)

Quizá por eso, el Valencia, en un primer momento, intentó engañar a sus aficionados con un comunicado en su página web que hablaba de poner "a la venta un total de 17.497 entradas en el Gol Norte del estadio de La Cartuja", aunque después matizara con un "una vez descontados los compromisos del club". Esos compromisos los ha cifrado en 4.740 localidades, que se añaden a las 3.260 ya descontadas anteriormente.

Foto: Gaya, capitán del Valencia, en una imagen de archivo. (EFE/Kai Forsteling)

A partir de un error informático en la web del Valencia, el 'pastel' lo ha descubierto un técnico del programa radiofónico "Tribuna Deportiva" al tener acceso al número de abonados del club (31.534) y si cumplían los requisitos de antigüedad y asistencia (13.565), reducidos a 12.886 porque la entidad solo pondrá a la venta el 95% del total. El error podría ser delito de revelación de secretos de los 31.534 abonados. La errática dirección por parte de Lim ha llevado al Valencia a perder 10.000 abonados en los últimos cuatro años.

La final de Copa, alcanzada por el equipo de Bordalás tras eliminar al Athletic en semifinales, está siendo muy accidentada para los dirigentes del Valencia. En el acuerdo del pasado 18 de marzo para el reparto de las entradas entre los dos clubes finalistas, 21.000 para cada uno (un 40% del aforo), el presidente Murthy decidió no enviar a ningún representante. Así lo expresó la federación española de fútbol: "El presidente de la RFEF, Luis Rubiales, había convocado este viernes en Las Rozas a los presidentes del Real Betis Balompié y del Valencia CF, Ángel Haro y Anil Murthy, pero únicamente se ha presentado una delegación del equipo sevillano". El dirigente singapurés decidió mostrar así su menosprecio hacia Rubiales, con quien mantiene un contencioso a cuenta de la distribución del dinero de la Supercopa de 2020 celebrada en Arabia Saudí.

Es un principio básico de economía: la enorme demanda sobre algo lo convierte en oro. Cada una de las entradas para la final de Copa del Rey, el día 23 en La Cartuja de Sevilla, entre el Betis y el Valencia, se han convertido en un tesoro. Y el presidente valencianista, Anil Murthy, se ha hecho con un botín de 8.000 localidades, el 38% del total concedidas por la Federación española a la sociedad de Mestalla (20.757), desatando una ola de indignación entre la hinchada blanquinegra. Murthy las distribuirá a su antojo entre abonados vip, Asociación de Futbolistas, jugadores de la Academia, Asociación del Pequeño Accionista y empleados. Al abonado "raso", como le llaman desde el VCF, solo le han dejado 12.886, siguiendo los requisitos marcados de 8 años de antigüedad de los socios y el 80% de la asistencia esta temporada a los partidos.

Valencia CF Peter Lim