Es noticia
Menú
"Es y será intocable": el todoterreno Camavinga o cómo llevar al Madrid a creer en la decimoquinta
  1. Deportes
  2. Fútbol
PARTIDO BRILLANTE ANTE EL LIVERPOOL

"Es y será intocable": el todoterreno Camavinga o cómo llevar al Madrid a creer en la decimoquinta

El centrocampista francés se ha convertido en una de las piezas fundamentales del esquema blanco, un jugador versátil, potente y fino estilista que sabe dar al equipo lo que necesita

Foto: Camavinga, un imprescindible para Ancelotti. (Reuters/Juan Medina)
Camavinga, un imprescindible para Ancelotti. (Reuters/Juan Medina)

El Real Madrid ya está en cuartos de final de la Champions, después de acabar con el Liverpool en una eliminatoria en la que el conjunto blanco fue muy superior (6-2, en el cómputo global). Los de Carlo Ancelotti, una vez más, vuelven a meterse entre los ocho mejores equipos de Europa, donde este viernes conocerán a su próximo rival en busca del decimoquinto entorchado europeo de su historia. Y, si algo ha quedado claro, es que Carletto tiene a un intocable: Eduardo Camavinga.

Cuando la pasada temporada el Real Madrid anunciaba el fichaje de Camavinga por 35 millones, muchos aficionados no entendían el desembolso por el jugador. Si por algo destaca el equipo madridista —especialmente la pasada temporada— es por contar con muchos jugadores en el medio del campo, por lo que su incorporación no terminaba de verse con buenos ojos. Solo necesitó un par de partidos para confirmar que era un futbolista diferente, de esos capaces de cambiar un partido.

Foto: Salah se lamenta tras volver a caer contra el equipo blanco. (Reuters/Juan Medina)

El centrocampista francés pronto demostró que no era un pivote al uso, sino que era mucho más: robaba, distribuía, combinaba, rompía líneas y, sobre todo, metía una intensidad en el campo que terminaba por contagiar a sus compañeros. De hecho, fue un jugador fundamental en las remontadas de Champions del pasado curso donde, incluso partiendo como lateral izquierdo, demostró una capacidad para dar un plus técnico y físico al equipo que lo hacía imparable.

Sin embargo, algo cambió este verano. A pesar de la salida de Casemiro, la llegada de Aurélien Tchouaméni, los intocables Luka Modric, Toni Kroos y Fede Valverde, más la aportación de Dani Ceballos, hacían pensar que Camavinga contaría con menos minutos. Sobre todo porque la llegada de su compatriota para ocupar el pivote le relegaba a posiciones de interior, mucho más competidas que, especialmente en partidos grandes, le relegarían al papel de revulsivo.

Pero nada más lejos de la realidad. Es cierto que en los primeros compases de curso comenzó como suplente, aunque siempre teniendo minutos, una etapa que coincidió con la explosión de un Tchoauméni que llegó al Real Madrid mostrando un enorme nivel. El pivote justificaba el desembolso de 80 millones del conjunto blanco y Camavinga aprovechaba las oportunidades que iba teniendo. Pero el trabajo, la paciencia y la constancia le han vuelto a recompensar.

Y es que las lesiones han dejado a Tchouaméni en el dique seco durante ocho partidos. Y, por si fuera poco, la versatilidad de Camavinga le ha permitido aprovechar la plaga de bajas en la defensa para jugar como lateral izquierdo hasta ocho encuentros. Ambas situaciones le han permitido jugar como titular 17 de los últimos 18 partidos, muchos de ellos completos, y hacerlo en diversas posiciones para convertirse en el gran todoterreno de Ancelotti sobre el césped.

Antes del partido, Ancelotti era claro con el jugador: "Camavinga es intocable y será intocable durante muchos años en el Madrid". Y, ante el Liverpool, lo demostró con creces: un 87% de acierto en pases (53 de 61), seis duelos ganados, dos robos de balón y un disparo al larguero le convirtieron en el jugador más destacado del partido. Y entre los datos que no muestra la estadística están el pase que da inicio al gol de Benzema y un despliegue físico básico para frenar a los reds.

Camavinga se ha convertido en un jugador fundamental para Ancelotti. No es menos cierto que algunos fallos en salida de balón han penalizado al Madrid en los últimos partidos, pero el técnico lo exculpa: "Hay cosas que tiene que mejorar, pero luego hace un partido tan bueno que la gente se olvida de los errores que comete". Y no olvidemos que solo tiene 20 años: ya se ha convertido en el pulmón del Madrid y en la gran razón del Madrid para creer en una nueva Champions.

El Real Madrid ya está en cuartos de final de la Champions, después de acabar con el Liverpool en una eliminatoria en la que el conjunto blanco fue muy superior (6-2, en el cómputo global). Los de Carlo Ancelotti, una vez más, vuelven a meterse entre los ocho mejores equipos de Europa, donde este viernes conocerán a su próximo rival en busca del decimoquinto entorchado europeo de su historia. Y, si algo ha quedado claro, es que Carletto tiene a un intocable: Eduardo Camavinga.

Real Madrid
El redactor recomienda