"HAN SIDO MÁS LISTOS QUE NOSOTROS"

El gol que retrata la 'empanada' del Barcelona y lo elimina de la Champions

El FC Barcelona se durmió en su saque de esquina y dejó rematar a Origi completamente solo. Alexander-Arnold estuvo más rápido que todos y encontró a su compañero con un gran pase

Foto: Origi marcó dos de los cuatro goles del Liverpool ante el Barcelona. (EFE)
Origi marcó dos de los cuatro goles del Liverpool ante el Barcelona. (EFE)
Autor
Tiempo de lectura2'

"Han sido más listos que nosotros". A Sergio Busquets le costaba a hablar ante las cámaras de Movistar nada más terminar el partido en Anfield (4-0), pero acertó a dar esa explicación a uno de los goles más inexplicables de historia de la Champions, al menos en sus rondas finales. Y sin duda uno de los más inexplicables que ha encajado el FC barcelona. Con 3-0 en el marcador y la eliminatoria empatada, lo menos que se supone a los jugadores es tensión y concentración, pero fue eso lo que le faltó a los azulgrana. Alexander-Arnold, en un ejemplo de genialidad y viveza, vio que su compañero Origi estaba solo en la frontal del área pequeña y le puso un pase raso para que marcara el gol que clasificaba al Liverpool.

Fue un error muy difícil de ver en un partido de este nivel, si es que alguna vez se ha visto. "Un fallo de todos por despistarnos", dijo Busquets. Sin contar a Ter Stegen, en el área había siete jugadores del Barcelona, más uno en la línea lateral que vio pasar cerca de él el balón. Piqué era el jugador más cercano al delantero del Liverpool, pero no le estaba marcando y no le dio tiempo a reaccionar. Origi remató con la derecha a la escuadra más lejana y marcó.

El segundo gol de Origi, el cuarto del Liverpool al FC Barcelona. (Reuters)
El segundo gol de Origi, el cuarto del Liverpool al FC Barcelona. (Reuters)

El delantero belga pasará a los libros de historia del fútbol como el autor del gol que metió al Liverpool en la final del Wanda Metropolitano, pero en el recuerdo de cualquier aficionado, la acción de Alexander-Arnold ocupará un lugar destacado. Él es el autor intelectual, el principal culpable. Él forzó el saque de esquina y él se dispuso a sacarlo. El plan era que lo hiciera Shaqiri, y en cuanto Alexander-Arnold lo vio acercarse se apartó para que se encargara el suizo. Pero mientras se alejaba vio de reojo que Origi estaba solo y dio media vuelta para darle el pase. Todo en un par de segundos. Una exhibición de reflejos.

"En el cuarto gol parecíamos juveniles", dijo Luis Suárez. Con todo el respeto para los juveniles. El Barcelona no encuentra explicación a un gol que no va a olvidar en la vida. Un error con una grave consecuencia: adiós a la final de la Champions, adiós a un posible triplete y quién sabe si adiós a alguna cosa más en verano.

Champions

El redactor recomienda

Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
10 comentarios
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios