no se dio la carambola esperada

El Atlético de Madrid se deberá agarrar a "la mierda" de la Europa League

No se dio la carambola y el Atlético de Madrid quedó eliminado de la Champions League. Duro golpe para la institución, que más pronto que tarde se ilusionará con la Europa League

Foto: Los jugadores del Atlético se fueron cariacontecidos tras consumarse la eliminación de la Champions League. (Reuters)
Los jugadores del Atlético se fueron cariacontecidos tras consumarse la eliminación de la Champions League. (Reuters)

“A día de hoy, te diría que la Europa League es una mierda”. Le salió del alma a Gabi la contundente afirmación. Noqueado el ánimo del vestuario tras empatar en el Wanda Metropolitano ante el modesto Qarabag de Azerbaiyán, el capitán reflejó la tremenda desolación que lo invadía todo en el Atlético de Madrid. En la última jornada de grupos de la Champions League, el milagro esperado no se produjo y la escuadra de Simeone se deberá conformar con disputar la segunda competición europea. Hoy, las sombras lo cubren todo, pero es un torneo que guarda cosas muy positivas que son de sobra conocidas por los rojiblancos. Superado el mal trago, la Europa League se mirará con otros ojos con el tiempo. Ahora es lo que dijo el capitán... El fracaso quedó sellado en Londres, aunque Simeone no lo considere como tal.

El fracaso firmado en la Champions League es incuestionable. El Atlético de Madrid fue incapaz de ganar al más modesto del grupo, ni a domicilio ni en casa. El golpe ha dejado tocado al vestuario porque ganar el gran torneo es una histórica obsesión para la institución, aumentada en los últimos años tras caer en dos finales frente al Real Madrid y quedarse a las puertas de otra. Un puñado de jugadores, los más veteranos, los que han liderado este exitoso ciclo a las órdenes de Simeone, sienten que se les ha escapado otra oportunidad que tal vez no vuelva en sus carreras. De ahí el lamento de Gabi, uno de esos afectados.

Pero lo que hoy son lágrimas, lo saben de sobra, puede tornarse en sonrisas porque la Europa League es un torneo que le ha dado mucho al Atlético de Madrid. En 2010, tras eternos años de sequía en cuanto a sumar títulos se refiere, el equipo ganaba el trofeo en Hamburgo, imponiéndose en la gran final al Fulham. Dos temporadas después se desangraba la escuadra rojiblanca a las órdenes de Gregorio Manzano, pero llegó Simeone y seis meses después de tomar el mando, repetía lo conseguido dos años antes, siendo el rival en la gran final disputada en Bucarest el Athletic Club que dirigía Marcelo Bielsa, que sucumbió por un claro 3-0.

El Atlético de Madrid celebra la Europa League ganada en 2012 en Bucarest. (EFE)
El Atlético de Madrid celebra la Europa League ganada en 2012 en Bucarest. (EFE)

Diego Costa y Vitolo

En la Champions League iba a ser un candidato más al triunfo final, en la Europa League esa candidatura para ganar se multiplica. El Atlético de Madrid es de manera indudable uno de los más firmes aspirantes a plantarse en la gran final que se disputará en Lyon el próximo 16 de mayo. No reportará a las arcas rojiblancas esos millones que en los últimos años ha ganado con la competición mayor, pero un triunfo final en la menor garantiza la presencia del campeón en la fase previa del torneo maldito hasta ahora para la institución madrileña. El mal papel realizado por el equipo en esta fase de grupo puede llegar a costarle unos 30 millones de euros a la economía de la entidad.

A partir de enero, el Atlético de Madrid será un equipo mucho más temible de lo que es ahora. Con Griezmann recuperado para la causa, tras semanas de intensa preocupación interna por su pobre rendimiento y actitud, los refuerzos de Diego Costa y Vitolo están llamados a impulsar con energía la nave atlética. Dos incorporaciones de máximo nivel, fundamentales para soñar con otro título europeo, también para pujar por la Liga y la Copa del Rey.

El Cholo Simeone, durante el partido disputado en Stamford Bridge. (Reuters)
El Cholo Simeone, durante el partido disputado en Stamford Bridge. (Reuters)

“No es un fracaso”

Ganó la Liga de la temporada 2013/2014 y unos meses después la Supercopa de España en una final disputada ante el Real Madrid, pero a partir de entonces, sequía absoluta. Tres largos años sin añadir un trofeo a las vitrinas, cuando antes ganó uno al año en la primera etapa del Cholo en el club. Certificado en Londres ante el Chelsea el patinazo en la Champions League, la Europa League pasa a ser ahora un objetivo prioritario para Simeone y sus huestes. Enemigo de primera categoría para los millonarios del fútbol europeo los últimos años, el Atleti se convierte en uno de los rivales a batir en la segunda competición. Toca reciclarse, que lo hará...

“No, no es un fracaso, porque es una situación que se podía dar”, sentenció Simeone tras el partido, reconociendo: “No hemos tenido contundencia en esta Champions League y lo hemos pagado”. “Aunque sea difícil de explicar, porque hemos sido eliminados, considero que estamos bien”, enfatizó el entrenador argentino. “El equipo está y vamos a competir. Lo que ha sucedido nos abre una nueva ilusión para seguir peleando”, dijo para acabar el estratega. La Europa League le acabará ilusionando...

Champions

El redactor recomienda

Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
10 comentarios
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios