El ex del Madrid está invicto esta temporada

Albiol, talismán del Nápoles y muro 'anti-Ramos'

El zaguero español vuelve a la que fue su casa con una misión: contener el juego aéreo de los blancos. Los italianos no saben lo que es perder con el valenciano sobre el verde

Foto: Albiol, al cruce de Abate durante el Milan-Nápoles disputado en el Giuseppe Meaza. (EFE)
Albiol, al cruce de Abate durante el Milan-Nápoles disputado en el Giuseppe Meaza. (EFE)

Si hay una eliminatoria europea con profundo aroma español, esa es la que enfrenta a Real Madrid y Nápoles por un lugar en los cuartos de final de la Champions. El conjunto italiano presentará hasta tres futbolistas hispanos en su once de salida (Reina, Albiol y Callejón), con el añadido de que los dos últimos son viejos conocidos para la parroquia del Bernabéu. Mientras que el exterior granadino volverá a entrar de lleno en los planes de Maurizio Sarri tras perderse el choque liguero ante el Genoa por sanción, el central internacional será un día más el jefe de la zaga partenopea junto al senegalés Kalidou Koulibaly, la dupla preferida del técnico napolitano.

El hombre que sucedió a Rafa Benítez en el banquillo de los del San Paolo pudo al fin contar con ambos en el mismo once el pasado viernes frente a los ‘dorianos’ después de más de dos meses en los que se había visto obligado a romper por causa mayor un binomio infalible sobre el verde. Cierto es que el valenciano y el africano apenas han actuado juntos en diez ocasiones esta campaña (seis en Liga, cuatro en Champions), pero cada vez que lo han hecho el Nápoles ha salido indemne (ocho triunfos y dos empates).

Lamentablemente para los intereses del conjunto ‘azzurro’, la distensión muscular del flexor izquierdo sufrida por el ex madridista en septiembre, que le tuvo prácticamente dos meses parado, y la Copa de África, que arrastró al senegalés hasta Gabón por un periodo similar, le han privado durante más tiempo del deseado de dos de sus piezas clave. Al menos, Sarri vuelve a disponer de sus servicios para afrontar el duelo más importante del año.

La necesidad de ganar altura, dada la escasa estatura media del cuadro italiano, convierte en fundamental la presencia en el once de sus dos ‘torres’, a la par que zagueros más experimentados. Y es que el tándem Albiol-Koulibaly tendrá la complicadísima misión de evitar que los ‘aviones’ merengues se adueñen del área defendida por el madrileño Reina en las acciones de estrategia que generen los de Zidane a los largo de los 180 minutos de la eliminatoria.

La probada eficacia en el juego aéreo de los Ramos, Cristiano, Benzema, Varane o Pepe, como demuestra el hecho de que el Real Madrid es, junto al Arsenal, la escuadra europea que más convierte (13 goles) por alto, es de hecho la mayor pesadilla del estratega transalpino, que ha tratado de aleccionar a sus pupilos en las sesiones previas al gran choque de esta noche para tratar de minimizar el enorme peligro que supone el vigente campeón continental cada vez que logra poner un balón en la zona de influencia del meta enemigo.

Sea como fuere, al supersticioso Sarri le tranquiliza bastante saber que sobre el césped del coliseo de Concha Espina estará su hombre talismán, que no es otro que el propio Albiol. El de Villamarchante es el único integrante del plantel napolitano que no sabe lo que es perder en el presente ejercicio. De los 21 encuentros en los que ha participado, su equipo salió triunfante en 16 ocasiones y empató los cinco restantes. Curiosamente, el rival del Madrid perdió de manera consecutiva los tres choques (Atalanta, Roma y Besiktas) que siguieron al de la lesión de Albiol, producida frente al Benfica en Liga de Campeones, saldada con victoria partenopea por 4-2. El zaguero internacional español tampoco estuvo presente en la derrota sufrida por los suyos en Turín frente a la Juve el pasado 29 de octubre, última en la serie de cuatro que acumulan los de Sarri hasta la fecha.

Dries Mertens, frente a Gianluigi Donnarumma, portero del Milan. (REUTERS)
Dries Mertens, frente a Gianluigi Donnarumma, portero del Milan. (REUTERS)

Con su retorno a las canchas el 23 de noviembre frente al Dinamo de Kiev, el Nápoles ha recuperado su condición de invencible: de los 15 duelos que ha disputado desde aquel empate sin goles con los ucranianos, la escuadra transalpina ha ganado once e igualado cuatro, habiendo participado Albiol en ocho de ellos (6 victorias y 2 empates).

El lateral albanés Hisaj se perfila, junto a Callejón, las únicas variantes italianas en el Bernabéu con respecto al once que doblegó en una gran segunda mitad al Genoa cinco días atrás. Precisamente, la notable actuación en ese envite del todoterreno polaco Zielinski, autor del tanto que abría la lata visitante, sirvió para despejar las dudas de Sarri respecto al dueto de acompañantes en el tridente de la medular del eslovaco Hamsik, principal estrella partenopea con permiso del volcánico Dries Mertens, inesperado artillero mayor celeste en Serie A con sus 16 conquistas.

El guineano Amadou Diawara ocupará el timón en la zona ancha, arropado en los costados por los citados Zielinski y Hamsik, relegando al banquillo a los brasileños Jorginho y Allan, a la sazón titulares indiscutibles al inicio de campaña, pero que han ido perdiendo peso con la irrupción de los ex de Bolonia y Empoli. Lorenzo Insigne será, por su parte, el tercer integrante del otro tridente, el de vanguardia, con el que comparecerá este crecido Nápoles en Chamartín dispuesto a tutear al campeón.

Alineaciones probables

Real Madrid: Keylor Navas; Carvajal, Varane, Sergio Ramos, Marcelo; Casemiro, Kroos, Modric; Lucas Vázquez, Cristiano Ronaldo y Benzema.

Nápoles: Reina; Hysaj, Koulibaly, Albiol, Ghoulam; Diawara o Jorginho, Zielinski, Hamsik; Callejón, Insigne y Mertens.

Árbitro: Damir Skomina (Eslovenia).

Estadio: Santiago Bernabéu.

Hora: 20.45. 

Champions

El redactor recomienda

Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
0 comentarios
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios