paseo del barça ante el mönchengladbach

De las tres narices de Luis Enrique a los tres goles de Arda, su cabeza de turco

Señalado por su entrenador por provocar la falta que dio origen al empate del Madrid en el Clásico, Arda aprovechó la pachanga ante el Borussia Mönchengladbach para resarcirse

Foto:

Con el pase a octavos como primero de grupo garantizado, la visita del Borussia Mönchengladbach al Camp Nou era de por sí un mero trámite para el FC Barcelona, aunque el "ganar me importa tres narices" con el que Luis Enrique dijo afrontarla, terminó por convertir todo un partido de Champions en una pachanga. Es de suponer que el técnico asturiano pensaría que su comentario haría gracia a los culés, pues, según él, "tengo la suerte de que he caído siempre muy bien, soy muy gracioso, a lo mejor no en esta sala de prensa, pero sí en el equipo y la afición”. Sin embargo, diga lo que diga el gracioso Luis Enrique, el Barça siempre está obligado a ganar, y más si su rival hace todo lo posible para no llevarle la contraria.

"Hay que disfrutar de esto”, dijo su colega del Gladbach al asomarse al coliseo azulgrana la víspera del partido. Andre Schübert no pasa por su mejor momento en el banquillo de este histórico club europeo, pues no gana desde finales de octubre y su equipo es decimotercero en la Bundesliga. Aún así, el técnico germano también pareció tomarse el encuentro contra el FC Barcelona como una visita turística. Y así, como turistas, debieron de sentirse los alemanes al ser recibidos con una pancarta que, escrita en su idioma, les daba la bienvenida "a Cataluña", acompañada de las ya habituales esteladas.  

“Messi jugará, sí, y lo hará de inicio”, adelantó Luis Enrique. El argentino, a quien ningún partido le importa "tres narices", odia no jugar pudiendo hacerlo y esto es algo que a su entrenador le quedó muy claro tras dejarle la temporada pasada en el banquillo de Anoeta y armarse la que se armó. Ademas, Leo llevaba nueve goles y, según apuntaron algunos medios, buscaba los once goles que el pasado curso hizo Cristiano en la fase de grupos. Messi fue uno de los tres titulares en el once de Luis Enrique y fue él quien al cuarto de hora abrió la lata y puso el 1-0.

Lejos de plantar cara, el Borussia Mönchengladbach salió, siguió y acabó aferrado a una única idea: defenderse por acumulación, sin la mínima intención de discutir el dominio absoluto del Barça. Hasta el minuto 65, Cillessen no vio de cerca a un alemán, en una jugada en la que Mascherano cometió un penalti que el árbitro no vio. Sólo con 4-0, el Gladbach se animó a estirarse, aunque tan tarde como mal.

Messi celebra el primer gol del Barça al Borussia Mönchengladbach. (EFE)
Messi celebra el primer gol del Barça al Borussia Mönchengladbach. (EFE)

La paradoja de Cillessen y Onana

Con Ter Stegen fuera incluso de la convocatoria, el guardameta holandés debutó en Champions. Ya lo hizo en LaLiga, con derrota ante el Alavés (1-2), y en la Copa, con empate (1-1) en Alicante contra el Hércules. En la Liga de Campeones tuvo más suerte, además de ningún trabajo. Curiosamente su puesto en el Ajax lo ocupa un producto de La Masia como es André Onana (2-4-1996), a quien el FC Barcelona dejó marchar a principios de 2015. Tras la venta de Cillesen al Barça por 13 millones de euros, el club holandés cerró la cesión por una temporada de Tim Krul. El veterano guardameta (28 años) del Newcastle llegó lesionado, pero una vez recuperado tampoco ha podido desbancar a Onana de la portería ajacied. Peter Bosz, técnico del Ajax, hizo debutar al camerunés en la Eredivisie tras la salida de Cillessen y sus grandes actuaciones, también en la Europa League, le han permitido ganarse el puesto. Curioso, sí, a la par que para pedir explicaciones a alguien en el Barça...

Además de Cillessen, el defenestrado Aleix Vidal también fue titular, al igual que Umtiti, sustituto de Piqué para formar pareja con Mascherano, y Digne, relevo de Jordi Alba. André Gomes, pitado cuando fue sustituido ante el Real Madrid, se mantuvo en el once, acompañado de otro meritorio como Denis Suárez y, curiosamente, Iniesta. Aunque es cierto que después de regresar de su lesión en el Clásico necesitaba minutos, Andrés sí fue titular. Aunque Luis Enrique diga públicamente lo contrario, da la sensación de que el técnico no termina de tenerle la incontestable consideración que el manchego se merece. A la hora de partido, Iniesta dejó su puesto a Rafinha y cedió el brazalete a Messi. 

Cillessen, ante el jugador del Borussia Monchengladbach Johnson. (EFE)
Cillessen, ante el jugador del Borussia Monchengladbach Johnson. (EFE)

Alcácer sigue sin ver puerta

Para rematar el once, y en ausencia de Neymar -en la grada por sanción y más pendiente de su móvil que del partido- y Luis Suárez -en el banquillo todo el partido por decisión técnica-, Messi estuvo acompañado en ataque por Arda Turan y Paco Alcácer. El valenciano suma ya casi 590 minutos con la camiesta del Barça y aún no ha visto puerta, un dato demoledor para un delantero por el que el club catalán pagó más de 30 millones de euros al Valencia. Normal que sus compañeros le animaran cuando dio una asistencia...

En cuanto a Arda, según el diario 'Sport', la causa por la que el turco había pasado a jugar menos minutos fue por excederse durante la fiesta posterior a la cena de plantilla a la que Luis Suárez invitó para agradecer al equipo su colaboración en la Bota de Oro. Arda no fue convocado para el partido siguiente por una “contusión en el codo” y, para colmo, su entrenador le puso bajo sospecha por la falta que cometió sobre Marcelo en los últimos minutos del Clásico y que provocó el gol de Sergio Ramos. Al inicio de la segunda parte, Arda marcó dos goles prácticamente seguidos y más tarde firmó un 'hat-trick' para de esta forma congraciarse con la grada.

En el partido que a Luis Enrique le importaba "tres narices" ganar, su cabeza de turco particular al menos pudo resarcirse y hasta robó el protagonismo a un Messi al que tampoco se le vio obsesionado por igualar el récord de Cristiano como máximo goleador de la historia en la fase de grupos de la Champions. Eso sí, es posible que al revés no hubiera pasado lo contrario, de ahí tanta insistencia con una marca que tampoco lleva a ningún lado.  Bueno, en realidad, lleva a octavos y como primero de grupo, por delante del Manchester City de Guardiola, que volvió a tropezar, de nuevo ante el Celtic, pero esta vez en el mismísimo Etihad (1-1).

Ficha técnica:

4 - FC Barcelona: Cillessen; Aleix Vidal, Mascherano, Umtiti, Digne; André Gomes, Denis Suárez, Iniesta (Rafinha, min.61); Messi, Alcácer y Arda (Cardona, min.74).

0 - Borussia Mönchengladbach: Sommer; Christensen, Vestergaard, Jantschke, Elvedi; Strobl, Dahoud (Kramer, min.59), Korb, Schulz (Johnson, min.59); Hazard (Raffael, min.72) y Hahn.

Goles: 1-0: Messi, min.16. 2-0: Arda, min.50. 3-0: Arda, min.53. 4-0: Arda, min.67

Árbitro: Sergei Karasev (RUS). Mostró tarjeta amarilla a Dahoud (min.55).

Incidencias: Partido de la sexta jornada del Grupo C de la Liga de Campeones disputado en el Camp Nou ante 67.157 espectadores. Antes del encuentro se guardó un minuto de silencio por las 71 víctimas del accidente aéreo de Colombia, entre ellas la mayoría de los jugadores del equipo brasileño del Chapecoense. 

Champions

El redactor recomienda

Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
1comentario
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios