Es noticia
Menú
Las consecuencias para Madrid y Barça del "por desgracia" fichaje de Haaland por el City
  1. Deportes
  2. Fútbol
KLOPP EXPLICA LA ELECCIÓN DEL NORUEGO

Las consecuencias para Madrid y Barça del "por desgracia" fichaje de Haaland por el City

Su salida en dirección a Manchester obliga a Florentino Pérez a fichar sí o sí a Mbappé, precisamente utilizado para tapar las calabazas del noruego, y confirma el nuevo farol de Laporta

Foto: Haaland se hace un selfie con un aficionado. (EPA/SASCHA STEINBACH)
Haaland se hace un selfie con un aficionado. (EPA/SASCHA STEINBACH)

"Finalmente, se ha tomado una decisión: Erling Haaland jugará la próxima temporada en el Manchester City. La semana pasada se informó al Real Madrid y al Bayern de Múnich de esta decisión". Así, dejando constancia de las calabazas que le ha dado al Madrid, por más que quiera venderse lo contrario, y confirmar que el interés del FC Barcelona no era sino otro farol de Joan Laporta, el portavoz de la familia Haaland confirmó uno de los fichajes más esperados del mercado futbolístico. El joven delantero noruego tenía tres ofertas para irse del Borussia Dortmund y se ha decantado por la del equipo que entrena Pep Guardiola.

Foto: Mbappé celebra uno de sus goles al Stade Reims con el PSG. (EFE)

Casualmente, el mismo día que se conoció que Haaland se había decantado por la oferta del City, Mbappé viajó a Madrid, en teoría en una visita privada, aunque la noticia no tardó en filtrarse a los medios. Tampoco hace falta tirar mucho del hilo para encontrar las conexiones. Todo queda en casa. Primero, se localizó a Kylian comiendo en un "famoso" restaurante de la capital, junto a su compañero del Paris Saint-Germain y ex madridista Achraf, el hermano de éste y otras dos personas más. Y, horas después, en una cena en otro "famoso" restaurante, a la que también acudió Sergio Ramos, como él mismo se encargó de confirmar en su cuenta de Instagram.

De este modo, la noticia del fichaje de Haaland por el City pasó a un segundo plano, al menos en lo que a la prensa deportiva madrileña se refiere, para dar todo el protagonismo a la presencia de Mbappé a pocos kilómetros del Bernabéu. Eso sí, todas las informaciones estuvieron acompañadas de la coletilla de que su visita a la capital de España no estaba vinculada a un futuro. Sin embargo, ahora con más razón y por más que nadie termine de atreverse a asegurar al cien por cien que así será, Florentino Pérez no puede dejar de fichar a Mbappé, por más que su prioridad sigan siendo las faraónicas obras del Bernabéu y Nasser Al Khelaïfi vaya a intentar hasta el último momento que el francés renueve.

Y es que otra casualidad fue que la visita 'privada' de Mbappé coincidió con el viaje del presidente del PSG a Madrid con motivo de un acto de la ECA, la asociación europea de clubes, que se celebró en el Wanda Metropolitano. Tras el acto, Al Khelaïfi fue a cenar, cómo no, a un "famoso" restaurante, y a su llegada fue preguntado por la posibilidad de ver al todavía delantero del equipo parisino vestido de blanco. "¡Vaya pregunta!", fue la escueta respuesta del engreído dirigente catarí, todo un experto en firmar y romper contratos a base de lo único que tiene: dinero.

placeholder Mbappé, ante Courtois en el Bernabéu. (EFE/Sergio Pérez)
Mbappé, ante Courtois en el Bernabéu. (EFE/Sergio Pérez)

Máxima presión con Mbappé

Es evidente que el Real Madrid priorizaba el fichaje de Mbappé al de Haaland, pero de ahí que cada día que pasa está más obligado a hacerlo real, aunque en este caso no parece que será antes del 30 de junio, cuando el francés finalice su contrato con el PSG, a no ser que los blancos caigan ante el Liverpool en la final de la Champions que se disputa el sábado 28 en París, y todo se precipite. Ahora bien, dejar caer que "en el club" consideran que al noruego le tapa Benzema no tiene ningún sentido, pues si algo ha demostrado Karim es que puede jugar perfectamente de 10 y ceder el protagonismo goleador a Haaland, como en su momento lo hizo con Cristiano Ronaldo.

Los 29 goles en 27 partidos con el RB Salzburgo, 85 en 88 con el Borussia Dortmund y 15 en 17 con Noruega, además de 23 en 19 encuentros de Champions, colocan a Haaland con una media cercana al gol por partido y dejan claro que, como reconoció Jürgen Klopp, "por desgracia es un gran fichaje". Como siempre, el técnico del Liverpool fue de los pocos que aportó una interesante reflexión entre tanto vocero. "El City tiene una forma de jugar muy específica y creo que Erling se dará cuenta de inmediato de que marcará muchos goles llegando al segundo palo, donde solo tendrá que poner el pie. Le va a encantar. Es una bestia", aseguró el alemán.

Foto: Benzema celebra su gol al Espanyol. (Reuters/Susana Vera)

Con el Barça ninguneado al estar fuera del mercado, resulta curioso que Haaland aún no ha llegado al City y ya se hable de que, "a pesar de haber firmado hasta 2027", tiene una cláusula de rescisión en su contrato a partir de 2024, por la que el delantero nórdico podría salir del City a cambio de una cifra en torno a los 150 millones. Efectivamente, tiene mucho más sentido pagar 150 en lugar de los 60 o 70 que ha desembolsado ahora el club inglés. Una cláusula que, además, habría estado negociada por el difunto Mino Raiola y que, para rizar el rizo, tampoco faltan quienes aseguran que está puesta para poder irse al Madrid. Con el Barça, ni cuentan...

"Finalmente, se ha tomado una decisión: Erling Haaland jugará la próxima temporada en el Manchester City. La semana pasada se informó al Real Madrid y al Bayern de Múnich de esta decisión". Así, dejando constancia de las calabazas que le ha dado al Madrid, por más que quiera venderse lo contrario, y confirmar que el interés del FC Barcelona no era sino otro farol de Joan Laporta, el portavoz de la familia Haaland confirmó uno de los fichajes más esperados del mercado futbolístico. El joven delantero noruego tenía tres ofertas para irse del Borussia Dortmund y se ha decantado por la del equipo que entrena Pep Guardiola.

Manchester City Kylian Mbappé Pep Guardiola Cristiano Ronaldo Florentino Pérez Karim Benzema Jürgen Klopp Borussia Dortmund Sergio Ramos