Es noticia
Menú
El audio de Florentino criticando a Benzema... que nunca se escuchará
  1. Deportes
  2. Fútbol
KARIM, EL GATO SE PUSO LAS BOTAS

El audio de Florentino criticando a Benzema... que nunca se escuchará

El presidente del Real Madrid siempre ha sido un defensor del delantero francés, de ahí que pueda presumir ahora de ver cómo todo el mundo está rendido a él, sin necesidad de ser Balón de Oro

Foto: Benzema celebra su gol al Espanyol. (Reuters/Susana Vera)
Benzema celebra su gol al Espanyol. (Reuters/Susana Vera)

Sobra volver a recordar lo que llegó a decirse y escribirse sobre Benzema. No es cuestión de regodearse, aunque sí de destacar que el caso del francés posiblemente sea uno de los mejores ejemplos de la diferencia que hay en el fútbol entre mirar y ver. Mirar es una acción física, comparable a las que realizamos con los brazos o los pies, mientras que ver es algo que pasa en nuestra mente, de manera que podemos mirar y, sin embargo, no ver. Un ejemplo: se puede estar mirando la televisión, el continente, y no estar viendo el programa, es decir, el contenido. Y lo mismo puede decirse de un partido de fútbol: se puede estar mirándolo, y no ver más que el marcador.

Algo así es lo que ha pasado con el enorme delantero del Real Madrid, llamado despectivamente gato por Mourinho y despreciado por gran parte de la prensa, sobre todo en sus injustas comparaciones con Cristiano Ronaldo, a quien tantas veces asistió y quien tanto le debe, como también ha quedado demostrado. Karim fue presentado como jugador blanco el 9 de julio de 2009, tres días después que el portugués. Su fichaje lo gestionó personalmente Florentino Pérez, algo que no sucedió con el de Cristiano, pues este lo dejó cerrado Ramón Calderón, quien, en una entrevista concedida a este diario, aseguró que su predecesor en el cargo intentó romper.

Foto: Benzema celebra su gol ante el Sevilla. (Reuters/Marcelo Del Pozo)

Puntualizado esto, casi trece años después podemos decir que Benzema es el mejor fichaje de Florentino, pues sigue demostrando que los cerca de 40 millones, entre el fijo y los variables, que el Real Madrid pagó por él al Olympique de Lyon están amortizados, donde mejor pueden estarlo, en el campo. Aunque para comprobar el enorme futbolista que es no hacía falta que se hinchara a marcar goles, Benzema aprovechó el enorme vacío que dejó Cristiano en materia goleadora para demostrar que, sin ser un 9 puramente finalizador, sino también definidor, puede autodefinirse y ser él quien finalice las jugadas.

Sus números están ahí: 30 goles y 11 asistencias en la temporada 2018-19; 27 y 11 en la 19-20; 30 y 9 en la 20-21, y, de momento, 42 goles y 13 asistencias en la actual. En total, 129 goles y 44 asistencias. En la Liga, cuyo título certificó este sábado el Real Madrid, Karim ha marcado el 35% de los 73 goles del equipo, con 26 en los 30 partidos que ha jugado, repartidos en 18 y para bien abrir o dar el triunfo, de ahí que pueda decirse que han valido para sumar más de la mitad de los 81 puntos que lleva el conjunto blanco, concretamente 43.

placeholder Cristiano y Benzema celebran un gol del Real Madrid. (Reuters/Sergio Pérez)
Cristiano y Benzema celebran un gol del Real Madrid. (Reuters/Sergio Pérez)

Un jugador de equipo

Además, el francés no ha dejado de aportar lo que mejor se le da, jugar para sus compañeros, a quienes ha regalado 11 asistencias solo en Liga para que marcaran gol. Y es que Karim ha demostrado que tiene gol, aunque, ante todo, es un jugador de equipo. Entiende el fútbol como el juego colectivo, si bien, por sus características, al tratarse de un deporte de habilidades abiertas, también destaca por su calidad técnica, que le permite brillar en acciones individuales. Y en eso, el francés también ha demostrado que, como dijo Carlo Ancelotti, cada vez es mejor, pues ha asumido el liderazgo que a un futbolista de su nivel le corresponde.

Pero, siguiendo con la faceta que le ha servido para que aquellos que le miraban con recelo y ahora le ven como el crack que es, con 218 goles en 413 partidos, Benzema ha superado al mítico Di Stefano (216) y ya está a tan solo 10 de Raúl (228). Cazar a Cristiano, que abandonó el Real Madrid dejando una marca de 312 goles, se antoja más complicado. Aunque él no tiene esa ambición, ni tampoco a un jugador como él a su lado que le asista, como él asistió a CR7, Benzema ha demostrado que es un gato que se ha puesto las botas y, de paso, ha cerrado muchas bocas,

Eso sí, no la de Florentino, quien le fichó y siempre ha creído en él. "Benzema ha sido bueno ahora y desde que vino", declaró el presidente del Real Madrid a los micrófonos de Movistar+ después de ganar LaLiga y sin olvidarse de volver a reclamar al Balón de Oro para el francés. A diferencia de los Casillas, Raúl, Figo, Del Bosque, Coentrao, Mourinho, Özil, Míchel o Guti, de Florentino Pérez no se escuchará un audio hablando mal de Karim, el futbolista que le hizo levantarse de su asiento en el palco de Gerland, el campo del Olympique de Lyon, el club y la ciudad de la que salió Benzema para hacer historia en el Real Madrid.

Sobra volver a recordar lo que llegó a decirse y escribirse sobre Benzema. No es cuestión de regodearse, aunque sí de destacar que el caso del francés posiblemente sea uno de los mejores ejemplos de la diferencia que hay en el fútbol entre mirar y ver. Mirar es una acción física, comparable a las que realizamos con los brazos o los pies, mientras que ver es algo que pasa en nuestra mente, de manera que podemos mirar y, sin embargo, no ver. Un ejemplo: se puede estar mirando la televisión, el continente, y no estar viendo el programa, es decir, el contenido. Y lo mismo puede decirse de un partido de fútbol: se puede estar mirándolo, y no ver más que el marcador.

Karim Benzema Florentino Pérez Cristiano Ronaldo José Mourinho Fabio Coentrao Iker Casillas Raúl González Blanco Vicente del Bosque
El redactor recomienda