Por qué la 'magia' de Ancelotti provoca que Vinícius siembre el pánico entre sus rivales
  1. Deportes
  2. Fútbol
No hay quien le pare

Por qué la 'magia' de Ancelotti provoca que Vinícius siembre el pánico entre sus rivales

El brasileño es el máximo regateador y el segundo máximo goleador del campeonato. Condiciona planteamientos y su explosión goleadora le ha catapultado hacia el estrellato

Foto: Vinícius Júnior huye del defensor del Elche, Pedro Bigas. (EFE)
Vinícius Júnior huye del defensor del Elche, Pedro Bigas. (EFE)

Es habitual observar a los rivales del Real Madrid encerrarse en su campo, buscar cobijo cerca de su portero, y reducir los espacios a la espalda de su defensa. Lo hizo el propio Barça en El Clásico por momentos, Osasuna en su visita al Santiago Bernabéu (0-0) y el Elche en su casa. No es casualidad ni anecdótico. Es el resultado de tener que defender a Vinícius Júnior. El brasileño es, sin duda alguna, el futbolista más desequilibrante de LaLiga (máximo regateador del campeonato con 33 regates) y el extremo más agresivo al espacio en lo que llevamos de curso en España. Está imparable y su mera presencia obliga a los sistemas defensivos a andar con pies de plomo, puesto que un contragolpe del brasileño a campo abierto es sinónimo de clara ocasión de gol.

Foto: Vinícius celebra el primer gol. (EFE)

En el mejor inicio anotador desde que aterrizase en el Santiago Bernabéu (siete goles y tres asistencias en 11 jornadas), el joven delantero se ha apoderado de la banda izquierda hasta convertirse en un fijo para el entrenador italiano. Ya es el segundo elemento más determinante en ataque tras Karim Benzema y se encarga de maquillar su baja con los goles que normalmente debería aportar el '9' blanco. Es la explosión goleadora de un futbolista de tan solo 21 años al que no se le intuye techo después de pulir su definición sin dejar de aportar desequilibrio, imprevisibilidad y personalidad al ataque del Real Madrid. Vinícius es lo que prometía. Una tormenta que desborda defensas en un momento en el que los jugadores especiales escasean.

Si en el pasado contrastaba jugadas de una dificultad técnica extraordinaria con definiciones deficientes, la evolución que ha experimentado en la faceta goleadora ha disparado su importancia en el ecosistema ofensivo blanco. Ya no es que siempre la pida y encare con decisión como antaño, una virtud inherente a su juego. Es que sus compañeros le buscan constantemente porque consideran que es un gran foco de peligro. Vinícius representa la pieza más inestable para un rival que tiene marcado a fuego en su planteamiento defensivo que el brasileño nunca debe recibir en situaciones de 1vs.1. A veces lo consiguen y otras no, pero la intención es colocarle mínimo dos defensores encima, con lo que otros compañeros disfrutan de más espacio.

placeholder Vinícius celebra su gol con Militao. (Reuters)
Vinícius celebra su gol con Militao. (Reuters)

Al brasileño la suerte le ha pillado trabajando. Es el mismo de siempre, pero con una mejor toma de decisiones y una serenidad diferente frente al portero, resultado de un periodo de maduración donde sufrió grandes críticas a pesar de ser un juvenil y salió vencedor. Rebosa confianza y personalidad. Por eso suma siete goles en 14 disparos entre los tres palos en LaLiga. Un disparo cruzado con la zurda y una 'picadita' con la derecha fueron demasiado para el Elche.

La 'magia' de Ancelotti

Preguntado por el nivel del autor del doblete de la victoria, Carlo Ancelotti desveló las razones del estado actual del sudamericano: "No he hecho nada más que darle confianza. No soy un mago. Está con fe y ahora juega más por dentro para buscar el centro del área y rematar. Está aprendiendo poco a poco y lo está haciendo bien". Algo que el propio brasileño también confirmó en la entrevista a pie de campo de Movistar+: "Es un trabajo que vengo haciendo desde mi llegada a Madrid y ahora las cosas están saliendo, los goles están saliendo". Ancelotti nos da la confianza que todos necesitamos. Estoy muy contento por eso".

placeholder Vinícius ya fue una de las claves de la victoria en el Camp Nou. (EFE)
Vinícius ya fue una de las claves de la victoria en el Camp Nou. (EFE)

Asimismo, el extremo blanco explicó la reverencia brindada a Luka Modric en el 0-2 en Elche: "Modric siempre pide que juegue sin balón y me dice que el balón va a llegar. Antes del partido, Modric me pidió que jugara al espacio y luego se lo agradecí". "Lo que ha cambiado por encima de todo es la confianza de Ancelotti en su figura como jugador. Le pone por delante de Hazard y le da más minutos", deslizan desde el entorno del jugador. La velocidad de Vinícius combinada con su verticalidad está siendo uno de los principales argumentos ofensivos del Real Madrid y este hecho ha provocado que adelante al belga por todos los carriles posibles. El grado de desequilibrio y voracidad goleadora que, por jerarquía y expectativas, debería aportar Eden Hazard lo está proporcionando Vinícius.

Dos meses después de aquel consejo del técnico transalpino a Vinícius "tiene calidad en el uno contra uno, para marcar goles le he dicho que es muy difícil marcar tras muchos toques. Hay que marcar en uno o dos toques, y eso ha hecho en su gol", el brasileño es fiable frente al portero y uno de los pocos futbolistas capaces de cambiar un partido en una jugada. La magia de Ancelotti ha transformado a una joya que ha pasado de ser un proyecto de 'crack' a convertirse en una estrella en ciernes. Un jugador que siembra el pánico entre las defensas rivales y condiciona los planteamientos del contrario.