Mourinho quiere volver a ser The Special One: el muro del Tottenham lidera la Premier
  1. Deportes
  2. Fútbol
Son y Kane, dupla goleadora

Mourinho quiere volver a ser The Special One: el muro del Tottenham lidera la Premier

Los Spurs están en lo más alto de la clasificación de la liga inglesa y, tras unas temporadas dubitativas, José Mourinho se ha reencontrado con su estilo futbolístico

Foto: José Mourinho, en una imagen reciente. (Reuters)
José Mourinho, en una imagen reciente. (Reuters)

En las últimas temporadas era difícil incluir a José Mourinho en una lista de los entrenadores más destacados del panorama futbolístico, pero The Special One está empeñado en volver a ser lo que era. Otrora considerado como el técnico que más explotaba vertientes como el contraataque, el portugués atravesó una larga travesía en el desierto en equipos como el Manchester United o el Chelsea, en un segundo desembarco. En estos últimos siete años, desde que abandonara su andadura en el Real Madrid, Mourinho ha levantado trofeos como la Premier League o la Europa League, pero lejos quedaban los halagos. A su fútbol se le atribuía la crítica más feroz que puede recibir un entrenador como él: no tener personalidad en el terreno de juego.

Foto: Pogba y Alisson, abrazados en un pasado Liverpool-Manchester United. (Reuters)

Su manual de estilo acabó sepultado por dos figuras dominantes en el fútbol inglés. La evolución del juego posicional de Pep Guardiola en el Manchester City y la frenética presión de Jurgen Klopp y su Liverpool. Despedido del Manchester United, donde se vio superado por el vestuario y por ese agujero negro de entrenadores que se convirtió el banquillo de los red devils desde la marcha de sir Alex Ferguson, Mourinho se dio un año sabático, recalando como comentarista deportivo de lujo.

El teléfono acabó por sonar y era el Tottenham Hotspurs el que le quería como remplazo de Mauricio Pochettino, entrenador con el que rozaron la Champions League, pero que acabó hundido en la tabla de la liga en los primeros meses de la temporada 2019/20. Un año después, el técnico portugués ha colocado al equipo de Londres líder de la Premier League, siendo además el conjunto que menos goles recibe del campeonato.

placeholder Mourinho, alucinado tras el gol de Son. (EFE)
Mourinho, alucinado tras el gol de Son. (EFE)

José Mourinho vuelve a sonreír en Inglaterra. El pasado fin de semana los Spurs se llevaron el famoso Derbi del Norte de Londres frente al Arsenal de Mikel Arteta. Un partido con mayor trascendencia que tres puntos, un choque de estilos que además fue el primer enfrentamiento de toda la temporada con público en el estadio del Tottenham. Cerca de 2.000 aficionados pudieron ver el fútbol de su equipo en la máxima expresión contra un histórico rival.

El técnico vasco se adueñó de la pelota con rapidez, en un guion firmado por el propio Mourinho. Ni tramos de una posesión superior al 90% a favor de los gunners puso en entredicho el plan de los locales. Dos zarpazos de Heung-min Son y Harry Kane -especialmente estético y de videoconsola el testarazo colocado del coreano- pusieron el 2-0 en el marcador que no se movería hasta el final de los 20 minutos. La avalancha de centros por parte del equipo de Arteta no afectó a la sólida pareja de centrales de Alderweireld y Dier.

Los Spurs han construido un reloj que cada día ofrece más fiabilidad. La primera temporada del entrenador luso en Londres se podría definir como inconsistente, pero su trayectoria en este inicio de Premier League es notable. Solo han concedido una derrota, en la jornada inaugural y frente al Everton de Ancelotti y James Rodríguez. Desde entonces, suman 10 partidos sin conocer la derrota (siete victorias y tres empates). Lloris, guardameta titular y capitán, solo ha tenido que sacar el balón de su red en ocho ocasiones, la mejor marca de toda la liga.

placeholder Mourinho saluda a Bergwijn en el pasado partido. (EFE)
Mourinho saluda a Bergwijn en el pasado partido. (EFE)


Una retahíla de datos con más mérito aun si se señala el durísimo calendario que ha tenido Mourinho en este inicio de Premier. Manchester United, Chelsea, Manchester City y Arsenal ya se han medido a estos renovados Spurs. Solo el Chelsea consiguió puntuar frente a ellos. El Liverpool, en menos de 10 días, es el último equipo del Big Six al que tendrán que hacer frente en la primera vuelta de la competición doméstica.

“No podéis ser agradables”

En la primera temporada como mánager de los Spurs, José Mourinho tuvo claro cuál era el diagnóstico del problema de la plantilla. “Siento, de verdad, que sois un grupo de tíos agradables. Pero durante 90 minutos no podéis serlo. Durante 90 minutos tenéis que ser una panda de cabrones, cabrones inteligentes”, así describió el técnico la necesidad de que la plantilla del Tottenham necesitaba ponerse las pilas en aquel manido “el otro fútbol”. Unas imágenes reflejadas en el documental del club 'All or Nothing: Tottenham Hotspur'.

Mourinho quería guerreros para poder competir como él lo quería y la inversión del mercado de verano fue precisamente destinado a ello. Así llego Pierre-Emile Højbjerg, hasta entonces capitán del Southampton, que se ha convertido en la pieza fundamental de la pizarra del portugués. Un mediocentro puro con buen criterio con la pelota, además del sentido táctico y la agresividad perfecta para soportar el peso de jugar numerosos minutos en campo propio asediado por centros o posesiones largas.

También se realizó una inversión de más de 30 millones de euros para reforzar el lateral izquierdo con la llegada de Sergio Reguilón. El español, que convence a todos menos a Zinédine Zidane, realizó una gran temporada en el Sevilla para hacer las maletas a Londres. En poco tiempo se ha convertido en una baza importante de Mourinho, aportando esa garra que tanto valora el luso. Junto al lateral llegó Gareth Bale, el hijo pródigo de los Spurs que, hasta ahora, sigue siendo un jugador a recuperar para la causa.

placeholder Reguilón, Höjbjerg y Sissoko, músculo para Mourinho. (Reuters)
Reguilón, Höjbjerg y Sissoko, músculo para Mourinho. (Reuters)

La tabla de clasificación no miente, los Spurs lideran una Premier con el Liverpool como máximo rival empatado a puntos, con 24. José Mourinho ha revolucionado al equipo hasta convertirlo en aspirante, aprovechando el bajón de nivel de los propios jugadores de Klopp -envueltos en espirales de lesiones- o de la plantilla del Manchester City. El portugués, que hasta muestra una faceta pública más simpática, utilizó un curioso símil para evitar favoritismo alguno: “El Tottenham no es candidato. Ni siquiera estamos en la carrera. No somos un caballo. No sé cuál es la palabra. Somos los caballos pequeños y jóvenes... Somos solo un poni”. El equipo presidido por Daniel Levy no levanta un trofeo desde la EFL Cup (ahora llamada Carabao Cup por patrocinio) desde el 2008, cuando el español Juande Ramos dirigía al conjunto inglés.

Son y Kane, la dupla más letal de la Premier League

El muro erigido por la defensa del Tottenham no se entiende sin la dupla ofensiva que está sometiendo a la Premier League. Heung-Min Son y Harry Kane han comenzado la temporada a su mejor nivel. El delantero inglés por fin se ha quitado la etiqueta de rematador puro, aunque ya sume más de 150 goles en la competición doméstica. Kane es mucho más que un 9 al uso y lo está demostrando en su conexión con el surcoreano. Bajo la tutela de Mourinho, una y otra vez se está repitiendo el mismo movimiento: Kane abandona su posición de referente en el área para recibir en zona de la mediapunta, o incluso en el círculo central, ahí es cuando Son ataca el espacio y la salida de los centrales, marchándose al desmarque con su velocidad y olfato de gol. Tan fácil de analizar como difícil de defender.

placeholder Kane y Son, celebrando el gol del inglés frente al Arsenal. (Reuters)
Kane y Son, celebrando el gol del inglés frente al Arsenal. (Reuters)

Diez goles suma Son y otros ocho Harry Kane. De estos tantos en la Premier League 2020/21 para el surcoreano, ocho llegan tras una asistencia de su compañero. Una dupla que pasará a la Historia de los récords de la liga a poca que continúen atinados. Stan Collymore dio nueve asistencias a Robbie Fowler, así como Mike Newell a Alan Shearer, en toda la temporada 1995/96. Son y Kane tienen 27 partidos por delante para igualar y superar la marca, según recoge la estadística de SkySports.

Especialmente atento estará Mourinho a la evolución de Harry Kane durante la temporada, ya que el delantero se ha perdido 34 partidos a causa de las lesiones desde el 2019. Sin el inglés, Son pierde a su mayor aliado y, por ende, el ataque de los Spurs se pone en jaque. Será la salud de su delantero centro la que medirá las opciones reales de aspirar a la Premier League del Tottenham. Mourinho ya tiene a sus guerreros, The Special One está listo.

José Mourinho Manchester United Mauricio Pochettino Juande Ramos Liverpool FC Manchester City Chelsea FC Harry Kane Fútbol Premier League